Andrea Beltramo

Orillera y desobediente | Migrante feminista especializada en piononos | Curadora de artes mutantes, demasiado pragmática y amante de las entrevistas.
Andrea Beltramo

Si esta entrevista pudiera escucharse arrancaría con un sonido áspero, profundo y con un matiz brillante contenido por el sabor de la madera. ¡Ah no! Que no se trata de un vino ni hace falta aclarar nada sobre la crianza en roble, tampoco se sugiere acompañar con frutos rojos ni quesos curados. Otra opción, siempre recomendable, es que elija su propia aventura e imagine usted lo que quiera. Lo cierto es que conversar con Lu Martínez después de un show en plena ciudad furiosa y ruidosa, admite, también, sentir la complacencia de haber estado en un bar playero bailando hasta el amanecer. Paisajes musicales que propone con su voz, una guitarra al hombro y mucho sentido del humor.

Lu Martínez es compositora, en su trayectoria como solista publicó dos discos Realmente Grande (2013) y El Calor (2018). Es bajista y contrabajista en la banda Las Taradas, “una orquestina de señoritas”, desde sus inicios. Sueña con encontrarse a Catherine Fulop en un ascensor y poner el cuerpo en movimiento con el video de reciente lanzamiento de su tema El calor, pasando antes por la pregunta sobre el desamor en el cover de Luis Miguel Cómo es posible que a mi lado. Que empiece la aventura entonces, esta es la primera parada.

Ph. Cora Belén

Durante el verano estuviste tocando en diferentes escenarios, el más reciente, en CABA, el ciclo Acústicos en el Jardín, ¿cómo fue, alguna novedad respecto de otros espacios?

Estuvo bueno tocar en el Auditorio de Belgrano, en el Jardín del Auditorio. Me pasó que al comienzo era un desafío porque mucha de la gente que estaba ahí, había ido a ver con qué se encontraba, tomar algo y charlar. Entonces, tocar para esa gente, es una incertidumbre, ver cómo reaccionan, ¿no? Y confirmar que me prestaron atención, me pareció un público muy respetuoso que estuvo muy atento y cuando se rompió el hielo, también participaron cantando los temas del cancionero que tengo. Se coparon en cantar y jugar, que para mí eso es lo más importante en general y, bueno, más cuando toco mis canciones. Así que la verdad, muy contenta con la diversidad de público, chicos, niños, niñas grandes, o sea, niños y niñas, público adulto, jóvenes, de distintos poderes adquisitivos, poder reunir, distintas culturas de la ciudad en un mismo espacio. Así que, encantadísima.

Mire este video en Youtube.

¿Cómo llevás la cuestión o el debate actual sobre la poca presencia femenina en ciclos y festivales? Justamente este ciclo que comentamos estuvo bastante parejo en ese sentido…

Bueno, tocar en ciclos y festivales donde haya artistas músicas mujeres, compositoras, me encanta, porque creo que es importante también abrir el juego a nuevas voces y personas que tengan algo distinto para decir de lo que vamos escuchando en la historia de los festivales y conciertos. Así que a mí me gusta mucho poder ser parte. Me parece que hay muchísimas compositoras increíbles, muy interesantes que están tocando en los ciclos de los acústicos, otras que no pero están tocando en otros lugares y de a poco están teniendo un espacio. Todavía falta un montonazo porque esto es como una semillita y hay que tratar de esparcirla lo más que se pueda y cada una, desde el espacio que tiene, para que llegue a los lugares más masivos. Así que, no me es indiferente que estén estos espacios y por suerte en los independientes y más chiquitos de capital, veo que muchos están queriendo escuchar esto y las mismas artistas estamos juntándonos y armando equipo como para poder tener visibilidad en estos lugares. Eso es importante.

Y en el contexto de crisis económica y falta de apoyos institucionales para la cultura y las artes, ¿cómo es la experiencia de que el público ponga valor a tu trabajo?, la gorra de siempre…

Las experiencias de tocar en lugares que son a la gorra son distintos a los ciclos que son gratuitos, y distintos a los que se cobra entrada. Un ciclo que es a la gorra no es lo mismo que gratuito, eso es importante diferenciarlo, ¿por qué?, porque a la gorra quién está contribuyendo a la ganancia económica directa hacia el músico o música es el público. Y ahí es importante enseñar y mostrarle a la gente que lo que uno está haciendo, el arte que está haciendo, tiene un trabajo, estudio, inversión en los instrumentos, tiempo personal, de profesores, es un camino recorrido para llegar al escenario con las herramientas disponibles como para poder conectar con la música y las creaciones que hacemos y poder conectar con el público. Ese trabajo, por lo general, está tácito y me parece que es importante que el público sepa cuándo es a la gorra como para que puedan tenerlo en cuenta a la hora de apoyar al artista si es que le gustó. Por ejemplo, contemplá todo eso y tené en cuenta que en un lugar que estás consumiendo alimentos, bebidas… Tené en cuenta también que hay una artista que está poniendo toda esta dedicación que cuento. Distinto si es un concierto gratuito donde la manera de cerrar toda la maquinaria económica pasa por otro lado, por la producción y por dinero que se consigue a través de sponsor o mismo el espacio o de la ganancia del consumo del bar de esa noche. Son distintas las maneras y ahí se arregla más entre los productores y artistas y se deja al público que pueda tener un consumo libre de arte, de comida y bebida. Así que, es súper importante diferenciarlos y sobre todo cuando estamos en un show a la gorra poder explicar que esto que están viendo tiene que ver con un montón de otras cosas y no es simplemente tocar una canción y ya.

Además se trata de acompañar proyectos independientes, ¿la autogestión es una estrategia para defender la autonomía o la consecuencia de la falta de apoyos institucionales y acuerdos comerciales justos?

La autogestión viene por la necesidad y las ganas de avanzar en el trabajo artístico de cada una, en mi caso. Y también por estar viviendo en un lugar donde la cultura todavía no es una prioridad a nivel de ayudas económicas. Sí creo que ha habido un avance de algunas instituciones que ayudan a poder tener herramientas al alcance, como el INAMU, Estudio UrbanoIbermúsicas, empiezan a trabajar un poco en red, y de hecho gracias al INAMU y Estudio Urbano yo pude hacer la reedición del cancionero, que es el que voy regalando en los shows, y mi segundo disco. Hay ciertas ayudas, pero eso igualmente no deja de estar ligado a la autogestión, una se tiene que sentar y escribir y presentar el material y me parece que sí, que un poco es una consecuencia de la situación actual del arte en la Argentina pero, a la vez, yo le veo el costado bueno que es aprender a hacer todas estas cosas y cuando llegue la hora de agrandar la familia del equipo de trabajo ya una sabe de qué se trata, y si lo va a hacer otra persona, poder trabajar en equipo con más objetividad.

Ph. Maximiliano Nicotra

Lu Martínez se presenta en el C.C.Matienzo el 16/03

Foto de portada de Natalia Guzmán

 

 

Comenta

Print Friendly, PDF & Email
Compartir