Mar Del Plata: Consejo Escolar Tomado para aprender

María del mar Rodríguez

María del mar Rodríguez

Escribo. Estudiante de teatro. Bailo en los semáforos. Amores: el feminismo, los fideos y el mate amargo.
María del mar Rodríguez

Domingo a la tarde. Calle Colón y Juncal. Mar Del Plata. Consejo Escolar tomando por estudiantes terciarios, de secundarias y universitarios. Cortan la calle. No importan los cuatro días de dormir en el suelo, de estar de asambleas en asambleas, no importa el cansancio. Hay que sacar esta lucha a la calle, y la sacan. ¿Domingo de descanso? No. Domingo de lucha, bajo el sol, en ese asfalto donde se está peleando por un derecho: Educación pública de calidad. Que ir a estudiar no sea un riesgo.

Estudiantes hablan, estudiantes cuentan:

Mi nombre es Valentina, tengo 17años y soy del colegio Mariano Moreno. La situación que tenemos en el Mariano es que tenemos que turnar los días con secundario básico para poder asistir, de dos calderas que tenemos hay una sola, hay goteras, los techos tienen agujeros gigantes. La verdad es que vemos necesario difundir esto porque no estamos teniendo clases, los docentes nos tienen que pasar las actividades por Whatsap, es un desastre. Además hay 20 colegios cerrados por la falta de gas. Nos unimos al reclamo de los docentes, tomamos el consejo, no nos quisieron dar una reunión entonces consideramos necesario estar acá para conseguir una respuesta acorde a lo que estamos buscandoNos estamos organizando perfecto, tenemos comisiones de limpieza, hay asambleas constantemente y la idea es esa, estar acá hasta tener una respuesta digna”.

Foto: Julieta Morete

Mi nombre es Kevin, participé en el Centro de Estudiantes de la Técnica 1 donde arrancamos el 2013 con la toma del Consejo Escolar y 25 colegios, participamos en la toma del 2016 donde dimos a crear la ‘Coordinadora de Estudiantes Secundarios Unidos por la educación’ y bueno, hoy con más de 25 colegios cerrados y a nivel nacional con la toma del Consejo escolar. Acá apoyando esa lucha y bancando la toma del colegio,y saludando que hoy en la toma del Consejo se creó una ‘Asamblea permanente de los secundarios’ que nuclea más que nada el movimiento secundario. Sabemos que es un movimiento que en la lucha fue vanguardia y saludamos la iniciativa”

Luchar Enseñándonos

La jornada empieza con estudiantes del Instituto 84 (profesorado de Educación Física) dando una serie de juegos sobre la calle. Se genera una ronda de risas, bailes que el docente propone, y terminan todes saltando. Es que esta toman está muy lejos de lo que quieren manifestar los medios hegemónicos: que es violenta. Acá, con estudiantes de todos las ramas, se genera un compartir de aprendizaje constante. Así como estos profes dieron esos juegos, después otres darán charlas, actividades, formación. Es un espacio donde el aprendizaje se comparte todo el tiempo, porque nadie se olvida que ahí se está militando la educación.

El sol sigue ahí presente, como pocas veces en la ciudad de Mar Del Plata. Ahora llegó el turno de los poemas, de hacer política con poemas, y una ronda de compañeres manifiestan en versos su militancia.

El compartir sigue, con las voces y guitarras de estudiantes del Polivalente de Arte. Canciones como de Callejeros con la voz de estas jóvenes se reparten por el espacio donde hay personas de todas las edades acompañando.

Foto Julieta Morete

Bailar la Lucha

Y viene la chacarera, el baile espontáneo sobre la calle, la ronda, el círculo, con la música de “El Bote Folck”.

No puede faltar el pañuelazo. Los pañuelos verdes se desatan de mochilas y cuellos, se agitan, se militan al pedir también educación sexual.

En los festivales de Mar Del Plata, no pueden faltar las clases de Chacarera de Eve, una mujer que desde su micrófono invita a la ronda y acompaña con su enseñar. La calle se hace ronda bailando. Cada vez son más. La calle se llena de chacarera y lucha. La calle, repite la mujer, “es de ustedes”.

Docentes de la Agrupación Santoro leen una carta sobre Santiago Maldonado, así como también un joven rapea en su nombre. Las miradas cambian. La tarde sigue, el baile vuelve con Sikuris del Mar que en ronda hacen sonar sus instrumentos de vientos, y los pies aún no cansados vuelven al fuego del asfalto a bailarlo. El viento copa la calle. Atardece. Se escucha un bombo latiendo en la otra esquina, que viene. No son disparos. No es nadie echando, es retumba, retumba, la murga “Retumba la Calle” que le va a poner palabra, risa, baile, a esta lucha que continúa.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email