#FranciscoLago La emoción y la fidelidad del público de Bahía

Rocio Magali Rodriguez

Rocio Magali Rodriguez

Entre la gente, en el pogo y en las marchas. Las palabras como medio de expresión, me van a escuchar gritando.
Rocio Magali Rodriguez

Cruzando el Charco es una banda platense que fusiona diversos estilos en sus canciones, procurando no quedarse encasillado en el rock y ya llevan cinco años de trayectoria. Con su tercer disco, A Mil, agotaron las localidades de todos los lugares donde se presentaron. A la par, el cantante de la banda, Francisco Lago, fue haciendo shows acústicos para probar suerte en aquellos sitios donde la banda no se haya lucido aún, y nuestra ciudad no quedó fuera de esa lista.

Por primera vez, este viernes 18 Bahía Blanca recibió al cantante de Cruzando el Charco, Francisco Lago, para una hora y media de intimidad con un público que demuestra ferviente fidelidad en la ciudad. El lugar elegido fue Forum, una sala de paredes negras con un pequeño escenario donde había tres sillas, que luego ocuparon Ignacio Marchesotti, Nahuel Piscitelli y, por supuesto, Francisco en medio de ellos.

El acústico empezó cerca de las 22 hs. Los ansiosos que llegaron antes se fueron sentando en el piso del lugar. El público era de lo más diverso. Se pudo observar remeras de diferentes bandas  así como también calzados con tacos. Muchas cabezas se movían al son de la música que sonaba, todo rock nacional.

Pasaban los minutos, el público deseaba que el show comenzara pero, de todas maneras, permanecieron sentados, acompañando con aplausos cada vez más ligeros y fuertes, anticipando la llegada del cantante. Gritos de “salí” y “dale” se escuchaban de todos lados, la emoción presente era fuerte. Cuando creímos que, quizás, ese ambiente se iba a mantener, subió la banda al escenario y todos se levantaron a ver, pegándose bien al frente, con las voces eufóricas.

“No se puede decir que el público de Bahía no canta”, mencionó Francisco luego del primer tema. Es que al ser la primera vez que escuchas ciertas canciones en vivo, no podes evitar corearlas a viva voz, aunque sea una velada acústica o muy tranquila. Un ejemplo claro fue Encontrar, el frío invernal que azotaba la ciudad parecía no llegar a la sala donde estábamos esa noche.

Por problemas con un pedal del piano, que se resolvió en instantes, hubo un pequeño intervalo donde nadie se movió de su lugar, todos querían estar cerca para verlos cuando volvieran. Ya con piano incluido, se vino la parte más acústica, la de covers, la de los enganchados, pero cuando creíamos que esta segunda parte (donde sonó Un vestido y un amor, de Fito) iba a ser más tranquila, llegó Balas de Magia y se armaron los inevitables pequeños pogos en las rondas de amigos, el trío no dejó de sorprendernos.

Forum pasó por todos los estados de ánimo: cantamos desde el corazón roto, abrazamos a quien nos aceptó como somos, lloramos desde el dolor de extrañar a alguien que está más allá con Viejo, bailamos entre nosotros con Cartagena. Este acústico sentó la base de que Cruzando el Charco tiene un público fiel en Bahía Blanca, que en ocasiones tapa la voz del cantante de los sentimientos que transmiten sus melodías.

Ahora esperamos el próximo encuentro, con una fecha muy cercana y con la banda completa, a 100 kilómetros de acá: Monte Hermoso el 23 de Septiembre. Compartirán escenario con Babasónicos en el marco de la Fiesta de la Primavera. Si esto vivimos en un acústico, el show que se viene es ideal para que termines de conocer a la banda.

Fotogalería por Bri Toracchio

Comenta