#LasCavas Lo que la basura nos dejó

Gisela Romagnolo

Gisela Romagnolo

Periodista | Editora de la sección Polítoca y Sociedad.
Gisela Romagnolo

Latest posts by Gisela Romagnolo (see all)

Un basural a cielo abierto, la tardanza en la recolección de residuos, la ausencia de respuestas del municipio y una numerosa lista de reclamos son algunas de las postales diarias a las que se enfrentan los vecinos de los barrios 2 de Abril, San José, Ministro Rivadavia, Longchamps y Rafael Calzada en el partido de Almirante Brown.

Ante la reiterada falta de respuestas y con la fuerza del trabajo colectivo, el Frente de Organizaciones en Lucha- F.O.L , junto a los vecinos del partido de Alte. Brown conformaron la Cooperativa de recolección diferenciada Las Cavas que funciona hace más de dos años, promoviendo la clasificación de los residuos y la reutilización de algunos materiales reciclables, con el objetivo de evitar que la disposición final de la basura termine siendo el relleno sanitario y que, al mismo tiempo, sean laboralmente reconocidos los trabajadores.

El predio en donde funciona la cooperativa pertenece a tierras fiscales y ocupa solo un sector de las 3 hectáreas de su totalidad. El terreno es propio en el ejercicio de hecho, hace años que los trabajadores de Las Cavas piden un comodato que no consiguen porque, según las autoridades municipales “es complejo el fraccionamiento del terrero”.

“Las cavas lleva ese nombre por la gran cava acuática que existía en el lugar y que luego se rellenó”, explica Fernando, integrante de la cooperativa y agrega: “empezamos como Centro cultural y comedor comunitario en 2005, cuando se tomaron estas tierras por 250 familias que fueron relocalizadas en 2011, luego se convirtió en un basural”.

Lo cierto es que la cooperativa avanza, conformada por 20 integrantes. Con la recolección diferenciada, promueven la clasificación en origen de los residuos, fomentan la separación de basura y los reciclables entre los vecinos y luego, los retiran por la puerta de los hogares. Muchos de ellos, trabajan reciclando hace un tiempo, otros se sumaron hace poco y varios son carreros que trabajaban individualmente y se organizaron colectivamente.

Apuestan a otra forma de manejo de los residuos y aun sabiendo que es un rubro complicado donde no hay un claro control estatal sobre el mercado de precios y que es una rama productiva desregularizada, para ellos lo principal es que “es un medio para la organización y el crecimiento del poder popular”, y consideran que “todo lo que no es reciclable no debería producirse y todo lo que es residuo debería reciclarse”.

las-cavas-reciclaje

En esta línea, los integrantes de Las cavas tienen varias propuestas, entre ellas: la creación de un foro de debate en el cual los diferentes actores expongan las alternativas y posiciones sobre la temática del tratamiento de la basura,  la implementación de una bolsa diferenciada para que el carrero o quienes se encarguen de recolectar puedan identificar rápidamente lo reciclable y no tener que revolver la basura; y el pedido de veterinarias equinas para quienes trabajan con caballos.

Pero las propuestas aún no han sido escuchadas y los reclamos tampoco. Mientras tanto, los vecinos continúan trabajando y esperando que el basural se convierta en un espacio de recreación, que se reconozca monetariamente todos los kilos recuperados de basura y se pongan en marcha los derechos laborales de trabajo, como la ropa y las herramientas de trabajo y el reconocimiento de derechos laborales de contratación y políticas públicas concretas como la promoción de la recolección diferenciada y la clasificación en origen.

Comenta