#Teatro El legado de Chaplin

Julieta Cantero

Julieta Cantero

Redactora Sección Cultura
Periodista | Licenciada en Comunicación Social UNLaM
Julieta Cantero

Latest posts by Julieta Cantero (see all)

El escenario comienza a iluminarse y un cuerpo a descubrirse. Vemos en escena, a medias luces y a la perfección el bigote, el sombrero y los pies de Chaplin. Quimera de un artista logra hacer viajar al público a través una narración visual y teatral de la carrera cinematográfica de este ícono mundial del cine mudo.

Gabriel Devoto se convierte en Charles Chaplin. La caracterización es perfecta; cuando irrumpe por primera vez en la escena, cuesta encontrar las diferencias. El clima se va logrando con un baile del protagonista, que demuestra un estudio minucioso de los gestos y movimientos del Chaplin original que bien puede representar a través de su cuerpo.

000154873

Cuatro actores lo secundan para recrear algunas de las escenas más características de sus películas. Los distintos números que se van sucediendo terminan de funcionar por los recursos sonoros y visuales que los acompañan. Así, una pantalla nos proyecta fragmentos que luego se van a ver continuados en esa viva escena teatral. A su vez, la música genera el ambiente adecuado para no dejar de sentirnos dentro de una película de cine mudo.

No es una tarea sencilla transformar esos momentos clásicos y populares en una obra de teatro, pero el grupo de Darabake lo logra: trae a esa sala de la calle Gallo el universo y el código del lenguaje mudo para lograr carcajadas, recuerdos y admiración por el actor, director, guionista, compositor y humorista que Charles Chaplin fue.

Esta compañía hace renacer escenas famosas de El Pibe, Tiempos Modernos, El Gran Dictador y más. Sin guion, resulta fundamental el manejo, el control y la curiosidad por encontrar las mayores posibilidades de expresión corporal y gestual. La falta de palabra requiere una preparación especial para generar contenido, emoción, proyección y energía sólo a través de movimientos: se ven en escena cuerpos ágiles, abiertos y disponibles a todos los cambios de ritmos y escenas.

16711538_229934717467765_2677457136720740752_n

Quimera de un artista, es un Proyecto de Graduación de la Licenciatura en Dirección del Departamento de Artes Dramáticas de la UNA, dirigido por Gabriel Devoto. Las funciones son los sábados a las 21 horas en la sala La Tertulia, Gallo 826. CABA 

Nunca te olvides de sonreír, porque el día que no sonrías será un día perdido.

ELENCO POR ORDEN ALFABÉTICO
Gabriel Devoto: Vagabundo / Dictador Daniel Di Rubba: Asistente / Policía / Esposa / Boxeador / Capataz / Sargento Lourdes Isola: Vecina / Florista / Ninfa / Obrero / Soldado / Bailarina Leila Loforte: Pibe / Cantante / Ninfa / Sombra / Soldado José Zartmann: Productor / Cliente / Arbitro / Señora / Comediante

FICHA TÉCNICA
Producción: D A R A B A K E
Asistencia de Producción: Alicia Barreiro
Escenografía y Utilería : Silvina Apfelmann
Vestuario: Mariana Perez Cigoj
Multimedia: Eugenia Gonzalez Choque
Sonido: Federico Martinez
Asistencia de Dirección y Diseño Luces: Florencia Carboni
Coaching de Mimo y Pantomima: Lucas Maiz
Idea, dirección y puesta en escena: Gabriel Devoto  

Comenta