#LeydeEmergenciaTerritorial ¿a quién le importa las Comunidades Indígenas?

Victoria Fusco
Redes:

Victoria Fusco

Redactora at Corriendo La Voz
Periodista | Estudiante de la Licenciatura en Comunicación Social (UNLaM) | Apasionada por viajes, recitales y redes sociales | Contacto: victoria@corriendolavoz.com.ar
Victoria Fusco
Redes:

Ayer, el Senado se negó a tratar la prórroga a ley que frena los desalojos de las tierras que habitan los pueblos originarios. A pesar del pedido urgente de los referentes de las comunidades, para el oficialismo y la oposición la cuestión del territorio todavía les resulta indiferente.

El proyecto, promovido por la senadora rionegrina Magdalena Odarda, iba a ser tratado en la Comisión de Población y Desarrollo Humano del Senado. Sin embargo, la mayoría de los senadores rechazó el pedido de tratamiento que expresó el senador Fernando “Pino” Solanas.

Los resultados de la votación final dieron: 33 votos negativos, 11 positivos y 10 abstenciones. Entre las abstenciones se registraron a Juan Manuel Abal Medina, Blas Ines (PJ/FpV), Alfredo Luenzo del bloque Somos Todos Partido, entre otros.

¿Por qué es importante tratar la prórroga? Porque en menos de 80 días se vence la ley 26.160, sancionada en 2006 con el fin de declarar la “emergencia en materia de posesión y propiedad comunitaria indígena” por el término de cuatro años, suspender los desalojos por el plazo de la emergencia y llevar a cabo un relevamiento de la situación dominial de las tierras en las que viven las Comunidades Indígenas.

Según las declaraciones extraídas de ANRed, Solanas sostuvo que la prórroga es necesaria y señaló que “los que están en mora con el cumplimiento de la Constitución Nacional son el Estado nacional y los Estados provinciales”. Y añadió: “¿Quiénes son los que desalojan las tierras? Habría que preguntarle a los jueces, que fueron cómplices de permitir la adjudicación de tierras que le pertenecen a los pueblos originarios y que hasta hoy le vienen negando el título”.

Ángel Rozas, titular de la bancada oficialista, manifestó que no estaba en contra de la norma pero se preguntó: “¿a quién beneficia?”, y propuso “un tiempo razonable” para seguir el debate a fin de “encontrar un procedimiento adecuado que nos sirva a todos”.

Mientras tanto, los Derechos de las comunidades originarias siguen siendo violentados por el Estado desde hace décadas, sin que a nadie le interese los tratados internacionales, las leyes ni el mismísimo artículo 75 de la Constitución Nacional Argentina que indica que “el Congreso de la Nación Argentina” debe reconocer “la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos”.

Ph: Gonzalo Comito

Comenta