Nuevos aires en el Punk: ¿Resistencia o integración?

Juan Agustin Maraggi

Juan Agustin Maraggi

Redactor en #Corriendo La Voz
Periodista | Colaborador en Revista Mascaró | Estudiante de Sociología en la Universidad de Buenos Aires
Juan Agustin Maraggi

En el sueño y la realidad de cada adolescente que despabila la mente desembarcando al punk, un mundo donde los estereotipos morían, las bases musicales hacían temblar los tímpanos y en los recitales se sentía cierta libertad, una pared llega a rompernos la cabeza tempranamente cuando el tiempo pasa, las ideas se mueven y comprendemos que en la búsqueda de romper todas las lógicas, se terminó generando un nuevo estereotipo, una moda y la reproducción – de una manera a veces lejana, a veces cercana – de los mismos mecanismos que ésta música nació para combatir.

En Corriendo La Voz nos embarcamos en la historia de la diversidad en el punk y para eso, nada mejor que hablar con Pablo Sonix, cantante de la banda Funerales e impulsor del Festival Revolución Queer, que viene realizándose y creciendo año a año.

10151859_1474017556168148_753284402050148392_n

Funerales es una banda que comenzó a tocar hace dos años, luego de grabar sus primeros temas. Incategorizable por su música y porque las categorías a veces no hacen más que acotar, no le escapan a la polémica, sus temas eyectan contenido y consignas y, sus videos, cargados de besos, sexo y denuncias sociales comienzan a posicionarse como continuadores de una línea histórica que aquí analizaremos.

¿Por qué se necesita la existencia de funerales?  Se preguntarán algunos, cuando la pregunta es,  ¿por qué no? ¿Por qué no habría que buscar romper la lógica estereotipada de un movimiento punk que reproduce al patriarcado en casi todos sus acordes? 
La banda no sólo un grupo de amigos haciendo lo que les gusta, sino que es bandera y guía de la diversidad dentro de la música, de la expresión libre y sin restricciones, y una demostración de cómo todo esto, a su vez, puede ir acompañado con un fuerte contenido social.
Bajo esos lineamientos es que surgió el festival Revolución Queer en el año 2014. Iniciando como una juntada que buscaba volver a poner en debate el machismo que hegemoniza el rock, llevando a la diversidad como estandarte y que, este fin de semana realizará su séptima entrega. “El festival –nos cuenta Pablo- se enfoca en la apertura a las diferentes identidades sexuales y musicales. Cuando éramos pibes había pocos recitales en donde uno podía estar con su pareja homosexual, hetero, bi o demás porque el ambiente en el rock, siempre fue machista. Esa fue la idea primaria al armar el festi, que todas las identidades puedan compartir y sentirse seguras, cómodas en un show de punk rock.”

Es que, como todo lo que le hace ruido al sistema, el punk fue absorbido por sus disqueras, sus instituciones y sus medios. En forma de rechazo, inicialmente, de advertencia a los padres, continuando, y de aceptación, luego, el Punk adoptó las estructuras y formas del patriarcado y las lógicas del sistema, y las instituciones a su vez, se abrieron al punk, cerrando por un tiempo la brecha de libertad que esos jóvenes habían abierto para sí mismos.

13625375_1830399083863325_622293272649368804_n

Durante los ’80 los fanzines, las manifestaciones, las tomas, la autogestión y bandas como Crass, Black Flag, y más tarde las Bikini Kill, no sólo son un elemento más de la escena, sino que funcionan como una resistencia interna ante las lógicas que conquistaron el estilo de vida en cuestión.
Mientras en los recitales comenzaba a haber poco espacio para sentirse cómodo y libre, la resistencia no se hizo esperar por dentro de la misma escena. En 1979 fue Phranc, uno de los fundadores de la histórica banda Nervous Gender quien, en una entrevista para el fanzine Slash exclamó “la gente cree que somos raros porque somos queer”. Paralelamente, comenzaron a surgir bandas que dejaron de ocultar la orientación sexual de sus miembros, o a promover la diversidad, The Germs y The Screamers, además de – cada uno desde su variante musical – revolucionar el punk, no tuvieron ningún interés en esconder sus identidades y gustos sexuales, en un momento donde dadas las condiciones socioculturales, con los skinhead nazis desembarcando a los golpes en cualquier recital, con la poca tolerancia de los seguidores, significaba un gran avance.

dicks

Randy ‘Biscuit’, fundador de los Big Boy fue de los primeros músicos del punk en declarar públicamente su orientación sexual y abrió la puerta a un debate que no debería haber existido. Sin embargo, tal vez fue Gary Floyd, cantante y creador de la banda The Dicks quien rompió todas las barreras y fronteras, impregnando en sus letras, sin ningún tinte u ambivalencia, contenido queer y debatiendo el rol de las historias, del amor y cómo se nos impone la relación heterosexual cual normal en todas y cada una de las canciones que lo retratan.
Las letras no eran tibias ni buscaban disfrazar la realidad del punk, todo lo contrario, querían romper la heteronormatividad, hablar de las relaciones entre personas del mismo sexo, las relaciones casuales (tal vez la canción ‘Saturday night at the boockstore’ sea la primera versión grabada de una canción sobre una relación entre homosexuales), el travestismo  y las letras de tinte socialista, haciendo fuertes campañas contra Reagan, hicieron de los Dicks una banda no solo emblemática, sino de gran referencia para todas las bandas que le siguieron.
En el camino de volver a poner la libertad y la unión es que nace y se desarrolla el Festival Queer. Como nos cuenta Pablo, “es una forma de abrir puertas, vínculos, generar ideas en contra de la idea del machismo en el rock, y a favor de la diversidad en todas sus formas. Es construir un lugar propio en el cual se sientan cómodos todxs”

En Argentina, el entorno y las bandas no le escaparon a cómo se había configurado la escena a nivel internacional. Tan es así que Nekro, fundador de Fun People, una de las bandas que nunca dejará de esgrimirse como referencia a todo el hardcore, ante las olas de violencia, y odio racial y a la diversidad sexual que llevaban los skinhead nazis a sus recitales, terminaron definiéndose como “Hardcore, gay, antifascista”.
Puede que “Fuck Male Supremacy” haya sido, en el país, el primer grito de guerra contra la homofobia dentro de la escena, y no quedó en la nada. Fun people, el histórico zine ‘Homoxidal 500’ y She Devils (hoy algunas de sus integrantes fundaron la banda de Cumbia Kumbia Queers) fueron tres de los pilares esenciales para la conformación de una escena en el país que le escapara al “macho hetero”, sus reglas y su escena.
De esa época, esas batallas y esa historia tenemos siempre presente el Split que en el 2000 grabaron ambas bandas bajo el título “el aborto ilegal asesina mi libertad”; claro, contundente y una daga al corazón.

tumblr_mio0t9mdfj1rlz4fio1_500

Funerales y el festival nacen en ésta línea histórica, bajo y en contacto con quienes pusieron sus piedras fundacionales en el país. El nombre del disco que editó la banda, bajo el nombre de “Desgeneradxsen un intento, justamente, de desgenerar desde la música hasta la perspectiva heteropatriarcal. El título que suena y resuena una y otra vez al pensarlo no es azaroso, como nos cuenta el entrevistado: “Creemos que aparte de aportar a la desgeneración fue un disparador de ideas para otras personas y que puedan sumarse. Funerales somos 4, pero siempre decimos que es una suma de personas que apoyan nuestras ideas, música, festi, videos. Podríamos decir que somos como la factoria de Warhol laburando jajaja”

Desde el 2000 hasta hoy, el tiempo pasó, y le consultamos a Pablo, en el marco del festival y de los recitales en general, qué pasaba en la escena: “es un momento muy activo, aunque no es visible para algunos sectores musicales privilegiados. Hay un recambio de ideas y de sonidos, pero en nuestra sociedad, siempre las cosas llegan tarde por un tema cultural, en el cual las bandas con un idioma novedoso tienen poca cabida.”

Para eso nació Funerales y para eso el Festival Revolución Queer, éste espacio de difusión, hermandad y unión no para de crecer, para demostrar que se puede hacer música, expresarse y disputar la escena sin racismos, con diversidad y respeto.

A todos aquellos y aquellas que quieran conocer una nueva movida, aportar lo suyo y/o participar, entonces, los invitamos a empaparse un poco de una renovada ola para retornar el punk a ser contestatario, sincero y abierto, a acercarse a los Festivales o las fechas de Funerales y encontrarse con cientos de zines, películas y bandas que desde lo bajo y gritando fuerte, en conjunto, que la homofobia y las desigualdades del sistema siguen oprimiendo, y todos y todas seguimos resistiendo.

Como dijo Pablo la senda se construye y nace “Queriendose unx, respetando a los demás y con ganas gritar quienes somos sin que nadie nos calle o nos diga cómo hacerlo. El camino fue abierto por algunos como Fun People, She Devils u Homoxidal en los 90s con su ‘Hardcore puto antifascista’. Por tal motivo nos pone contentos y orgullosos que nos agrupen con esa lucha ruidosa que nunca se fijo si la escena lxs juzgaba y nado contra la marea de críticas construyendo un camino propio. El futuro va a ser mejor dicen algunxs y otrxs no hay futuro. Veremos que ocurre con los nuevos aires en el punk.

Comenta