#LadoNerd El regreso de Twin Peaks: redoblando la apuesta

Camila Giraud

Camila Giraud

Colaboradora at Corriendo La Voz
Redactora sección Cultura
Actriz |Amante de los felinos, el cine y el teatro.
Camila Giraud

“I´ll see you again in 25 years” (“Te volveré a ver en 25 años”). Laura Palmer cumplió su promesa y vuelve a encontrarse con el Agente Cooper para un nuevo desafío: revivir una serie de culto en los tiempos del siglo XXI. Así la icónica escena del antiguo Twin Peaks reabre la historia en esta tercera temporada que se hizo desear nada menos que poco más de cuarto de siglo.

¿Qué están haciendo los habitantes de Twin Peaks después de todo este tiempo? Es una pregunta que por ahora no tiene una clara respuesta. En principio la serie, más que retomar los temas del pasado, como muchos estaban esperando, plantea nuevos misterios y nos lleva incluso a otros lugares. El universo Twin Peaks y las fuerzas ocultas en sus bosques, salen de su micromundo y se expanden a Nueva York, Las Vegas, Dakota del Sur.

18763089_1852335875031925_210298207_n

De los viejos personajes, solo sabemos que el Agente Cooper será sin dudas uno de los protagonistas. Si bien la serie abre muchas líneas argumentales, una de ellas y la que mejor conecta con la historia previa, tiene que ver con nuestro querido agente del F.B.I: el Cooper que al final de la segunda temporada logra escapar de las fuerzas del mal, era un “doble” del real, quien sigue encerrado en la Logia negra. Después de 25 años, llego el momento de que cada uno vuelva a ocupar su lugar.

Esta es solo una de las puntas de una serie de eventos, que por ahora, nos resultan inconexos; misterios, habitaciones extrañas, asesinatos y un mensaje de Lady Log (la mujer del leño, el personaje que encarnaba la actriz Catherine Coulson, que llegó a grabar algunas escenas antes de su reciente fallecimiento).

Si bien parecía que el mayor desafío iba a ser unir el “anacronismo” de la serie original a las tendencias de siglo XXI, este punto parece no ser una gran preocupación para los creadores, que apuestan a mantenerse fieles a su estilo. La estética e incluso los efectos, por lo general, se mantienen bastante cerca de lo noventoso, así como también los tiempos lentos, que pueden llegar a exasperar a quienes estén acostumbrados a las nuevas series repletas de acción y efectismo.

Se trata de David Lynch, no hay dudas, su estética y sus códigos están siempre presentes; y si bien algo del ritmo, el enfoque, los silencios expectantes y los colores del viejo Twin Peaks se mantienen, ya no se trata del pequeño pueblo del café y las tartas de cereza. Aquí no se apela a la nostalgia, de hecho, solo aparecen unos pocos personajes de los que nos prometieron que volveríamos a ver.

El universo onírico, con sus emblemáticos cortinados rojos, esta más presente que nunca. Los momentos extraños, recuerdan al Lynch original y su opera prima Eraserhead (Cabeza borradora). Además, hay una libertad mayor en la narración; algo que se asemeja a trabajos mas recientes del director, como Mullholland Drive o Lost Highway. El surrealismo aumenta y suceden cosas que, al menos por ahora, no terminan de cobrar sentido.

18762579_1852335878365258_557721854_n

Esta nueva temporada nos promete muchos misterios por develar y más de un Agente Cooper por conocer. Para disfrutarla, lo mas recomendable sería renunciar a la vieja idea del pueblito donde todos se conocen y bajar la ansiedad para disfrutar cada detalle y entrar más que nunca en el mundo Lynch de suspenso ilógico dónde la información nos llega a cuenta gotas.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email