#Teatro Morir por pensar y sentir distinto

Diego Scarpati
Redes:

Diego Scarpati

Redactor at Corriendo La Voz
Redactor de Cultura y Lado Nerd.
Autor y Guionista Freelance.
Cuervo. Fan del cine, el teatro, la cerveza artesanal, la coctelería y Batman.
Contacto: diego@corriendolavoz.com.ar
Diego Scarpati
Redes:

La relación entre Dictadura y Homosexualidad es el eje principal de Piaf, porque el amor lo quiso de Alberto Romero, quien también la protagoniza. La obra, que cuenta con dirección y puesta de Daniel Godoy, regresa con su tercera temporada en Teatro Paraje Artesón para darle voz a quienes vivían y pensaban su sexualidad de una manera diferente a la que dictaban los convencionalismos de una época en que la sociedad aún no estaba preparada.

Durante la última dictadura cívico militar las distintas formas de expresión artística se vieron profundamente afectadas, incluyendo censura, prohibición total y hasta persecución de artistas. El gobierno de facto veía con peligro el pensamiento que podía generar cualquiera que perteneciera al sector cultural. No obstante, muchos exponentes del arte y la cultura de la época se las ingeniaron para continuar expresándose, algunos con más llegada que otros. Y unos cuantos de ellos en lugares recónditos, abrazando la clandestinidad. Pero si había algo peor que tratar de expresarse libremente desde el punto de vista artístico era pertenecer a una minoría injustamente perseguida por las fuerzas represivas.

PH: Kasspress

La obra nos plantea desde el comienzo un producto poco convencional desde la puesta en escena. Somos parte del público que está presenciando un espectáculo de varieté en algún teatro escondido en una recóndita isla del delta. Simplemente porque hay formas artísticas nocivas o hasta subversivas que no tienen lugar en la ciudad. Cual maestro de ceremonia, Gigí (Julián)  nos regala una performance y luego nos presenta a Mamá Lupe (Oscar). Ambos números musicales nos permiten conocer el trabajo de estos artistas hasta llegar a conocer a Piaf, nombre artístico de Juan, que completa este trío de transformistas.

Ese pequeño número de varieté no solo es la manera que tenemos de conocer el trabajo cuasi clandestino que realizan estos artistas, también es un respiro para afrontar lo que será la segunda parte de la obra –cargada de dramatismo- ahora sí inmersos en la problemática de estos personajes. Así pasamos del delta a algún barrio de la ciudad donde en una propiedad horizontal convive Juan (Piaf en sus shows) con un temible vecino: el comisario Antonio Castro, que oculta unos cuantos y oscuros secretos.

Juan mantiene una amistad con Nadia la esposa del comisario, una mujer totalmente oprimida que se mueve por un difuso límite entre lo que desconoce y lo que prefiere negar. En el barrio nadie sabe puntualmente qué tipo de performance artística realiza Juan, se dice de él que es actor, hasta incluso que es “rarito”, pero para Nadia son sólo rumores. Ella se alegra de saber que una chica estuvo en la casa de su amigo, desconociendo que es simplemente un disfraz, su alter ego: Piaf. Lo cual nos muestra que no hay lugar en ese contexto para expresar un deseo que vaya más allá la heterosexualidad.

PH: Kasspress

Juan ama enseñar, de hecho desde chico quería ser maestro, pero aprendió con dolor que decir abiertamente lo que uno piensa o siente es muy peligroso. A su manera se mantiene combativo. Distinto es el pensamiento de su amigo y compañero Oscar –a quien conocimos como Mamá Lupe- que mantiene una línea de pensamiento cercana a la del “algo habrán hecho”. Sabe lo que es, lo que representa como homosexual: ¿Un paria? ¿Un desviado? Pero sabe también sacar provecho de la situación, es por eso que está bajo la protección del comisario Antonio Castro. Claro está que una relación homosexual que involucre a un comisario de la policía en plena dictadura no es algo que trascienda.

La relación de Juan y Oscar con Castro mantiene una tensión continua, la que se complica aún más cuando reciben la desoladora noticia de la muerte de su compañero Julián (Gigí). Saben bien que no murió ahogado, nadie se ahoga en el agua con dos balazos en el cuerpo. En medio de semejante revelación, se produce la llegada de alguien que hará que ambos artistas deban pulir sus asperezas ideológicas y lidiar no sólo contra sus propios fantasmas, sino también contra la despiadada figura del comisario Castro.                 

Con mucho realismo la obra nos transmite una angustiante sensación de inseguridad porque todos los personajes están el peligro. Experimentamos el miedo a lo que hay más allá de las paredes, el miedo a que en cualquier momento rompan la puerta y los vengan a buscar. La oscuridad y la disposición del espacio escénico ayudan a generar el clima. Se destaca también la actuación del elenco, especialmente la dupla protagónica. Y se agradece el riesgo de una puesta jugada, que mantiene la tensión hasta el final. 

La tercera temporada de Piaf, porque el amor lo quiso se presenta los jueves desde las 20:30hs en Teatro Paraje Artesón, Palestina 919 – CABA.      

Este espectáculo participó de los siguientes eventos:

Semana del teatro independiente 2017

Obra de teatro -Disidencias sexuales 2018
Comisión de género de la Facultad de Agronomía (FAUBA)

Instituto de Artes del Espectáculo
XXIV Jornadas nacionales de teatro comparado – 2018

Semana de la Memoria FAUBA 2019
Comisión de Derechos Humanos / Comisión de género

FICHA ARTÍSTICO TÉCNICA
Dramaturgia: Alberto Romero
Elenco
: Juan Pablo Cicilio (Antonio Castro); Adriana Enríquez (Nadiezka); Richard Manis (Oscar/ Mamá Lupe); Juan Rutkus (Julián/Gigí); Alberto Romero (Juan/ Piaf);  Mariano Zega (Salvador)

Diseño de Escenográfica y realización: Giselle Vitullo
Diseño y Realización de Vestuario: Matías Begni y Julio César
Pelucas: Fabián Sigona
Diseño Gráfico y Fotografía: Inés Viqueira
Diseño de Iluminación: Víctor Olivera y Luis Casella Horn
Dibujo de planos y Programación MA2: k3studio diseño de espectáculos
Diseño de Maquillaje: Jésica García
Producción Ejecutiva: El Trébol
Asistencia de Dirección: Fernando Falbo
Prensa y difusión: Kasspress
Dirección y Puesta en escena: Daniel Godoy

Comenta

Print Friendly, PDF & Email