Pensar desde la identidad marrón de las personas marronas

Andrea Beltramo

Orillera y desobediente | Migrante feminista especializada en piononos | Curadora de artes mutantes, demasiado pragmática y amante de las entrevistas.
Andrea Beltramo

Identidad Marrón es un colectivo de personas marrones -hijxs y nietxs de indígenas y campesinos de América- unidas para debatir sobre el racismo estructural en Latinoamérica y buscar respuestas a ello. Durante las próximas semanas se llevará a cabo un ciclo de talleres organizado por el colectivo en Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, en el predio de la ex ESMA. Corriendo la voz conversó con Alejandro Mamani, integrante del colectivo, quien profundizó en los objetivos y motivaciones para programar el ciclo.

“Los talleres nacen con una necesidad de poder coordinar y generar un espacio de preguntas. El Conti tiene, además, toda una simbología que, por su ubicación, por la historia de la ex ESMA, refiere al silencio. Nos parecía un espacio super apropiado para estas actividades y el inicio de estos ciclos.”(Alejandro Mamani).

Según lo que informan en el programa de talleres, todos están destinado a personas mayores de 14 años y tienen como uno de sus objetivos la elaboración de una publicación editada sobre los relatos con la intención de producir un documento de fácil lectura y visualmente atractivo, pero sobre todo que el contenido sea de personas marrones, hablando desde su lugar. Aunque los talleres son abiertos a la comunidad se proponen como “un espacio de reflexión entre nosotros y lo importante es poder venir y escuchar porque, en muchos lugares, nos es dificultoso hablar de estas cosas porque se nos acusa de ‘sensibilidades’, entonces, teniendo en claro estas referencias este espacio es para hablar desde adentro», afirma Mamani.

El ciclo comprende un total de cuatro encuentros que se inició el pasado 6 de abril con el taller titulado ¿La belleza puede ser marrona?, el cual giró en torno a la construcción de estereotipos de belleza y la racialización de los cuerpos. Alejandro explica  por qué eligieron abrir con este tema.  «Veíamos que era un factor fundamental porque lo que nos ha pensado como personas marronas en promedio es no sentirnos bellos en alguna instancia. El tema del rechazo al color y el silencio y la vergüenza sobre estas cuestiones, porque a la mayoría nos avergonzaba hablar de esto, charlar de esto, teorizar de esto y ¡no!, eso es algo que ¡no! La respuesta a lo avergonzante es el orgullo, y es ahí donde queremos existir, habitar, entretejer, nadar”, puntualiza Alejandro.

Participantes en el taller | Foto Identidad MARRÓN

Durante la charla, Mamani comentó que vivieron con sorpresa y entusiasmo el hecho de que la convocatoria superara ampliamente sus expectativas. La organización tenía un listado de personas inscriptas que sumaban más de treinta, pero a la hora de la actividad, participaron más de cuarenta y cinco. “En el primer taller, que fue de belleza, pensábamos que iba a haber menos gente. Muchas personas marrones nos decían que esta cuestión de pensarse y pensarnos en nuestro color les permitió habilitarse a otros pensamientos y otros cuestionamientos [acerca] de cómo estas implicancias obligatorias de los cuerpos y pensar el color le agrega un factor más y es algo que toda la vida estuvo ahí. Entonces, los objetivos de los talleres también se piensan desde ese lugar, para hacer un espacio de reflexión y poder conectarnos entre nosotrxs”.

El segundo encuentro fue el del sábado 13, y giró en torno a la Racialización del trabajo precario poniendo el foco, por un lado, en el trabajo doméstico, ejecutado históricamente por mujeres y, por el otro, el trabajo desempeñado por el peón rural y el obrero de la construcción, sostenido principalmente por hombres y, explica el colectivo en la descripción del taller. “Ambos trabajos marcados por otras variables en común que van más allá de la precariedad y la falta de aportes por el trabajo realizado. Muchas de esas personas son marrones, muchísimas, y en esas experiencias queremos unir, hilar y armar un cuerpo que refleje las experiencias de personas marrones precarizadas, o hijos de personas marrones precarizadas”, destacó Alejandro.


Tras el feriado de pascua, la siguiente cita está programada para el sábado 27 de abril y el taller se titula Nuestras representaciones en la televisión, publicidad y cine. Pone el foco en la pregunta acerca de la ausencia o presencia estigmatizada de personas marrones en las diversas formas de representación en los medios de comunicación y espacios de arte. “¿Dónde estamos?”, es la pregunta que invita al taller en la descripción del encuentro y se propone como objetivo general analizar donde estamos en televisión mediante imágenes o cortos que algunos actores o directores marrones nos traigan a colación, y hablar sobre nuestra identificación en el cine para luego plasmarlo en un documento final.

El último de los talleres está programado para el sábado 4 de mayo y abre un interrogante: La marronidad ¿adentro o afuera? de la diversidad LGTBIQ. De esta manera, el colectivo abre un diálogo acerca del racismo al interior de los espacios de los activismos en torno a las orientaciones sexuales, identidades de género, movimientos queer, feminismos, etc., y se preguntan “¿aquí tampoco estamos?”

Todos y cada uno de los talleres son gratuitos, abiertos a la comunidad, con inscripción previa on line. La modalidad que se propone es participativa con una instancia de análisis de textos y materiales audiovisuales que favorezcan el diálogo y debate, y otra de producción colectiva de textos donde dejar huella de lo conversado, como comentó Mamani para poder estructurar estos conocimientos que estamos nucleando entre todos y todas.

Más información sobre el colectivo y las actividades organizadas en sus redes sociales: Instagram | Twitter | Facebook

Todas las imágenes pertenecen a Colectivo Identidad MARRÓN.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email