#Personajes Scarlett O’Hara, lo que el viento nos dejó.

    Florencia Bueno

    Florencia Bueno

    Campana ( Bs As) / Estudiante de Comunicación Social / River, Messi y Rock
    Florencia Bueno

    La protagonista de Lo Que El Viento se Llevó es sin duda uno de los iconos de ficción más recordados y admirados, Scarlett O’Hara rompe con el estereotipo femenino de la época y pone en la escena literaria y cinematográfica una heroína que desentona con las cualidades y virtudes que debía poseer una dama de alta sociedad. Una mujer de personalidad fuerte y ambiciosa que toma las riendas de su vida y se sobrepone a las dificultades.

    lo-que-el-viento-se-llevo-PortadaLiCuando observamos los roles protagónicos femeninos en el cine siempre aparece una mujer ingenua y simpática, pero esa representación de la mujer en algunos casos no es respetada y aparecen personajes que no encajan en esta estructura de heroína. Lo Que El Viento Se Llevó es un clásico del cine que se basa en la novela homónima de Margaret Mitchell. La historia transcurre en el sur de los EEUU durante la guerra de secesión. Scarlett vive en una gran mansión en la localidad de Tara y proviene de una familia acomodada. La guerra golpea fuerte a los O´Hara y la joven que hasta el momento era egocéntrica y caprichosa se pone al frente de su familia debido a la enfermedad de su padre. Durante la historia lo único que no cambia es su enamoramiento platónico por Ashley Wilkes, ya que pasa de ser una damisela consentida a una empresaria decidida que para lograr su objetivo atraviesa múltiples pruebas.

    Katie Scarlett no es la típica protagonista inocente y de buen corazón, por el contrario tiene un gran temperamento, es caprichosa y manipuladora, muy consciente de su belleza, la que utiliza para dominar a los hombres. Su mayor virtud es la perseverancia que tiene para conseguir todo lo que quiere. Lejos de convertirse en una esposa trofeo Scarlett es tenaz y por ello consigue sobrevivir a la guerra y a la miseria, pero a la vez también eso hace que no encaje en la sociedad tradicional que no acepta que una mujer sea tan extrovertida e independiente.

    Dueña de una osadía insólita para la época no soporta actuar como deben hacerlo las señoritas a mediados del siglo XIX. Se comporta como una dura mujer de negocios ante una sociedad que rechaza su conducta pero aun asi se apodera del aserradero de su esposo y lo transforma en un emprendimiento próspero. Lo maneja con mano dura y sin escrúpulos, con el objetivo claro de hacer dinero para no volver a caer en la pobreza. No es sumisa ni recatada con los hombres. Aunque la historia transcurre en plena guerra y ella está viviendo en el sur de los Estados Unidos nunca se ve conmovida por la guerra, ni en los momentos en los que ayuda a los soldados lo hace de forma desinteresada.

    Scarlett
    Vivien Leigh la interpretó en la versión cinematográfica de 1939

    Es imposible hablar de Scarlett sin mencionar a su contraparte en la historia el descarado Rhett Butler, un adinerado hacendado que tampoco encaja en su rol de caballero de alta sociedad y que mantiene todo el tiempo una relación de atracción – odio con la joven. Siempre está presente en la vida de Scarlett y aunque desde el primer momento se siente maravillado por su personalidad mantienen ambos una relación tirante. Pese a que contraen matrimonio y a la conexión que existe entre ambos, nunca llegan a vivir ese amor de forma real. Buttler que siempre admiró a Scarlett se desencanta cuando consigue que sea su esposa. Una mujer fría y sin instinto maternal que viuda era muy especial, y que tras el matrimonio él no consigue que se amolde. Además conviven con la sombra del amor por Wilkes, motivo de peso para impedir que puedan ser felices. En el final de la historia queda en evidencia una vez más la personalidad de Scarlett. Muy triste y en el peor momento de su vida, no se queda tirada llorando, muy por el contrario, toma las riendas otra vez y vuelve al único lugar donde siente que fue feliz: a Tara.

    Aunque la Scarlet de la película es mucho mas politicamente correcta que la de la novela, en ambos casos se muestra a una mujer poco dada a seguir los convencionalismos sociales. El personaje de Margaret Michell rompió los esquemas y presentó una heroína perseverante y tenaz aunque sin principios que se transforma en una mujer empoderada para su época que sin importar el precio ni las consecuencias siempre luchó para cuidar Tara, las tierras que representaban todo lo que ella era.

    Comenta