Redes:

CorriendoLaVoz

CorriendoLaVoz at Corriendo La Voz
Medio de Comunicación Digital | Otra forma de comunicar |
CorriendoLaVoz
Redes:

Organizaciones sindicales, movimientos sociales y partidos políticos movilizaron el pasado martes por la tarde a la ANSES para repudiar las restricciones que dispuso el gobierno de Cambiemos en torno a la cobertura jubilatoria para el trabajo informal.

Si bien la moratoria se prorrogó, no fue modificada la fecha de corte. En un principio, según se desprende de la Ley Moratoria 26.970 (cuya población objetivo es, esencialmente, trabajadoras en tareas domésticas o de cuidado), aquellas mujeres que trabajaron desde 1977 hasta 2003 (fecha de corte), debían realizar cuatro años de aportes efectivos para acceder a la jubilación, dado que la ley vigente establece que deben realizarse 30 años de aportes. Si bien se determinó una prórroga antes de eliminar definitivamente las moratorias, no fue modificada la fecha hasta la cual se pueden regularizar dichos aportes, y cada año que pase deberán sumar un año más de aportes para poder recibir una jubilación. 

Pasando en limpio. Una persona que comenzó a trabajar en 1977, en 2003 cumplió 26 años de trabajo, y sólo le restarán efectivizar cuatro años de aportes para acceder al beneficio jubilatorio. Cuando el gobierno decide no modificar la fecha de corte, se produce un fenómeno que va en contra del espíritu de las moratorias. Con las moratorias prorrogadas hasta 2022, podrán acceder a las mismas aquellas personas que hayan cumplido la mayoría de edad en 1980, puesto que cumplirán 60 (edad a partir de la cual puede una mujer acceder a la jubilación) en 2022. En ese sentido, encontramos una ampliación de la población afectada. Sin embargo, al quedar 2003 como fecha de corte de actividades laborales informales declarables, sólo se «blanquearían» (en el caso en cuestión) 23 años de aportes, quedando a cargo de la persona solicitante los restantes siete años de aportes.  

De esta manera una persona de 60 años deberá acceder a un trabajo formal desde donde aportar los años restantes, en un mercado laboral que en años macristas se destaca más por un achicamiento que por una oferta accesible.

Fotogalería: Nadia Bascopé

Comenta

Print Friendly, PDF & Email
Compartir