Los conflictos armados del Estado de Israel y su expansión colonial

Guido Luppino

Guido Luppino

Redactor at Corriendo La Voz
Lic. y Prof. en Sociología por la U.B.A. | Docente | Colaborador en distintos portales | Especializado en geopolítica de Medio Oriente
Guido Luppino

La creación del Estado de Israel en 1948 le otorgó al mismo más de la mitad de la tierra palestina para el nuevo Estado, pero la colonización continuó teniendo cerca del 90% de los territorios actualmente.

Nuevo Estado

En Plan de Partición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tuvo lugar en noviembre de 1947, aconsejando la división de Palestina para la formación de dos Estados distintos, Palestina e Israel. De esta manera, era otorgada 56% de la tierra para lo que sería Israel.

El sionismo, movimiento político que lideró la creación de Israel, vio legitimados sus reclamos y dio lugar al comienzo de una colonización que se extiende hasta el día de hoy.

Los mandatos británicos sobre Palestina terminaban el 15 de Mayo de 1948, según el Plan de Partición, y un día antes Ben-Gurión declaró la “independencia” del Estado de Israel.

Primera Guerra árabe-israelí

Una vez reconocida la futura creación del Estado de Israel, el sionismo comenzó con un plan sistemático de limpieza étnica1, en términos del autor Illan Pappé, sobre las tierras que le correspondían según la ONU.

El 14 de mayo de 1948 se declaró Israel como Estado, dando lugar al comienzo del primer conflicto bélico entre Israel y países árabes. Una vez retirada las tropas británicas de Palestina, se conformó una alianza árabe con el fin de recuperar las tierras para los palestinos. De esta manera, la Liga árabe, fundada en 1945 con el objetivo de defenderse entre los países árabes, le declaró la guerra al nuevo Estado.

La liga estaba formada por nueve países: Siria, Egipto, Irak, Líbano, el Reino de Transjordania, Argelia, Arabia Saudita, Jordania y Yemen. De igual manera, no todos los ejércitos participaron de lleno en la contienda, siendo las tropas principales las sirias, egipcias, iraquíes, libanesas y las de Transjordania.

El conflicto se extendió hasta julio de 1949, contando con dos armisticios en el transcurso. El ejército sionista tuvo la oportunidad de mostrar su fuerza militar, quedando como el vencedor indiscutido de la guerra que ellos llaman “de Independencia”, pero para los palestinos significó el comienzo de la Nakba (catástrofe).

Luego de más de un año de combates, Israel anexionó aún más territorios que los que la ONU le había otorgado con el Plan de Partición. De esta manera, en 1949 Israel ya se había apropiado de 80% del territorio palestino, ante la inacción de las grandes potencias mundiales. Por otro lado, la limpieza étnica continúo su marcha durante el conflicto, dejando un total de 750 mil palestinos expulsados.

 

Canal de Suez

En 1956, el Presidente egipcio, Gamal Abdel Nasser, decidió nacionalizar el Canal de Suez que hasta ese momento permanecía bajo control británico y francés. Esta medida política provocó una respuesta militar por parte de Gran Bretaña y Francia. Israel se involucró de lleno en la disputa como aliado de las potencias occidentales y ocupó territorio egipcio, más precisamente la Península del Sinaí. De igual manera, una vez finalizada la guerra Israel se vio obligado a abandonar la península.

Este conflicto demostró, una vez más, el poderío militar sionista y sus alianzas con las grandes potencias occidentales.

Guerra de los seis días

En 1967, entre el 5 y el 10 de junio, se llevó a cabo un nuevo conflicto conocido como la “Guerra de los seis días”. El enfrentamiento estalló cuando las fuerzas egipcias de desplegaron en la frontera israelí y bloquearon los estrechos de Tirán. Israel prontamente se puso a la defensiva y lanzó un ataque sorpresa contra Egipto. Como respuesta, se formó prontamente una coalición árabe entre Egipto, Siria, Irak y Jordania.

Nuevamente el sionismo demostró su potencia militar y en sólo seis días logró vencer a una alianza formada por cuatro países. De esta manera, Israel ocupó gran parte de la Franja de Gaza y Cisjordania, territorios palestinos. También tomó el control completo de Jerusalén que se encontraba bajo gobierno internacional, según el acuerdo de Partición de 1947.

Por otro lado, Israel se expandió territorialmente ocupando la Península del Sinaí en Egipto y los Altos de Golán en Siria.

Guerra del Yom Kipur

Para 1973, una alianza entre Egipto y Siria se propuso recuperar los territorios perdidos en la contienda militar de 1967. Esta resultó otra oportunidad para que Israel demuestre su fortaleza militar, saliendo ganador de otro conflicto bélico en menos de 20 días de enfrentamientos.

En 1978, finalmente, Egipto e Israel firmaron la paz y fue devuelto el control sobre la Península del Sinaí. En 1981, los territorios sirios obtenidos en la Guerra de los seis días, fueron divididos y hasta el día de la fecha Israel tiene el control de una porción de los mismos.

Actualidad

Si bien estos fueron los conflictos más significativos, la colonización paulatina continuó de distintas maneras. En 1977 llegó al poder el bloque ultraderechista llamado Likud, donde sus gobernantes mantuvieron una escalada en la dinámica colonizadora sobre tierras palestinas.

Pese a los procesos de paz, Madrid (1991) y Oslo (1993), el accionar por parte del gobierno sionista se conservó igual. La confiscación de tierras, creación de asentamientos judíos en tierras palestinas, colocación de puestos militares en todas las fronteras, puestos de control (checkpoints), demolición de casas, bloqueos y la construcción de un muro, son los mecanismos utilizados hasta el día de hoy para proseguir con la colonización sionista sobre Palestina.

1 Pappé, I. (2008). La limpieza étnica. Barcelona: Ed. Crítica

Comenta

Print Friendly, PDF & Email