#MiraComoNosPonemos las pibas de Berazategui

Laura Reyes

Laura Reyes

Fotografa at Corriendo La Voz
Docente, feminista, amante de las aves y la naturaleza. Viva la lucha de las mujeres y la clase trabajadora. [Somos las nietas de todas las brujas que nunca pudiste quemar]
Laura Reyes

Latest posts by Laura Reyes (see all)

En el día de ayer, sábado 15 de diciembre, mujeres y disidencias protagonizaron una marcha sin precedentes en el centro de la ciudad de Berazategui bajo la consigna Al Macho Escracho. Corriendo La Voz estuvo ahí y te contamos todos los detalles.

La  jornada comenzó con una concentración a las 16 horas en la Plaza San Martín, donde cientos de mujeres y disidencias, en su gran mayoría adolescentes y jóvenes, se reunieron para hacer escuchar sus voces. Allí pudimos dialogar con algunas de las organizadoras de la histórica marcha: Iara Pisolito, Manuela Vázquez y Victoria Sommaruga, las tres de tan sólo 18 años de edad. La primera en hablar fue Iara, que explicó cómo se gestó la marcha: “no pertenecemos a ninguna organización, surgió de nosotras, empezamos a movernos por las redes sociales, hicimos un Instagram y empezó a surgir la idea de la marcha porque estamos muy cansadas de los abusos, violaciones, acosos que sufrimos todos los días”. Manuela, por su parte, resaltó la importancia del discurso de Thelma Fardin (ver Miren cómo nos ponemos, de Gabriela Krause), que las conmovió desde lo más profundo y las movilizó para impulsar el espacio de protesta y encuentro. Finalmente, Victoria resaltó que la idea de la marcha es “visibilizar los abusos, las violaciones, las violencias” y que planean continuar ayudando a las mujeres que se comunicaron con ellas para dar su testimonio.

Luego de charlas y preparativos, cerca de las 16:45, les presentes se reunieron alrededor del monumento central de la plaza para escuchar a las primeras oradoras que resaltaron los puntos principales de la protesta, entre los que se encontraban el imprescindible “ni una menos” y los igualmente importantes reclamos por la Educación Sexual Integral,  el aborto legal seguro y gratuito,  y el cese de los abusos, violaciones y violencias a partir de la consigna “mirá cómo nos ponemos”. Ahí, entre susurros, gritos, nervios, alegría y lágrimas, se reafirmó la voluntad de terminar con el sistema patriarcal y el compromiso de no callar nunca más ante las injusticias a las que se ven expuestas las mujeres y disidencias. La sororidad comenzaba a abrazarlo todo.

Comenzó la marcha, pasadas las 17 horas, que avanzó a paso ligero  por la calle 148, cruzando el centro berazateguense ante la mirada curiosa de vecines y comerciantes. En ese caminar no faltaron carteles exponiendo a  aquellos acosadores, violentos y violadores de la zona que ya no podrán moverse más con tanta impunidad por esas mismas calles. Sus nombres quedaron grabados a fuego en las paredes y en las conciencias de todes, con la potencia de la marea feminista que avanzaba poderosa sin pedir permiso. Entre los cantos más escuchados se encontraron “hay muchos machos sueltos por todo Bera/ que tiemblan porque ya saben lo que les espera/ los quemamos por golpeadores, por abuso, por violación/ lo gritamos porque las pibas tenemos voz” y el infaltable “ahora que estamos juntas/ ahora que sí nos ven/ abajo el patriarcado/ se va a caer, se va a caer”.

Al llegar a la avenida 14, el escenario frente al Bingo se transformó en una caja de resonancia para los testimonios de diferentes mujeres que, epoderadas, relataron las violencias de las que fueron víctimas ellas y sus hermanas. Así, estas valientes mujeres dejaron en claro que no están dispuestas a callarse más y que el feminismo es también un espacio de sororidad capaz de escuchar, contener y ayudar. Por varios minutos, historias de vida estremecedoras entremezcladas con gritos furiosos, y a la vez  sanadores, retumbaron por todo el lugar. La premisa fundamental, “yo te creo”.

Entre abrazos y muestras de apoyo incondicional, apenas pasadas las 18 horas, comenzó la desconcentración, no sin antes fijar un próximo compromiso para seguir creciendo en organización y participación: una asamblea feminista que tendrá lugar el próximo sábado 22 de diciembre a las 16 horas en el mismo punto de encuentro, la  icónica plaza San Martín.

Emociona profundamente ver a esta generación de adolescentes y jóvenes que no están dispuestas a callar más ni a ser observadoras pasivas ante un sistema patriarcal cuyas bases ya han comenzado a crujir ante la posibilidad cada vez más latente de una estrepitosa caída.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email