#Teatro Quererse en la esclavitud no es quererse.

Julieta Cantero

Julieta Cantero

Colaboradora Sección Cultura
Periodista | Licenciada en Comunicación Social UNLaM
Julieta Cantero

Latest posts by Julieta Cantero (see all)

Las Criadas, el texto de Jean Genet renueva su estética y ética en la representación que propone la compañía Teatro Diverso: la obra rompe con la naturalización de la norma heterosexual para demostrar que lo masculino y lo femenino no son las únicas identidades posibles.

Todo sucede en la habitación de la Señora. Allí, una cama, un vestidor, flores que decoran y perfuman el ambiente, joyas, vestidos, todo lo que pueda tener el cuarto de una señora de clase social alta. En ese espacio las hermanas Solange y Clara juegan a ser la Señora: la imitan, se prueban sus vestidos, usan su cama, la critican, la admiran, imaginan diálogos y recrean diferentes escenas que tienen como objetivo el asesinato de la Señora.

Es interesante que todas las acciones transcurran en ese espacio. Las criadas invaden ese mundo de pulcritud y confort que se diferencia del altillo en el que duermen y conviven, y que se construye en la imaginación de los espectadores sólo a partir de las imágenes y recursos sensoriales que proponen desde el discurso, demostrando que eso es a lo único que pueden aspirar, sin poder tener mejores condiciones de vida.

las criadas
Fotografía: Anita Villar

Otro de los rasgos peculiares de la obra es que los tres personajes, Solange, Clara y la Señora, están representados por hombres. Esto es un punto a favor de la ruptura con lo femenino y masculino y de la búsqueda de la apertura hacia la diversidad sexual que propone la compañía teatral.

Las expresiones cricigestuales de los tres actores son hipnotizantes. Si bien los diálogos son extensos, sus rostros completan lo dicho cargandolo de emoción y sentimiento. La proyección de los ojos, sobre todo de las criadas, es algo para destacar; llega a las butacas todo lo que les está pasando con cada pasaje de texto, con cada acción y cada movimiento.

La iluminación acompaña el peso y lo trágico de la obra. Luces en las que predominan los tonos rojizos dan la impresión de que las criadas se mueven desde la pasión, desde lo visceral. No pueden ver con claridad la realidad de un mundo que las pone en esa situación de alienación, y sienten la necesidad de venganza para salvarse del destino de haber nacido pobres.

La obra habla del poder de una clase dominante sobre una clase oprimida; reflexiona sobre las clases bajas que naturalizan su rol en la sociedad; deja en evidencia que la ambición de poder sólo puede terminar en muerte o locura.

Las Criadas, dirigida por Darío Serantes, se presenta los sábados a las 22 horas en el Espacio Teatral Del Borde (Chile 630, San Telmo).

FICHA TÉCNICA 
Actores: Juan Rutkus es Solange – Darío Serantes es Clara – Miguel Zandonadi es La Señora
Diseño de iluminación: Diego López
Selección musical: Darío Serantes
Diseño y realización de vestuario: Miguel Zandonadi
Maquillaje: Juan Rutkus
Fotografía: Anita Villar
Diseño gráfico: 3boxes
Prensa: Analía Cobas y Cecilia Dellatorre
Director asistente: Fabián Pedroza
Dirección general: Darío Serantes
 

Comenta

Print Friendly, PDF & Email