#LadoNerd The OA: ¿La verdad estará afuera?

Sofia Formoso Echetto

Redactora de Corriendo La Voz Uruguay
Comunicadora Social | Periodista & Prensa | Montevideo (Uruguay)

La serie sigue la vida de Prairie Johnson (Brit Marling, co-escritora de la serie y protagonista), una joven rusa adoptada por estadounidenses que queda ciega tras un accidente de su infancia. Luego de siete años de cautiverio junto con otras personas, es liberada y se reencuentra con sus padres adoptivos pero con un pequeño detalle: ha recuperado la vista. 

Un hombre llamado Hap, que sería como una especie de científico loco, mantiene en cautiverio a individuos que han tenido alguna experiencia cercana con la muerte de la cual regresan con algún tipo de don. Estas personas están en una especie de hábitat para animales separados por un vidrio, para evitar que generen lazos emocionales.

Prairie cayó en el engaño de Hap cuando tenía 21 años en una estación del metro mientras tocaba el violín, lo cual llamó la atención del “Cazador de Ángeles”, apodo que le da nuestra protagonista al científico.

Luego de siete años, Prairie (cuyo nombre de nacimiento es Nina) puede escapar del secuestro, en el que convivía con otras personas: Homero, Rachel, Renata y Scott Brown. Para esa altura, Hap no podía aguantar más los celos de la relación que silenciosamente se estaba formando entre Prairie y Homero, puesto que tenían una intimidad que el científico jamás tendría con ella.  

Así es como Prairie aparece en un puente a punto de tirarse. Esta puede ser una de las secuencias más importantes porque refleja el morbo y cómo han cambiado las reacciones de un ser humano ante un hecho de este tamaño. En lugar de ayudar a la muchacha, la gran mayoría decide filmarla con su teléfono celular. Quizás se trate de una crítica social por parte de los creadores (Zal Batmanglij, co-creador junto a la protagonista) al demostrarnos lo alejados que estamos de la realidad, que el ver una mujer a punto de caer al abismo no es algo serio. En su lugar, buscamos capturar el momento, porque no vemos posible que eso ocurra en la vida real.

the-oa-netflix-brit-marling

Hablando del personaje de Prairie u OA, como en los episodios siguientes se hace llamar, no parece una narradora muy confiable, todo lo que escuchamos son historias desde su punto de vista, y todo lo que pasó después del secuestro ella lo vivió sin la medicación psiquiátrica que le fue dada en su infancia, lo que da vida a una de las tantas teorías que existen en Internet que nos dice que ella inventó todo lo ocurrido.

OA unió a un grupo de personas que si no fuera por ella jamás se hubieran juntado. Inclusive trajo consigo a la profesora de los jóvenes para formar parte de este viaje bizarro, que te obliga a creer o a pasar ocho horas gritándole a la pantalla “esta mina está loca.”

Si bien sus historias de cautiverio son interesantes, lo más destacable es el grupo que decide oír las mismas. Son personajes que contienen mucha diversidad, y cuyos actores hacen un gran trabajo al darles vida.

La actuación de Brit Marling pasa desapercibida, y quizás es a propósito, como co-creadora del programa probablemente ella buscaba que el resto del elenco brillara más mientras Nina sólo narra la historia.

Es importante remarcar la actuación de Phyllis Smith, mejor conocida por su papel de callada pero atrevida representante de ventas en The Office, y su mayor éxito en el cine cuando interpretó a la emoción “tristeza” que vivía con otras tantas emociones dentro de la cabeza de una niña en la película de Pixar, Intensamente.

En The OA Smith interpreta a Betty, la profesora que maneja a los muchachos problemáticos y diferentes que Prairie junta para llegar a Homero, a través de los cinco movimientos que aprendieron en el cautiverio. Con Betty, Phyllis pudo demostrar miles de emociones que otros roles no le han permitido, y en tan solo ocho horas podemos ver cómo se desarrolla perfectamente su personaje, que sin duda fue ayudado por los diálogos, aunque no podría ser BBA sin Phyllis Smith llevando la carga.

Esta es una serie que merece paciencia (ya que puede ser larga y tediosa por momentos) mientras conocemos a todos los personajes cuando se desarrollan. Algo admirable de los creadores del programa es que no exageraron el hecho de tener a un grupo de muchachos tan diverso, cuando en otras series eso sería el único punto.

Dentro de este mundo de ciencia ficción donde los multi-universos son más que comprobados, OA tiene a todos interesados en ayudarla a encontrar a sus amigos en otra dimensión, pero está muy claro que ellos también buscan algo con estas historias. Tal vez sea formar parte de algo superior a ellos mismos, porque siguiendo con la teoría de los multi-universos, en realidad somos un punto en una galaxia gigante. Así que es entendible el deseo de participar en algo tan extraordinario.

Si te gustan las historias de conspiraciones, desde que la mafia rusa te persigue hasta que un psicólogo del FBI coloca evidencia para desacreditar a su paciente, este es el show para vos. Y ya está confirmada su segunda temporada, lo cual es muy bueno, porque es capaz de dejarte con muchas preguntas, no solo por la trama de la historia sino más bien por la propia conducta humana.

Comenta