Le beso la boca a todo menos a Macri

Hay un viento balanceando casi todo,
caliente y hediondo,
vendehumo y mugroso.
Se posa sobre todo menos sobre mí.
Se posa sobre todo menos sobre vos.
Hay un viento que se cuela entre los árboles
y los vuelve más verdes
con pinta de eternos.
Le besa la boca a todos menos a mí.
Le besa la boca a todos menos a vos.

Y yo,
qué también podría ser viento,
me poso sobre todo y le beso la boca a todo,
menos a Macri.
Porque Macri está sucio
y mi mamá me enseñó que la mugre,
cuando se lleva a la boca,
contagia bacterias
que traen enfermedades.

Como el machismo,
el fascismo,
y el instinto asesino neoliberal.