Santiago Maldonado nos falta hace dos meses ¿dónde está?

Fernando Paludi

Fernando Paludi

Redactor at Corriendo La Voz
Casi sociólogo, Menottista y musicalizador ocasional. Redactor en #CorriendoLaVoz
Fernando Paludi

Latest posts by Fernando Paludi (see all)

Hace 60 días que desapareció Santiago Maldonado durante una represión de Gendarmería contra la comunidad Mapuche Pu-Lof. A partir de ese momento se sucedieron una serie de hechos de los cuales deberíamos estar totalmente avergonzados de solamente leerlos. Dijeron que estaba en Chile pero como eso fue rápidamente refutable, salieron a explicarnos que era terrorista; pero como nadie que tenga un mínimo de conocimientos sobre células terroristas fue capaz de creerse que un joven apoyando un reclamo ancestral de los mapuches pertenezca a un grupo de terrorista.

Como esas excusas se caían por su propio peso empezaron a argumentar que “estaba escondido”, pero si estaba oculto de modo adrede el gobierno nacional debería encontrarlo. Así que empezaron a inventarnos que estaba en Entre Rios, que un camionero lo había llevado, que todo un pueblo se parecía a Santiago Maldonado. Lo habían filmado en un negocio, en un autoservicio, en una farmacia, en una juguetería, en una verdulería. Bueno en tantos comercios no, pero me voy a afeitar para no tener que salir a desmentir que yo soy Fernando, no Santiago Maldonado. No nos olvidemos que una pareja también lo llevó hasta no saben dónde ni cuándo pero lo llevaron, era Santiago el que hizo dedo ¿Cómo no van conocerlo?

Para seguir mezclando y confundiendo todo, nos quisieron decir que lo habían secuestrados mapuches terroristas y anarquistas financiados por ingleses y kurdos. Este entrecruzamiento de nacionalidades, comunidades, estados e ideologías es realmente insólito por su ocurrencia. Pero sucedió y forma parte de toda esta falacia generalizada para ocultarnos la verdad.

Luego pasamos a sus parentescos, era sobrino de un montonero por lo que, merecía su desaparición. No era ningún hippie inocente. Acá surgieron nuevos vínculos: terrorista mapuche con filiación con el kirchnerismo pero sin olvidar que los anarquistas kurdos ingleses apoyaban los reclamos mapuches. Por si hace falta aclarar, ese lazo con un tío montonero no existe.

Después, apuntaron que lo había herido un puestero, el propio puestero declaraba que había apuñalado a un hombre en los medios de comunicación como si estaría expresando que compró un kilo de papas. Las muestras de ADN dieron negativo por lo que esta nueva hipótesis lamentablemente cayó para los que quieren despegar la desaparición de la acción de gendarmería.

Como si todo esto fuera poco se empezó a contar que tenía libros “revolucionarios”,por lo que pudo haber “planeado su pase a la clandestinidad” por la causa mapuche. Santiago se autosecuestró para pedir la liberación del líder mapuche. Ese dirigente de la RAM que tiene un pasado “flogger” al lado de “cumbio” bailando en las escalinatas del Abasto. Ya no tengo idea cómo puedo explicar que todo lo que estamos contando fue real, se lo escuchó en los medios, lo decían espantados periodistas de cierto renombre y hasta lo repitieron varios funcionarios del gobierno Cambiemos.

Más tarde, descubrimos que Santiago Maldonado tenía un pasado karateca por lo que “cambia todo”, se podría haber defendido a las patadas del aparato represivo del Estado. Cualquiera sabe que un par de patadas bien puestas es mucho más eficaz que balas de goma y palos de decenas de gendarmes.

El juez salió a decir que la “hipótesis más razonable” era que se había ahogado. El diario La Nación publicó la entrevista en su edición dominical para hacerle el “jueguito” y que se aparté de la causa. Ya no tenemos más al juez.

Todas estas falsedades construidas por gran parte de la prensa dominante no hizo más que desviar el verdadero tema: la desaparición de un joven a manos de gendarmería. El Estado desapareció una persona, con todo lo doloroso que tiene ese dato.

Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad, por si alguno no lo sabe, dijo que “todos los gendarmes son inocentes”. Es imposible que mientan 40 gendarmes que negaban la desaparición. Hace poco nos dimos cuenta que un “gendarme suelto” golpeó e hirió a Santiago Maldonado. El viejo truco del gendarme sacado que actuó por su cuenta.

La Ministra no solo no fue considerada con la familia del joven desaparecido sino que los maltrató acusándolos de la poca colaboración con la búsqueda. De todo el gobierno no hubo casi contacto con los familiares que están desesperados y no dejan de preguntarse ¿dónde está Santiago?

Pasó más de un mes y las presiones nacionales e internacionales hicieron reconocer al gobierno que  existía la posibilidad de que gendarmería haya desaparecido a Santiago Maldonado. Un sector del periodismo fue realmente notable en la investigación y nos están mostrando que hay encubrimiento por todos lados. También escuchamos que en las llamadas de los gendarmes se mencionan “piedrazos”, “camioneta”, “sangre”, “escondan”.

El ministro de Justicia declaró: “hay gendarmes que no dijeron la verdad”, y salimos todos sorprendidos a decir que ahora sí el gobierno está actuando bien, en búsqueda de la verdad. Esa veracidad que vamos a descubrir con gendarmes que declararon encapuchados, que borraron mensajes de celulares, que dispararon para arriba o a una sombra.

Hace dos meses que desapareció Santiago Maldonado donde sacamos lo peor de las miserias políticas, donde seguimos profundizando que de absolutamente todo se puede obtener rédito electoral. El gobierno no para de analizar que le conviene salir a decir para mantener de su importante caudal de votos que intenta mantener y aumentar en las elecciones de octubre. Sin importar que hay una familia que sufre por la desaparición de Santiago, que un desaparecido en democracia por parte de un organismo del Estado nos hace recordar a épocas oscuras de nuestro país. Aclaremos algo para la estupidez cotidiana, no es lo mismo un desaparecido por un grupo de tareas, por una mafia organizada para la trata o por policías que cometen ilícitos que un desaparecido en una represión autorizada por el Estado y por parte de la actuación de gendarmería en un episodio de dispersión de una protesta.

Hace dos años que gobierna Cambiemos y ya tuvimos que salir a pedir por los científicos, por los docentes, por los discapacitados, por los afiliados a PAMI, por los mapuches, porque hubo 30.000 desaparecidos, para que el 2 x 1 sea solo una promoción de supermercado.

Ayer salimos a la calle a preguntarnos ¿Dónde está Santiago Maldonado? En numerosas plazas se hizo el reclamo. En Plaza de Mayo y en Bahía Blanca es donde Corriendo La Voz dijo presente y acá te lo mostramos.

Ph: Tomás González y Brisa Toracchio

 

Comenta

Print Friendly, PDF & Email