#SemanaDelChe El Che, una vida de película

Florencia Bueno

Florencia Bueno

Campana ( Bs As), estudiante de Comunicación Social. Feminista. Hicha de River y feliz de ver a Messi. Cerati es la banda sonora de mi vida. ¿Donde esta Santiago Maldonado?
Florencia Bueno

Latest posts by Florencia Bueno (see all)

La vida de Ernesto Guevara es una historia de acción, fue un joven idealista, un médico comprometido y más tarde, o en paralelo, un revolucionario comprometido con la lucha por el Socialismo y contra el imperialismo. El Che es, sin dudas, el guerrillero que se transformó en icono y por eso, a lo largo de estos 50 años muchos cineastas llevaron su vida a la pantalla grande.

Guevara nació en Rosario en 1928, por sus problemas de asma creció en Córdoba y en su juventud se fue a vivir a Buenos Aires, donde se anotó en la Facultad de Medicina. En medio de todo eso comenzaron sus viajes por Latinoamérica, donde terminó de germinar el idealismo por una sociedad más justa. Se unió a Fidel para luchar por la Revolución en Cuba y una vez conseguido todo se fue al Congo a buscar lo mismo, luego de su misión fallida en África no se detuvo y fue a liberar Bolivia. En la selva boliviana fue asesinado el 9 de octubre de 1967. Es imposible resumir la vida del Che en un párrafo pero, a grandes rasgos, eso es solo una punta de lo que cuentan los libros de historia y sus diarios que pasó en los 39 años que vivió.

Revolucionario, guerrillero, poeta, escritor, médico. Él, su aspecto, su forma de ser y su vida tienen todo lo que una película necesita. Por eso, en el cine no se perdieron oportunidad de inmortalizar facetas de su historia de aventuras. Desde Corriendo la Voz, seleccionamos algunas para revivir a los 50 años de su asesinato su legado desde la realidad cinematográfica.

Hasta la victoria siempre (Santiago Álvarez, Cuba) 1967

Una vez iniciada la Revolución, se fundaron una serie de instituciones para contrarrestar la imagen negativa que les estaban creando los medios internacionales. El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos fue uno de esos, uno de los mejores cineastas que formaba parte era Santiago Álvarez por su gran manejo del lenguaje audiovisual. Hasta la victoria siempre es un mediometraje que realizó luego de su muerte con muy poco material y en dos días. Es un homenaje muy emotivo por parte de Álvarez, en representación del pueblo cubano, como agradecimiento a Guevara.

Che! (Richard Fleischer, EEUU) 1969

La visión hollywoodense de Guevara, es la única película sobre el Che realizada por el gigante de la industria. Con Omar Sharif como el argentino, muestran un cruel barbudo que junto con Fidel Castro (Jack Palance) son dos tiranos con sed de sangre. Es difícil no creer que existe una intervención de la CIA y de Richard Nixon, presidente de ese momento, para desestimar la imagen del revolucionario a dos años de su muerte. En cuanto a la película, fue un fracaso en taquilla y no es de gran calidad pero resulta una de las pocas que intentaron desvalorar la imagen del Che.

Una foto que recorre el mundo (Pedro Chaskel, Cuba) 1981

Un cortometraje de otro director del ICAIC, cuenta la historia detrás de la foto más icónica del Che. El retrato tomado por el fotógrafo Alberto Korda se transformó en una imagen, no solo de la lucha revolucionaria, sino en la estampa más mercantilizada de Guevara. Lejos de prever este desenlace, Korda recuerda en el film la sensación que tuvo al tomar la foto.

Mi hijo el Che (Fernando  Birri, Cuba) 1985

El argentino Birri es uno de los pioneros de cine social latinoamericano, realizó el primer film sobre el Che en Cuba donde se radicó hace ya varias décadas para fundar la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños. Mi hijo el che es un relato de su vida a partir de los testimonios de familiares, especialmente de su padre Ernesto Guevara Linch. Fotos, cartas, metrajes antiguos y anécdotas personales, presentan el lado menos icónico y más humano del Che.

Ernesto Che Guevara: le journal de Bolivie (Richard Dindo, Suiza) 1994

Si bien es uno de los documentales menos difundidos, por lo menos en nuestro país, es a nivel general una de las mejores producciones sobre la vida de Guevara. La historia contada por el prestigioso documentalista suizo Richard Dindo, recuerda sus últimos días de vida en la selva de Bolivia. Hace un recorrido por los lugares que visitó durante su estadía allí y una voz en off lee las reflexiones que dejó plasmadas el Che en su diario. Es un film que te da una sensación distante y de frialdad pero al mismo tiempo genera emotividad y aporta mucha información.

Hasta la victoria siempre (Juan Carlos Desanzo, Argentina) 1997

A los 30 años de su asesinato se dio una suerte de revisionismo de la figura de Guevara y se realizaron en la Argentina varios films sobre este. En este caso, realizado de Desanzo y protagonizada por Alfredo Vasco relata su vida desde la infancia en Alta Gracia hasta su llegada triunfal en la Habana. Si bien fue una de las primeras ficciones sobre la vida del revolucionario hechas en Argentina no se logró captar del todo su esencia y es una de las más grandes críticas que tuvo.

Che, ¿muerte de una utopía? (Fernando  Birri, Argentina) 1997

En 1997, con motivo del treinta aniversario de su muerte, Fernando Birri vuelve a revivir la historia de la Revolución Cubana. En el film no solo hace un recorrido sobre los acontecimientos sino que también presenta un planteamiento filosófico sobre la vigencia de las utopías que defiende Guevara y sobre los ideales de la revolución socialista.

El Che (Anibal Di Salvo, Argentina) 1997

Di Salvo, también en medio del recuerdo por los 30 años de su muerte, presentó la historia del Che en su última etapa de vida. Desde que sale de Cuba hasta que llega a Bolivia para apoyar la revolución campesina. Fue un proyecto ambicioso que si bien en líneas generales consiguió su objetivo tampoco pudo lograr una representación rica en contenido de Ernesto Guevara.

Diarios de motocicleta (Walter Salles, Brasil-Argentina-Chile-Perú) 2004

En el rubro ficción el film de Salles fue el mejor que se creó hasta el momento, con excelentes aspectos técnicos y artísticos. La presentaciones de Gael García Bernal como el Che y Rodrigo De la Serna como Granados fueron, según las críticas, las mejores actuaciones de su carrera. La trama relata uno de los momentos de quiebre en su vida, uno de los viajes por Latinoamérica. Allí, recorriendo el continente pobre y desgarrado terminó por despertar la necesidad de luchar por un mundo más justo. Las grabaciones, estilo road movie, le dan a la película una dinámica interesante que junto con los imponentes paisajes de sudamérica la ponen como un film de excelencia.

Che El Argentino y Che Guerrilla (Steven Soderbergh, EEUU) 2008

Si bien Guevara es uno de los personajes que no se le puede asignar una biografía determine, estos films de Soderbergh se le acercan bastante a esa idea. La primer película narra los sucesos que desembocaron en la caída de Batista y el inicio de la revolución cubana. Mientras que la segunda parte se centra en sus actividades revolucionarias fuera de Cuba, con una recreación de su histórico discurso en la ONU  y su campaña en la selva boliviana, en donde será asesinado. Uno de los puntos más altos es la representación de Benicio del Toro, consiguió un gran acercamiento a la figura del Che y fue quien mejor lo representó a lo largo de la historia.

La historia como está escrita, o como nos la cuentan, se puede readaptar miles de veces. En el caso del Che, a esa historia hay que sumarle la que él mismo contó y dejo en sus diarios, cartas y manifiestos. Sin dudas la Revolución Cubana fue uno de los hitos más importantes del siglo XX y por eso el argentino que fue a luchar a otras tierra hizo historia, porque no lo hizo por otra gente lo hizo defendiendo su convicción de una América Latina unida y de pie. Quizás que Guevara sea tan de película es porque es difícil encontrar en la realidad alguien que de su vida por sus ideales y sus principios, por eso desde el cine reprodujeron tantas veces su historia. 

Comenta