No Somos Nada, un sueño hecho realidad

Vi Clavero

Vi Clavero

La música como medio de comunicación. En radio: productora de Somos La Previa. En Insolventes: staff. En #CLV: crónicas, notas y otras yerbas. Está prohibido vivir sin pasión!
Vi Clavero
Compartir un sueño con amigos es una de las cosas más lindas que se puede vivir y si este sueño cumple 7 años, merece una verdadera fiesta. El sábado No Somos Nada supo darla y con la energía y emoción que los caracteriza, hicieron vibrar Uniclub .

La noche primaveral fue el marco perfecto para la celebración que la banda quilmeña tenía preparada. Antagonistas Oficial fue la banda elegida para calentar el escenario y empezar a llenar de rock cada rincón del recinto. Con el carisma propio de Matías Lerma (voz y guitarra de la banda) anunció su cierre de año el 7 de diciembre en la Groovestock de Gregon Bar.
Pasadas las nueve y media, al ritmo de Murga de la TV, No Somos Nada dio inicio a la celebración de sus #7años7sueños. El público acompañó con globos y banderas, con una de las cuales se hacían presentes seguidores oriundos de Tandil; demostrando que NSN no tiene Límites. Porque la fuerza del destino y los sentidos cambiaron la razón…”, Claudio Sobrero (bajista), con el agite de los presentes, fue el encargado de darle voz a Siento, canción de su autoría. Como “…es lo mejor que te podría pasar que el hombre de la tierra te cuente sus historias…”, Marcos Matarazzi volvió a hacerse cargo del micrófono con Otro y proclamó: “Hoy las palabras se quedan cortísimas. Hoy hablan las canciones.” La “2, 3, 10” (grupo de seguidores de NSN) les cantó el “feliz cumpleaños” y con palmas acompañaron a Claudio que, “…con esperanza, fe y valor…”, cantó Andamos. Acto seguido, se sumó una acústica al escenario de la mano de Luis Córdoba y, con Marcos muy emocionado, hicieron Tal vez. “El Malestar es un compañero, aprendamos a convivir con él”, sentenció Marcos y luego dio paso al primer invitado de la noche: Bruno Perassolo, cantante de Cuesta Arriva, quien se sumó para hacer Sólo adiós. Jugando a ser niños y dejando que el mundo los sorprenda, con el público acompañando cada estrofa, fueron Desandando la primera parte del show. El segundo invitado se hizo presente: Maximiliano Gimenez de El Delirio de La Parca, los acompañó en Rojo. “El cielo se vistió de gala…” y Claudio nos transportó al 2014 con Momentos. Intercambió instrumentos con Lucho Torrisi, guitarrista, y le dieron cuerda a Jaque mate.
Si bien durante toda la noche la emoción fue protagonista, tanto en los músicos como staff y público, un instante destacable fue cuando todos se sentaron para escuchar a Marcos, quien encendió la Luz y A contra luz le puso voz al viento. “Gracias a todos los que están desde el principio, gracias a los que se fueron sumando a construir ésto que ya no es nuestro, es de todos”, decretó y agarró el charango para acompañar al bombo leguero de Luis Córdoba y hacer una Canción para despertar a Joaquín. NSN preguntó: “¿Cómo no te voy a cantar esta vez a vos que siempre estás ahí, me acompañas?” y el público empezó a moverse, la temperatura subió a 88° y bailaron Carnavacum reversionada a cumbia. Bajo luces azules y con Esperanza, apuntó y disparó: “Maté y ahora me queda renacer…” para cerrar un aniversario inolvidable con la denuncia del Ska de los pibes. El final se hizo inminente. La alegría se notaba en cada gesto de los músicos que admiraban, sin poder creer, las sonrisas y lágrimas de felicidad del público, amigos y familiares. Soy le dio lugar a Marcos para agradecer, una vez más y en nombre de todos, porque “hay mucha gente sosteniendo el proyecto de No Somos Nada” que, Hablando de sueños, hoy es real.
Facebook Comments