#LadoNerd Guardianes de la galaxia Vol. 2: un equipo ganador

Belén Lescano

Belén Lescano

Colaboradora en Corriendo La Voz
Estudiante de comunicación social
Belén Lescano

Tres años fueron los que pasaron para que Peter Quill/ Star Lord y sus amigos Gamora, Drax, Rocket y Groot, el equipo de Guardianes de la Galaxia, volviera a vivir aventuras cargadas de emoción, ternura y mucho humor, en el nuevo gol de media cancha de Marvel, que abre reflexiones y devela misterios.

ALERTA DE SPOILER: BAJA  

La película dirigida por James Gunn, estrenó hace poco más de dos semanas y ya lleva recaudados más de 636 millones de dólares en todo el mundo. ¿La fórmula ganadora? Algo que el volumen 1 ya había presentado: combinar a Chris Pratt, Zoe Zaldana y Dave Bautista, con personajes animados tan particulares como Rocket, una mezcla de zorrino y mapache en la voz de Bradley Cooper, y Baby Groot, el árbol convertido en ramita, el personaje más tierno de esta historia, en la voz de Vin Diesel, para hacerlos jugar en el mismo equipo.

2-Guardianes

En la primera entrega supimos que Meredith Quill, la mamá de Peter, era del planeta Tierra pero poco y nada se había hablado de su padre y de dónde venía. Por eso, el volumen 2 devela los misterios que se habían planteado con respecto a la ascendencia del protagonista, qué es lo que lo hace ser quien es y a partir de ahí, muestra lo conflictivo de los vínculos familiares, no sólo del líder de los Guardianes, sino también al interior de los otros miembros, al mismo tiempo que pelean contra enemigos que los quieren eliminar.

Plantel de titulares

En esta oportunidad, algunos personajes secundarios como Nébula, la hermana de Gamora, y Yondu Udonta, el capitán de los Devastadores que crió a Peter cuando quedó huérfano, toman mucha fuerza e incluso son los protagonistas de las escenas más  emotivas de la película. Una sorpresa fue la incorporación de Sylvester Stallone al elenco, como Stakar Ogord, el líder máximo de los Devastadores y el acierto, vino de la mano de la actuación de Kurt Russell como Ego, el planeta viviente, quien interacciona con Peter Quill. El detalle, que ya se convirtió en un clásico, es la aparición de Stan Lee, no sólo en una, sino en dos ocasiones, en las que descubrimos que en sus cameos a lo largo de todas las películas de Marvel interpreta al mismo personaje.

Peter Quill y Ego, el planeta viviente
Peter Quill y Ego, el planeta viviente

Sin embargo, la figura que  se adueñó de la película es baby Groot, a quien James Gunn supo aprovechar desde el comienzo de esta segunda parte. Los actores quedan un poco desdibujados en las escenas protagonizadas por la ramita y el propio Dave Bautista (Drax “el destructor”) lo admitió en una entrevista, en la que declaró que más allá de las buenas actuaciones, era muy difícil para ellos competir con el carisma de Groot.

Baby Groot, el jugador estrella
Baby Groot, el jugador estrella

Especialista en romper las reglas

Por otra parte, la banda sonora vuelve a marcar la diferencia entre esta película de superhéroes y todas las demás, porque gracias a la compilación de canciones de los ’70 y ‘80 (más conocida como Awesome Mix Tape Vol. 1 y 2) que la mamá de Peter le dejó a su hijo antes de morir, las imágenes hablan por sí solas y generan un clima especial que hasta ahora ninguna otra de Marvel pudo lograr, apenas Star Lord aprieta “play” en su walkman.

Del mismo modo, Guardianes rompe las reglas hasta el último minuto,  porque el volumen 2 no sólo cuenta con una escena post-créditos, como Marvel acostumbra a hacer en todo su universo, sino que esta vez son cinco los fragmentos aislados que podemos disfrutar. ¿Por qué hay que quedarse en el cine hasta el final? Si bien en general son situaciones divertidas que no suman datos demasiado relevantes, una de las escenas post-créditos revela quién será el próximo enemigo de los Guardianes de la Galaxia, para confirmar definitivamente que habrá una tercera entrega.

El afiche multicolor que sorprendió a todos antes del estreno por su originalidad, ya prometía más de dos horas de aventura que se cumplieron, y superaron en chistes, emoción y espectáculo visual a lo que nos había ofrecido la primera parte, prueba suficiente de que no siempre la primera es la mejor y que definitivamente, Guardianes de la Galaxia es un equipo que gana en cualquier cancha.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email