#Teatro Sobre amor, rencores y un viejo trigal

Diego Scarpati
Redes:

Diego Scarpati

Redactor at Corriendo La Voz
Redactor de Cultura y Lado Nerd.
Autor y Guionista Freelance.
Cuervo. Fan del cine, el teatro, la cerveza artesanal, la coctelería y Batman.
Contacto: diego@corriendolavoz.com.ar
Diego Scarpati
Redes:

Latest posts by Diego Scarpati (see all)

El cálido espacio del Centro Cultural El Deseo es el lugar para disfrutar de Trigo, de Roberto Capella -que también dirige la obra junto a Fabián Caero, uno de los protagonistas de la historia-. La trama está ambientada en el campo, donde el trigal es la excusa para llevar adelante una historia de amor y viejos rencores; una pieza dramática y emotiva con oportunas dosis de humor. 

La historia nos presenta a Manuel, un hombre de familia y dueño de esas tierras que no está pasando por un buen momento. Como consecuencia de haber tomado malas decisiones comerciales su hogar está a punto de ser rematado, al tiempo que atraviesa por algunos conflictos familiares: una esposa gravemente enferma y una hija que está comenzando a independizarse, con todos los inconvenientes que eso genera.     

En medio de este panorama, el tiempo no se detiene y los problemas se hacen agobiantes. En este contexto la familia trata de unir fuerzas para salir adelante. Isabel, la joven hija, deja la facultad para tomar un trabajo de medio tiempo que le permita colaborar con un ingreso para apagar el incendio. Pero la obstinación de Manuel -quien no acepta lo que su hija está haciendo- sirve sólo para generar una brecha entre ambos. Así, el padre de familia continúa descendiendo por una espiral autodestructiva. 

Mientras se acerca el límite para efectuar los pagos antes del remate -y mientras somos testigos de una segunda línea argumental que nos propone una historia de amor entre dos queribles personajes que trabajan para el Patrón- llega la ayuda del lugar menos esperado (o tal vez menos querido por Manuel): Ignacio, un vecino que ha triunfado en los negocios, viene no sólo para tratar de convencer a Manuel de que acepte su ayuda económica, sino también llega para resolver viejas tropelías del pasado. 

Fotografía: Laly Gattinoni

Trigo nos invita a recorrer un mundo que tal vez es muy lejano para aquellos citadinos que no solemos ir seguido, o para nada, al campo. Nos muestra sus costumbres, sus códigos, sus reglas. Con una historia muy bien ensamblada desde la dramaturgia y las decisiones de dirección, la obra va creciendo en cuanto a intensidad dramática, complementada por precisas interpretaciones de su elenco. 

La pequeña sala del teatro resulta un lugar confortable, donde vemos una escenografía que nos remite a esas estancias del interior. Continuamente percibimos esa esencia gauchesca en el aire, que también se complementa con dos elementos más: el vestuario y la música en vivo, que genera climas más intensos.    

Fotografía: Laly Gattinoni

Trigo nos hace pasear por varias sensaciones -nos deleita, nos entristece, nos incomoda, nos saca una o varias sonrisas- no se queda en la superficie, se arriesga y va a fondo (cómo lo hacen algunos de sus personajes, porque también se trata de eso, de explorar las reacciones de la gente ante situaciones límites). Se presenta los lunes a las 20hs en el centro cultural El Deseo, Saavedra 569, CABA.

FICHA ARTÍSTICO TÉCNICA 
Elenco por orden de aparición: Alejandra Martínez, Fabián Caero,
Juan Pablo Kexel, Ivana Sabatini, Martín Navarro y Mariano Ulanovsky. 
Dramaturgia: Roberto Cappella
Diseño de luces: José Binetti
Video: Mora Kexel y Martín Mena
Fotografía: Laly Gattinoni 
Escenografía y vestuario: Inés Sceppacuercia 
Música Original: Martín Navarro
Diseño Gráfico: María Eugenia Gómez 
Dirección: Fabián Caero y Roberto Capella  

Comenta

Print Friendly, PDF & Email