Las frases más aberrantes – hasta ahora – en el debate sobre el Aborto

Juan Agustin Maraggi

Juan Agustin Maraggi

Editor de Análisis Político y Social en #Corriendo La Voz | Colaborador en Revista Mascaró | Estudiante de Sociología en la Universidad de Buenos Aires
Juan Agustin Maraggi

Poemas a fetos, comparaciones entre las mujeres y los perros, alusiones al nazismo, al tráfico de cerebros y conspiranoia son sólo algunos de los argumentos – hasta ahora – más aberrantes de un debate que no deja a nadie afuera.

Cuatro meses pasaron desde que la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó, por séptimo año consecutivo, la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Cuatro meses que significaron un debate cotidiano y abierto, en las calles, oficinas, medios de transporte y, como no, en los medios de comunicación y las instancias parlamentarias. En un mar de discursos contradictorios, expresados desde las prenociones, ignorancia, creencias personales, e incluso algunos ilógicos, compilamos las frases más controversiales.

Previo a la votación en la Cámara de diputados se dio un proceso de dos meses de exposiciones donde las y los diputados podían acudir a escuchar diversas posturas con respecto al Proyecto. ¿El resultado? Una catarata de frases inhóspitas e increíbles.

Diego Montes de Oca es pediatra y, tras mostrar fotos de su familia, infancia e hijos intentó crear una especie de paradoja espacio-temporal similar a las de cualquier película de Ciencia ficción para convencer a las y los presentes. “Si mi mamá hubiese abortado (…) no hubiese sido todo esto. No hubiese dormido con mi mamá, ni hubiese conocido a mi esposa, ni hubiese tenido hijos”. ¿Volver al futuro? ¿Estas ahí?

Pero adentrémonos rápidamente en algunos discursos a los que incurrieron aquellos invitados a exponer. “El aborto atenta contra nuestra seguridad demográfica y constituye una verdadera desaparición forzada de personas (…) el crimen del aborto aumenta la tasas de violencia familiar e infantil” explicó sin mucho fundamento científico Oscar Botta.

La ‘matanza de niños’ fue un argumento que volvía una y otra vez. “Basta de mentiras. El aborto no es ningún derecho humano. Es la matanza de un niño inocente en la primera fase de su desarrollo. Hoy mueren 60 millones de niños inocentes, ¿hay mayor holocausto?” declaró Diego Abriola, musicoterapeuta y ‘orientador’ en la Universidad Austral “(…) ¿Un país despoblado como el nuestro necesita una política que elimine a nuestra población y que tenga que ser pagado por nuestros propios impuestos?” concluyó.

Myriam Mitrece, del Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica Argentina estuvo de acuerdo, “los países que decidieron la aniquilación de seres humanos nunca volvieron a ser los mismos”.

Fue, tal vez, Rodolfo Keller el que metió el toque lombrosiano al debate, “es una cobardía desde la postura de un adulto terminar con un niño (…) es como si para terminar con la pobreza matáramos a los pobres”.

Una de las referentes más polémicas contra la Ley de IVE es Mariana Rodríguez Varela, mal conocida como ‘la loca de los bebitos’. Podríamos hacer un “elige tu propia aventura” con sus frases, pero vamos a quedarnos con sus selfies en habitaciones repletas de posters de fetos, o el hecho que haya importado desde Alemania ‘bebitos’ de juguete a los que llama “mensajeros de la verdad”, o que vaya por la calle gritando “viva la vida” con una sonrisa de oreja a oreja. Ah, y también aplicó la retórica ‘Volver al futuro’ subiendo una foto de sus hijos, tachando a uno con un paint de poca imaginación y titulándo la obra “El aborto deja un lugar vacío… para siempre. El aborto es un abrazo que nunca llegará”

La postura de la Vicepresidenta de La Nación, Gabriela Michetti sobre el Aborto no sorprende. Es de público conocimiento que representa la línea ‘cristiana’ dentro del partido que hoy gobierna y que, si los votos llegan a ser la misma cantidad a favor y en contra en el Senado, tendría que votar para ‘desempatar’.

Recientemente se vio en el medio del escándalo cuando, entrevistada por La Nación, dijo que “no hubiera permitido” los abortos en caso de violación. “(…) lo podés dar en adopción, ver qué te pasa en el embarazo, trabajar con psicólogo, no sé”. La barbaridad de la Vicepresidenta no sólo resulta insultante, sino que es a tal punto retrógrada que la legislación sobre la temática aprobada a inicios del siglo pasado (1921) es más progesista que sus dichos.

Hay tantos dramas en la vida que uno no puede solucionar que no me parece que porque exista ese drama, digamos, que a uno se le terminó la vida. O sea, podes dar en adopción el bebé y no te pasa nada” declaró con total impunidad la funcionaria que, por ejemplo, votó contra el matrimonio igualitario en 2010 por “tener dudas con el tema de la adopción”.

YO TE AMO MAMÁ (COMO NADIE LO HARÁ) Indefensos silencios que callan, adentro del castillo hecho panza. Vulnerables ojitos que no ven, la tormenta que le aproximan a su piel. Sonrisa muda de alegría, pese a sentir que en breve se le irá su vida. Manito tibia llena de amor, que no se abrirá al sol y con dolor. Mejillas suaves hechas para besar, no conocerán los labios de su mamá. Esperará con tristeza su muerte, sin entender por qué le corre esa suerte. Tanto amor y deseos de abrazar, serán mutilados y en sangre se ahogarán. Te amo mami no me dejes, es mi amor el que quiero que te llene. Quiero beber de tu pecho la vida y no entiendo quién te dice que no es mía. Te amo, te necesito, yo te adoro, y me entregan a la muerte aunque lloro. Quiero que sepas que soy tu hijo, ese mismo, que sin saberlo, tu corazón bendijo. Ámame, abrázame, ya me muero, y mi vida se la llevan sin un duelo. Mi mamá no me mimará, aunque yo la amaré siempre en su eternidad. Te amo mami aunque no me veas, mi vida seguirá con la tuya aunque no creas. Te amo mamá. Tu hijito por siempre.

A post shared by Esteban Bullrich (@estebanbullrich) on

Las palabras del senador Esteban Bullrich no podían faltar en este compilado. El ex ministro de Educación tendrá que votar el mes que viene a favor o en contra del Proyecto y su postura quedó más que clara cuando decidió subir a sus redes sociales un poema titulado “yo te amo mamá (como nadie lo hará)” No vamos a citar todo el texto acá por lógicas razones pero acá van algunas partes aterradoras: “Tanto amor y deseos de abrazar / serán mutilados y en sangre se ahogarán” o “Mi mamá no me mimará / aunque yo la amaré en su eternidad”.

Por su parte, fueron sólo dos días luego de aprobado el proyecto en Diputados los que tardó en salir a hablar Bergoglio, a.k.a, Papa Francisco. “El siglo pasado todo el mundo era escandalizado por lo que hacían los nazis para cuidar la pureza de la raza. Hoy hacemos lo mismo pero con guantes blancos” apuntó durante su discurso en la elegante y ostentosa Sala Clementina. “(…) Cuando en el embarazo se ve que el niño no está bien o viene con cualquier cosa: la primera oferta es, ¿lo tiramos?. El homicidio de los chicos para resolver una vida tranquila se tira a un inocente (…) que los hijos se reciban como vienen, como Dios los manda, como Dios permite” concluyó.

Santiago de All, estudiante de un Colegio Privado del barrio de Palermo se sentó en el programa televisivo de Eduardo Feinmann para explicar por qué estaba en contra del Proyecto y sus dichos no podían quedar fuera del listado: “En Argentina mueren doscientas mujeres por electrocución al año (…) digo, bueno, tenemos que sacar la electricidad de todo el país porque mueren un montón de mujeres, ¿te parecería lógico esto? (…) no podemos quitar la electricidad de todo el país, no podemos seguir quitando niños de los vientres maternos, la solución es educar a la gente en el uso correcto de la electricidad”.

Pero volvamos un poco al debate en la Cámara de Diputados previo a la sanción y algunas declaraciones. Carla Pitiot fundamentó su voto en contra con palabras un poco extrañas, “¿Saben por qué creo que [las mujeres pobres] no están afuera esperándonos? Porque si hay algo que ha dejado en claro este debate (…) es que el pobre no descarta porque al pobre no le sobra nada”.

Pero la sesión tuvo unas veintidos largas horas de debate y no faltaron los papelones. El premio conspiranoico se lo llevó la diputada María Ivana Bianchi: “Tenemos que debatir para que no nos pase lo que ha pasado en Estados Unidos, Inglaterra, Austria y Francia sobre la gran Campaña de la Industria millonaria del aborto (…) se puede pagar [En Estados Unidos] hasta cien dólares por cada parte de feto. Esto mismo ocurro en el Reino unido, tráfico de cerebros en Francia (…) en España, en Austrialia. Entonces me pregunto, ¿cuál será el destino que le vamos a dar a estas muertes? ¿van a ir a bolsas? ¿van a ser comercializados?”

Y las comparaciones entre las mujeres y los animales tampoco faltaron. “¿Qué pasa cuando nuestra perrita se nos queda embarazada? No le llevamos al veterinario a que aborte. Lamentamos, ¡uh! Pero inmediatamente salimos a buscar a quién regalarle los perritos (…) fijense cómo son los animales, vamos a pensar en las peores fieras, quieren a sus crias. Ahora, ¿qué nos pasa a los seres humanos que tenemos esa maldita razón que nos tapa el corazón? (…) Si fueramos un poquito más animales no mataríamos a nuestras crías” declaró Estela Regidor Belledone. Martín Grande, por su parte, expresó “Yo me pregunto, si tendríamos el mismo sistema [el de un marsupial] y los bebes de diez o quince centímetros estarían prendidos a las tetas de sus madres, cuando llega el momento del aborto sería tan fácil tomarlos y tirarlos a la basura como pretenden algunos?”.

Vamos a terminar este listado con un pesonaje bastante particular de la política Argentina, Elisa Carrió. Su partido, la Coalición Cívica, votó en bloque contra el proyecto (unvoto como salvedad) . La diputada no sólo no se presentó en el recinto durante el día que se trató el mismo, sino que apareció para pedir la palabra después de casi veintidos horas de debate y armó un verdadero escándalo a los gritos. ¿Qué hizo durante todo ese día? Subió fotos a sus redes sociales rezando.

Pero la controversial diputada no se quedó callada luego de la votación, las semanas siguientes paseó por varios canales televisiones para justificar su postura: “¿saben lo que van a lograr con esto? Las chicas de doce o trece años que tienen hijos, en general de un tío, un hermano, del padre, de un patrón o el hijo de un patrón… Estoy hablando de las pobres mujeres del Norte, a esas mujeres las van a llevar al Hospital y las van a hacer abortar a esos niños legalmente”. A lo que sumó en otro programa [lo que hay que ver] cómo no encubrir a los adultos mayores que en realidad violan a una chica de doce años y después le hacen hacer el aborto, como funciona esto en el Norte con el derecho de pernada. No vayan a creer que todo esto es la chica que decide sino que en muchos sectores del Norte las chicas de trece, catorce años son entregadas al patrón (…) era un orgullo entregarle la virginidad de una chica al Obispo, entonces, si después puedo abortar la verdad que queda impune el delito del abusador (…) me parece que tiene que primar la sensatez”.

Hasta el momento estas son las frases más absurdas, aunque todavía falta mucho debate por delante, y muchas bestialidades más por leer y escuchar.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email