INSIDE TANGO: feminismo y elegancia

Antonella Liborio

Antonella Liborio

Escritora que, al igual que Cortázar, asume el mundo como algo que necesariamente debe ser roto por una pelota o por un beso. Colaboradora sección Cultura y Lado Nerd.
Antonella Liborio

¿Quién dijo que un show de tango en plena calle Corrientes no puede llevar un nombre en inglés? Inside Tango, el nuevo espectáculo de Leonardo Cuello, pone esa pregunta en el centro de la escena y demuestra que es posible combinar perfectamente el tango turístico con una sensibilidad profunda y con una estética que narra historias más allá de las melodías tangueras y los pies veloces que tanto atraen a los extranjeros.

Cuello, el director de la Compañía que lleva una década recorriendo el mundo, asegura que “Inside Tango es un espectáculo en el que conviven dos mundos: el Tango Escenario y el Tango de líneas sensibles y expresivas. Una composición donde uno se abre paso a través del otro”.

Cinco mujeres, las bailarinas Milagros Rolandelli, Nuria Lazo, Ayelén Álvarez Miño, Laura Zaracho y Marilu Leopardi, se lucen en el escenario durante los 70 minutos que dura la función junto a cinco hombres, los bailarines Lisandro Eberie, Federico Ibañez, Iván Romero, Juan del Greco y Esteban Simón.

Las parejas deslumbran con una técnica de la danza sumamente lograda y provocan muchas veces los aplausos del público, incluso antes de terminar la coreografía. Sin embargo, la técnica no es el único aspecto destacado. Los más de tres cambios de vestuario y peinados a cargo de Nora Churquina y el diseño de la iluminación que acompaña con sutileza cada momento del espectáculo, a cargo de Magalí Perel, aportan una elegancia notoria y celebrada. Así mismo, la escenografía consta sencillamente de cuatro mesas de madera que los bailarines y las bailarinas colocan de las formas menos imaginadas: las ubican en fila, una encima de la otra, las ponen patas para arriba, y hasta funcionan como puertas y ventanas.

El humo, los brillos y los pasos de baile al compás de los tangos de Mariano Mores, Ada Falcón y Tita Merello deslumbran en términos estéticos pero además producen sensaciones y convierten el escenario en un espacio íntimo y expresivo. Y esto es así porque en el fondo, el objetivo de Leonardo Cuello es contar historias, más específicamente las historias de cinco heroínas argentinas que dieron vida al tango en nuestro país.

Ph: Pablo Luque

Al Machista: ¡Raje!, ¡Raje!

Cada tanto, dando sentido al silencio que surge entre tango y tango, resuenan las voces de cinco mujeres que se convirtieron en leyenda, y durante la función es posible reconocer en las formas de actuar de las bailarinas, la historia de vida de cada una de ellas. En poco tiempo, y articulando creativamente cada una de las escenas, el director nos permite descubrir la voz de Ada Falcón y sus amores imposibles, el talento de Sabina Olmos y su trágico suicidio, la canción que inspiró Grisel Viganó, los ideales de una mujer que llegó a Buenos Aires de la mano de un tanguero y que se convirtió en la adorada Eva Perón, y la picardía de Tita Merello, quien años atrás supo decir con valentía: “al machista, ¡raje!, ¡raje!”.

Para Leonardo Cuello reivindicar la lucha feminista a través del tango resulta fundamental: “La reparación histórica es necesaria en un ambiente que siempre estuvo dominado por el discurso machista. Incluso les pedí a los muchachos bailarines que dieran un paso para atrás. Al igual que las cinco mujeres que inspiraron este espectáculo, todas las bailarinas están empoderadas, toman posición activa en el abrazo, se mueven con total libertad ¡y hasta corren la escenografía!”

Sin duda, la obra es capaz de seducir a cualquier espectador por la temática que aborda y por el despliegue en todo momento de una elegancia única y esencialmente tanguera. Inside Tango se presenta todos los jueves a las 20 en el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini (Av. Corrientes 1543) e inunda el centro porteño de baile, de brillo y, sobre todo, de mujeres empoderadas.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email