#WomensMarch Argentina también gritó contra el patriarcado

Nicolás Avelluto

Nicolás Avelluto

Fotógrafo en constante formación. Poniendo la cámara al servicio de la clase obrera. Revolucionario. Metalero pero con cabeza abierta hacia otros géneros. Fanático de los Simpson. Justicia por Santiago Maldonado y por Rafael Nahuel
Nicolás Avelluto

En el primer aniversario de la presidencia de Donald Trump, miles de feministas se organizaron en múltiples manifestaciones en la segunda edición de la Womens March. En su versión argentina el lugar elegido fue la muy custodiada embajada estadounidense.  Desde nuestro país se puso el foco en la lucha contra la violencia machista, los femicidios, el aborto legal y las medidas dictatoriales de Mauricio Macri. Como siempre, acompañamos el grito de las mujeres y te dejamos algunas imágenes de la marcha.

Así como el primer paro a Mauricio Macri se lo hicieron las mujeres, Donald Trump tuvo, luego de asumir como presidente, la Women’s March, repudiando sus dichos y conductas misóginas. A un año, miles de personas en 35 países volvieron a organizarse para gritar contra la opresión en el mundo. Feministas, la comunidad LGTBIQ+, activistas del medio ambiente, migrantes y organizaciones de clases se concentraron este sábado frente a la embajada de Estados Unidos. El edificio las recibió con mucha custodia policial y hasta un camión hidrante, de igual manera se llevó a cabo la segunda edición de la marcha, acompañando la movilización homónima que tuvo lugar unas horas después en Estados Unidos. Hubo una radio abierta para que tomen la palabra quienes lo deseaban, hablaron residentes norteamericana/os en Argentina y referentes de agrupaciones feministas.

Juana Arce, trabajadora paraguaya perteneciente a la Agrupación Villera Piquetera, declaró, en guaraní y en castellano: “estamos exigiendo nuestro derecho como mujeres y migrantes. Nosotros desde acá le damos un abrazo fraternal a las compañeras que están luchando en Estados Unidos y en todos los países donde las mujeres son pisoteadas, sin tener en cuenta que tenemos derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Nosotros impulsamos desde acá un fuera Donald Trump y fuera Mauricio Macri”. Sobre el final, Daiana Asquini de Las Piqueteras, expreso “Las mujeres hemos estado en la calle contra todas las arbitrariedades del gobierno de Trump y hemos desarrollado una enorme revolución de mujeres. Entendemos que este movimiento se ha levantado contra el fascismo: estamos frente a la cuarta ola feminista a nivel internacional y esto plantea luchar por todos los derechos de género y plantea expulsar al gobierno fascista de Donald Trump de la Casa Blanca”.

La Womens March o marcha de las mujeres de Washington surgió de la misma forma que el #NiUnaMenos en nuestro país, como un grito de hartazgo frente al patriarcado y a la opresión del sistema. Tuvo lugar el 21 de enero de 2017, un día después de la asunción como presidente de Donald Trump y como forma de respuesta a todas sus expresiones machistas, racistas y xenófobas durante la campaña. La manifestación tuvo su epicentro en Washington y fue replicada en el resto del mundo, según las organizadoras se registraron unas mil marchas a lo ancho del globo. La marea rosa cubrió las calles de la capital estadounidense plantándose a la agenda misógina y discriminatoria del máximo mandatario. Además de levantarse en defensa de los derechos de las mujeres, lo hicieron por los inmigrantes, la comunidad LGTBIQ+, y por el medio ambiente. Asimismo, este año se sumó la campaña #MeToo que comenzó en Hollywood apoyando a las víctimas de abuso. Muchas actrices de Hollywod estuvieron presentes. Viola Davis y Scarlett Johansson fueron dos de las oradoras más aplaudidas.  Otra de las novedades es que tuvo una fuerte intención electoral,  bajo el lema #PowerToThePolls, comenzaron a erigir un frente opositor al republicano Trump. Uno de los puntos más criticados el año pasado, al igual que con lo que sucede en Hollywood, es que el pedido nace de sectores beneficiados dentro de los oprimidos, ya que los pedidos surgen de mujeres blancas heterosexuales. Pero en la concentración principal, en Las Vegas, hubo una gran presencia de mujeres latinas al frente de la marcha en representación de una de las comunidades más vulnerables de Estados Unidos.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email