Macri recurre a las FFAA para garantizar el ajuste del FMI

Imagen Diagonales
CorriendoLaVoz
Redes:

CorriendoLaVoz

CorriendoLaVoz at Corriendo La Voz
Medio de Comunicación Digital | Otra forma de comunicar |
CorriendoLaVoz
Redes:

El presidente de la Nación anunció hoy en Campo de Mayo la “reforma y reorganización del sistema de Defensa Nacional”, expresión que intenta disimular el objetivo central, que no es otro que el uso de las FFAA para la represión del conflicto y la protesta social.


Por María del Cármen Verdú | Por una parte, anunció la derogación del decreto reglamentario de la ley de Seguridad Interior, recurso práctico que encontró el poder ejecutivo para habilitar la intervención militar fuera de la hipótesis de defensa de ataques exteriores sin el costo del debate parlamentario que requeriría un proyecto de reforma legislativa.

Complementa la idea el nuevo decreto, que apunta a tener “Fuerzas Armadas dinámicas, livianas, adaptadas a las nuevas tecnologías y tendientes a enfrentar un concepto más moderno de ataque al país”, con una “profunda reconversión militar que incluirá una fuerza de despliegue rápido” y la creación de unidades conjuntas integradas por militares del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, con la “incorporación de tecnología y más adiestramiento y capacitación”, lo que remite linealmente al incremento del entrenamiento y provisión de recursos represivos de todo tipo por parte de EEUU y el Estado de Israel.

Así, con el falaz argumento del “apoyar logísticamente a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo”, unos 10 mil efectivos de las FFAA serán movilizados para el resguardo de “objetivos estratégicos”, como represas o el yacimiento Vaca Muerta. Queda claro con la sola enunciación que el objetivo es preservar las sagradas inversiones capitalistas contra eventuales protestas populares bajo la máscara de la “amenaza terrorista”.
A una semana de cumplirse un año de la desaparición forzada y asesinato de Santiago Maldonado, el gobierno redobla la apuesta, recargada por el acuerdo con el FMI, que le ordena avanzar en un ajustazo contra el pueblo.

Lejos de ser usadas para una defensa de intereses soberanos contra el imperialismo, las fuerzas armadas, ahora volcadas a la represión interna, vienen a garantizar los mandatos de la burguesía. No es simple casualidad que esta decisión de gobierno se anuncie a horas de que Macri hiciera de anfitrión a los países del G20. Cambiemos le abre la puerta al ingreso de personal militar y de inteligencia extranjero y quiere instalar bases norteamericanas en el país para garantizar a fondo su modelo de entrega y saqueo.

El uso de las FFAA en la represión interna viene a completar el cuadro de la escalada represiva que ya se verificaba bajo el macrismo, con la creciente criminalización de la protesta social y en la defensa oficial del gatillo fácil como política de estado pública con la doctrina Chocobar.

Resulta más imperioso que nunca construir unidad, organización y lucha en las calles contra la espiral represiva de Cambiemos.

El 1 de agosto, a Plaza de Mayo.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email