La Perra Que Los Parió y una Antimanija íntima

Gonzalo López Ghiglieri

Gonzalo López Ghiglieri

Periodista especializado en deportes - Hincha del Rojo y ricotero - Voces y güiro en Puro Deskarte. Del Rock y la cumbia. Del fútbol y el fernet.
Gonzalo López Ghiglieri

The Roxy fue el lugar elegido. Y ahí estuvo La Perra Que Los Parió para llevar a cabo su cuarta “Antimanija”, esta especie de previa a un suceso importante. La banda, oriunda de La Boca, se encontró con el público que adquirió su abono para las #5Caravanas que tendrán lugar en La Trastienda a partir del 3 de marzo, y en el reducto de Palermo desató una fiesta íntima.

“Nos gustan los desafíos”, había declarado Nahuel “El Viejo” Amarilla en una charla mano a mano con Corriendo La Voz. Y lo demostraron una vez más agotando todas las localidades del Roxy Live un día martes. La Antimanija de La Perra se convirtió en una fija para calmar la ansiedad frente a la proximidad de un show importante y, ante los privilegiados que pudieron presenciarlo, brindaron un show acorde a las expectativas que genera el ciclo de cinco recitales en La Trastienda de San Telmo.

La cita para los medios periodísticos estuvo pactada temprano y, aunque es martes, nadie quiere perderse la oportunidad de dialogar y compartir un trago con los músicos de la banda. La atención es óptima: variedad de catering con comida y bebida dan la bienvenida a los periodistas presentes y con una organización impecable, los integrantes de La Perra Que Los Parió esperan ser entrevistados para compartir un grato momento antes de subirse al escenario.

Juanchi Espada (guitarras), Jorge Bekme (batería) y Martín Seguel (saxo) son los encargados de dialogar en este encuentro y, cuando son interrogados por las sensaciones que genera el hecho de hacer cinco Trastiendas, los tres se ponen de acuerdo: “es un ciclo que siempre quisimos hacer. La Trastienda es el lugar que más nos gusta y estamos ensayando fuerte para estar a la altura que genera todo esto. El año pasado nos movimos por grandes lugares del conurbano, entonces para volver a Capital teníamos que poner toda la carne al asador”.

Sin embargo, el ciclo al que se refieren no se desarrollará en cinco shows corrientes. Cada uno de ellos tendrá una temática diferente. De esta manera, Juanchi nos destapó algunas de las sorpresas: “cada uno de los shows va a tener una temática. Se va a tocar un disco entero por recital, ¡pero ojo! Porque también sonarán los clásicos que a la gente más les gusta. Además, todo estará adaptado acorde a la temática del día, desde lo musical hasta la escenografía. Entonces, sumado a todo esto, también presentaremos temas nuevos, habrá reversiones de algunas canciones e invitados que serán sorpresa hasta ese día. Todos los shows serán distintos”.

La charla se interrumpe un instante ante la aparición de El Viejo, que no para de moverse por todo el lugar saludando y hablando con cada uno de los presentes. A los chicos de La Perra se los nota tranquilos pero ansiosos por subirse al escenario del Roxy:  “Nahuel vino muchas veces a cantar acá como invitado de otras bandas amigas, pero con La Perra nunca tocamos. El lugar está buenísimo y es ideal para hacer la Antimanija para encontrarnos con la gente y la familia. Quédense, que antes de que toquemos nosotros hay una sorpresita”, nos dice Jorgito Bekme con un tono misterioso.

A más de uno se le cayó un lagrimón cuando en el medio del escenario apareció Edu Schmidt y comenzó a cantar Chikanoréxica, un himno de su paso por Árbol. Los presentes en el Roxy rondaban la treintena de edad y claro, se deleitaron ante los acordes de La vida y Pequeños sueños. “Recién llego de una gira y ahora estoy acá, muy agradecido con La Perra por invitarme a tocar unas canciones en su show Antimanija”, expresó Edu ante un lugar que se iba colmando a medida que pasaban los minutos. El fantasma, otro hit de Árbol incluído en el disco Guau (2004), encontró a Schmidt acompañado por todos los integrantes de LPQLP y el público tuvo su momento de voz entonando la frase “el barrio se ilumina y la noche se hace día, brilla como un árbol de navidad. Y estoy alto, muy alto, y las luces de los autos que se frenan cada tanto y vuelven a arrancar”. Así, involucrando a la figura del espectador–artista, comenzó el show Antimanija de La Perra Que Los Parió.

Como había dicho Nahuel en su entrevista con Corriendo La Voz, los recitales denominados Antimanija son un show más de la banda. Aunque con una lista más acotada, sonaron todos clásicos de su trayectoria, como entreviendo lo que tienen planeado para su desafío más pronto en La Trastienda. El sonido es potente y el rock que el grupo acostumbra a tocar pasa de un ska al candombe al repasar canciones de sus primeros discos. “Así serán Las Trastiendas”, anticipa El Viejo antes de que suene Dejate llevar (Por Las Calles, 2006) y Tirá la gorra (La Perra Que Los Parió, 2004). Está claro que la idea es acercar a todos aquellos que alguna vez fueron parte de la historia de la banda y el concepto de tocar un disco por show es la clave para que eso suceda.

Luego de una hora y media, la presentación terminó con el condimento especial: el reencuentro con su gente muy pronto. Es que el próximo 3 de marzo, se dará rienda suelta al inicio del ciclo de cinco recitales en La Trastienda, lo que marcará un nuevo quiebre en los desafíos propuestos por esta banda que sabe mucho de patear el under y luchar por un sueño.

Las fotografías estuvieron a cargo de Tomas Llorente:

Comenta

Print Friendly, PDF & Email