Sobre el acoso sexual: y vos, ¿de qué lado estas?

Laura Palau
Redes:

Laura Palau

Redactora at Corriendo La Voz
Editora de Lado Nerd. Co-editora de Cultura.
Feminista. Fanática de Harry Potter. Amante de los libros, la radio, el cine y las series. Periodista y futura comunicadora.
Contacto: cultura@corriendolavoz.com.ar
Laura Palau
Redes:

Latest posts by Laura Palau (see all)

Hace unos meses, la agenda mediática -en especial, la farándula- comenzó a poner el foco en algunas cuestiones como el acoso sexual en la televisión. No, al parecer, la perspectiva de género no tiene lugar acá, la nueva moda es preguntarle a los famosos y famosas qué opinan sobre tal situación, dejarlos hablar sin intervenir, subir el rating, generar “polémica” en las redes sociales y seguir alimentando el circuito machista que muchos y muchas naturalizan. Hoy es Facundo Arana, ayer fue Flor Vigna y mañana puede ser cualquier otro u otra.

El 2018 nos recibió con una entrevista televisiva a Facunda Arana, que dio inicio a un interminable “debate” en Twitter. En particular, a causa de dos comentarios del actor. Si bien uno de sus dichos -sobre el la realización de la mujer cuando es madre- fue el que comenzó con la tendencia #PolémicaArana, vamos a hablar de aquel que pasó un poco desapercibido, pero no por eso, es menos importante, y tiene que ver con la denuncia por acoso de Calu Rivero a Juan Darthés.

El periodismo pregunta, Facundo responde

A partir de la catarata de denuncias por acoso sexual en Hollywood, Calu Rivero manifestó su apoyo a las víctimas, explicando que ella también sufrió acoso por parte de Juan Darthés, durante las grabaciones de la telenovela Dulce Amor en 2012. Desde ese momento, los portales y programas de espectáculos no sólo buscaron la palabra del actor acusado, también empezaron a incluir el tema en entrevistas a otros personajes de la farándula, y Facundo Arana fue uno de ellos.

El actor no está involucrado en el caso, ni formó parte del elenco en cuestión. Sin embargo, parecía interesante preguntarle qué opinaba sobre la defensa de Griselda Siciliani a Calu Rivero a través de las redes sociales, aunque su respuesta tuvo más que ver con la situación de Calu y Juan, que con la pregunta que le hicieron. ¡Más interesante aún!

Con respecto a la denuncia de Calu, Facundo dijo:“Esto era gravísimo desde el momento uno. En primer lugar, hay una mujer que se sintió agredida, se sintió acosada, se sintió incómoda en su trabajo. Lo expuso, muy bien, pero Juan salió a decir ‘no, de ninguna manera. Yo esto no lo hice, no me voy a hacer cargo de esto. Esto lo llevo directamente a la Justicia’, que es donde se tiene que dirimir”. En otras palabras, está bien que Calu denuncie, pero si Juan dice que no fue, no fue. No importa si estamos hablando de una mujer que no se sintió cómoda en un lugar de trabajo. Podríamos preguntarnos (mejor si le preguntamos a ella) -como mínimo- por qué se sintió así, pero no, lo importante es que Juan tomó cartas en el asunto.

Luego, Arana agregó: “Se puede hablar y se puede llenar horas, pero están hablando de gente de familia, en los dos casos. Entonces yo diría que, esto una vez que la Justicia hable, llenen todas las horas que se tengan que llenar, pero son temas muy delicados. Claro, tan delicado como tema de entrevista en la playa para un programa de espectáculos en plena temporada de verano. Más delicado aún si la persona entrevistada no está involucrada en el caso.

El remate de su comentario: “Maldita, por dios, la persona que acosa, maldita, por dios, la persona que dice que una persona la acosó y no es verdad. Maldita la persona que hace alarde de su neutralidad, pero tiene una postura bastante marcada. Maldita la sociedad que sigue dudando de la palabra de la mujer, pase lo que pase. ¿No, Facu?

Y como si fuera poco, el galán de telenovela agregó una hipótesis sobre el asunto: “Si vos me preguntas mi opinión personal, yo creo que Calu se sintió acosada, y creo que Juan de ninguna forma la acosó jamás. Yo lo conozco a Juan desde hace muchísimos años, desde el 94, yo trabajé con él, en dos proyectos”. Se continúa dudando de la palabra de la mujer. De una manera más sutil, no le dicen que miente, sino que “malinterpretó las intenciones de su compañero de trabajo”. Calu Rivero pasó una mala experiencia en su trabajo que la marcó por mucho tiempo y, luego, pudo verbalizar esta situación. La víctima de abuso no solo tiene que sobrellevar la carga de lo vivido, también los cuestionamientos de la sociedad, del entorno. Todos señalándola con el dedo, dudando de lo que dice.

Si una mujer se sintió acosada, el foco está ahí. Hay que desnaturalizar esas situaciones que muchas mujeres viven a diario, y no solo en el ámbito de trabajo. Situaciones que para algunos “no son tan graves”. Situaciones que, si se denuncian, reciben como comentario “Ahora las mujeres están más susceptibles”. Si de verdad Juan Darthés no tuvo intenciones de molestar a su compañera, el foco es el mismo. Porque hizo algo que incomodó, algo que para él no está mal, pero para ella sí. Y ahí la importancia de la desnaturalización.

Facundo Arana durante la entrevista en Intrusos

Las mujeres solo quieren fama

Una situación similar se vivió hace unas semanas en La Mesa de Mirtha Legrand que tuvo entre sus invitados a Juan Darthés y Florencia Vigna. Se podría decir que fue casi un programa dedicado a la defensa del actor y el cuestionamiento hacia Calu Rivero, pero en esta ocasión, el comentario de Flor Vigna no fue disparado a partir de una pregunta. El actor estaba contando el caso desde su punto de vista, y la actriz interrumpió para defenderlo:

“Está bueno contarlo, porque a veces, cuando es televisivo, la gente del otro lado no sabe lo que pasa, pero desde este lado interno a mí me toca trabajar con Juan en Simona y es increíble cómo los compañeros lo defienden desde adentro. Lo que pasa es que, al ser un tema delicado, es raro que se alce la voz, porque todos queremos tener laburo y a veces los temas delicados nos hacen como que los productores duden de nosotros. Pero, la verdad, como compañero Juan es excelente y como hombre es muy caballero, no para de hablar de su mujer, (…) y es muy cuidadoso. Yo tengo la referencia ahora, actualmente, que estamos trabajando en Simona”.

Todos queremos laburar, y todos queremos que nuestro lugar de trabajo sea cómodo. Qué irónico, preocuparnos porque los productores duden de nosotros, mientras dudamos de las palabras de una mujer que denuncia. Florencia Vigna defiende a alguien que conoce hace poco, argumentando que es “muy caballero y siempre habla de su mujer” y que sus compañeros también lo defienden. Como si la caballerosidad y el casamiento fueran repelente de acosadores. No, la actriz tampoco está involucrada en el caso ni formó parte del elenco de Dulce Amor, pero consideró que era buen momento para emitir su opinión.

Luego, agregó: “Si fuera una actitud que se hubiera dado varias veces, él no hubiera trabajado tanto en tantas novelas”. Estamos hablando de diferentes contextos. Hace 20 años era impensable que una mujer alzara su voz contra un acoso sexual. Es erróneo defender a alguien porque “no tuvo denuncias antes”. La mayoría de los hombres denunciados por acoso en Hollywood tuvieron -y aún tienen- una larga experiencia en el ámbito audiovidual.

Como broche de oro, Florencia Vigna justificó su postura: “Ahora cualquiera sale a decir cualquier cosa con tal de tener un minuto, no por ella, lo digo por ser conscientes de cada palabra”. Aclara que no lo dice por ella, pero es evidente que sí es por ella. Minutos antes Darthés había dicho, en otras palabras, que Calu Rivero lo denunció mientras promocionaba su próximo libro, luego de aclarar en más de una ocasión que “estaba a favor de que las mujeres denuncien cuando son acosadas”.

Señalar a la mujer que denuncia como una “cazadora de recompensas” nos hace retroceder muchos pasos. Que ahora las mujeres alcen su voz, se animen a expresarse y a contar los abusos que vivieron o viven, es un gran logro para el feminismo. Una mujer que denuncia no consigue “un minuto de fama”, ni una ronda de medios que la defienden a más no poder. Una mujer que denuncia obtiene una sociedad que la señala y la juzga. Una sociedad que le pide que se calme, porque está muy susceptible. Una sociedad que le dice lo que vos misma afirmaste, Flor, que buscan un minuto de fama. Así que, si estás preocupada por todo lo que dicen los medios sobre Juan Darthés, no te hagas drama, Flor. Él no necesita tu defensa, ya tuvo un programa entero para hacerlo.

Flor Vigna en la Mesa de Mirtha Legrand

La denuncia de Calu Rivero se convirtió en un tema del periodismo de espectáculos. Como si fuera un Boca-River, se le pregunta a los personajes públicos qué opinan -falta que pregunten “¿de qué lado estas?”-, o ellos mismos son los que deciden emitir su opinión. Se habla de un tema delicado, pero se trata como si fuera el chisme del barrio. Se hace alarde de la neutralidad o del apoyo al feminismo, para luego sentenciar a la víctima como mentirosa, confundida o busca-fama. El acoso sexual, como el abuso y la violación son temas complejos, no el boom del verano. Si vamos a hablar, que sea con responsabilidad, o como dice una mujer muy conocida: Así, no.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email