No paran de matarnos

Gabriela Krause
Redes:

Gabriela Krause

Editora at Géneros
Periodista | Editora de Géneros y Breve Eternidad | Poeta | Feminista | En mis ratos libres sueño con armar una banda disidente.
Gabriela Krause
Redes:

Valentina tiene siete años. Los tiene, porque la suerte, el azar o el buen desempeño médico lograron que sobreviva a la violación, seguida de puñaladas de su vecino, que en un intento de robo a la propiedad en la que vive su familia, consideró que debía matarla para que no lo reconozca en una posible rueda de reconocimiento. Pero primero, la violó.

Podríamos estar hablando de un crimen sin clave de género si no fuera porque el hombre sintió la necesidad de violar a la nena antes de intentar asesinarla. Una nena con toda la vida por delante. Y ahora, ¿qué?

El abuso sexual infantil, que suele darse en mayor medida de manera intrafamiliar, deja secuelas en les niñes que duran, generalmente, toda la vida. ¿Cuánto durarán en Valentina los signos de las puñaladas, de la violación, de la violencia injustificada y demasiado ensañada contra su cuerpo?

Valentina tiene siete años. No olvidará.

Agustina salió a bailar el sábado y desde entonces la estuvimos buscando. No volvió, pero hasta hoy estuvimos esperando que lo haga. Las redes sociales estaban llenas de su foto, de la búsqueda de una familia desesperada en Santa fe. Y no volvió.

Hoy supimos que Agustina apareció asesinada, y el principal sospechoso, un hombre, suicidado. Hoy los medios titularon, no inocentemente, que Agustina apareció sin vida.

¿Cómo aparece un cuerpo sin vida? ¿De repente? ¿Porque sí? ¿Sin motivos?

Agustina fue asesinada y su asesinato fue un femicidio. La mataron por ser mujer, como a tantas otras, pero una vez más asistimos a la muestra clara de que los medios, en materia de géneros, dejan mucho que desear.

Todo esto pasó en un fin de semana. En lo que va del 2019, ya son siete las mujeres asesinadas por ser mujeres, que sepamos. Los finales felices para las princesas son cosa de Disney, no existe. Mientras tanto, las mujeres que vivimos en esta sociedad patriarcal nos convertimos en sobrevivientes por el simple hecho de salir, hacer cosas, y volver a nuestras casas con vida. Cabe preguntarse, aunque no haya respuesta posible: ¿cuánto vale la vida de una mujer?

Comenta

Print Friendly, PDF & Email