Un grito colectivo por Santiago Maldonado

Gabriela Krause
Redes:

Gabriela Krause

Periodista | Escritora | Poeta, feminista y militante de causas que se presumen perdidas. ¿Dónde está Santiago Maldonado?Contacto: genero@corriendolavoz.com.ar / breveeternidad@corriendolavoz.com.ar
Gabriela Krause
Redes:

Si un compañero no aparece,
otro nadie volverá nadie al pueblo,
pues un pueblo que llora a la nada
no puede jamás estar completo.
Si no aparece,
si no está vivo ni muerto
y le seguimos gritando al sistema
sobre esta especie de desmaterialización,
estaremos también nosotros
desaparecidos.
Con un pedazo de cuerpo borrado,
con la sangre invisible de un compañero
salpicada en la ropa,
con sus gritos invisibles taladrando
los oídos.
Tendremos las imágenes que no vio
marcadas a fuego en la memoria.
Seguiremos llorando lágrimas
que de tan saladas matan todo a su alrededor.
Perderemos la cara:
seremos todos la cara de él.
Preguntaremos por él,
pediremos respuestas por él,
lucharemos, saldremos a la calle,
trabajaremos, nos uniremos,
nos miraremos y reconoceremos
el mismo dolor
en otras caras que no conocemos.
Por él.
No perderemos las manos:
con ellas levantaremos la bandera
de su nombre.
Con ellas levantaremos el puño,
en señal de lucha.
No perderemos la boca y con ella
escupiremos al poder
hasta ahogarle la cara
o incomodarlo
para que se enteren que los que están abajo
aquellos a los que gobiernan
son gente.
Ni terroristas, ni salvajes SOMOS PUEBLO.
Ni subversivos ni herejes SOMOS PUEBLO.
Somos pueblo.
Un pueblo vivo. Un pueblo fuerte.
Aunque insistan en matarnos
de hambre
de pobreza
de marginación
de dolor SOMOS PUEBLO.
La mano del Estado está manchada de esa sangre
invisible
y de la nuestra
invisible, también.
Debemos gritar. Un grito colectivo
que no deje chance a la desaparición de la voz.
Debemos gritar fuerte,
gritarle al poder que no puede vencernos
porque cuando un pueblo se levanta
para buscar a su hijo caído
no hay nada ni nadie que lo pueda frenar.
Porque somos un pueblo
y para el pueblo vivimos,
desde el pueblo mismo.

A más de un mes sin Santiago Maldonado, enojados y tristes, nos seguimos preguntando dónde está, exigimos su inmediata aparición con vida; la inmediata liberación de las víctimas de las detenciones arbitrarias en manos de las fuerzas policiales y la inmediata destitución de la ministra Patricia Bullrich de su cargo. Sin esta destitución, no habrá una investigación genuina. Sin una investigación genuina, no podremos acceder a nuestro derecho de saber la verdad.
Sin Santiago Maldonado tampoco hay Nunca más.
Comenta