La historia de Techint, los gerenciadores de Campana.

Florencia Bueno

Florencia Bueno

Campana ( Bs As) / Estudiante de Comunicación Social / River, Messi y Rock
Florencia Bueno

Latest posts by Florencia Bueno (see all)

Siderca funciona hace más de 70 años en Campana, fue instalada por Agostino Rocca durante la primera presidencia de Perón. Tierras ilegítimas, precarización laboral, eximición de deuda y complicidad con la dictadura, son algunas de las estrategias de los Rocca para acumular una gran fortuna y tener una de las empresas más importantes del mundo.

La empresa Tenaris de la división del grupo Techint, se dedica a la fabricación de tubos sin costura para la industria petrolera, ubicando a  como la numero uno en capacidad productiva de Latinoamérica.

El centro industrial, que actualmente está compuesto por Siderca S.A (fabricación de tubos y aceria eléctrica) y Cometarsa (fábrica de estructuras metálicas), ocupa unas 400 has. Fue instalado en 1948 por Agostino Rocca, que arribó a Argentina luego de ser expulsado de Italia por colaborar en el régimen fascista de la Segunda Guerra Mundial. Al llegar al país, comenzó a trabajar como asesor en el plan siderúrgico nacional, al ser recomendado por Torcuato Di Tella, al mismísimo Perón.

Pocos son, en Campana, los que se atreven a juzgar a Tenaris. El ciudadano promedio esta, aunque no trabaje allí, relacionado siempre a la empresa. Actualmente Siderca posee una escuela técnica para instruir en los oficios a potenciales futuros empleados De la misma forma actúan los intendentes, condonando sus deudas y permitiéndole manejarse libremente a lo largo de los años.

El grupo Techint tiene operaciones en 24 países y es el mayor productor de tubos sin costura del mundo. Paolo Rocca, el actual CEO, es el nieto del fundador y está al frente de la empresa desde 2002. Fue quien logró multiplicar las ganancias y expandirse a todo el mundo, basta con escuchar algún discurso de Rocca para comprender que su único objetivo es optimizar las ganancias, incluso se labró el termino “roccista” sobre su opinión del costo de producción argentino por la gran sindicalización y el modo de vida de los trabajadores. Con una fortuna de 4 mil millones de dólares, se ubica, según la Revista Forbes, entre los 500 hombres más ricos del mundo. Es el mismo hombre al que se le perdonan los impuestos porque para el municipio de Campana atraviesa una crisis y parte de las tierras de su polo industrial las obtuvo mediante una apropiación en complicidad con el gobierno local.

En 2015 Techint comenzó con una serie de suspensiones a gran parte de los trabajadores responsabilizándose en la caída del precio internacional del petróleo. Esta situación se profundizó con los drásticos despidos tras la asunción presidencial de Macri y el consecuente nombramiento de Sebastián Abella de Cambiemos, como Intendente de Campana.

La empresa despidió, aproximadamente, a 2500 obreros reduciendo casi el 50% de los empleados. Si bien se consiguió la reincorporación de varios de ellos a través asambleas y protestas conjuntas, continuaron las suspensiones y reducciones horarias. Pero esto no termina allí, también quitaron la enfermería de la planta con la intención de reducir costos y ofrecieron puestos de trabajo con contratos temporales, acción que despertó el descontento de los trabajadores.

En su discurso en el Mini Davos organizado por Macri, Paolo Rocca  aconsejó a sus pares de “convencer a los sindicatos de que no peleen por el salario de pocos sino por el empleo de muchos”. En la actualidad, ni el salario ni el empleo son respetado en Siderca, los puestos de trabajo son ocasionales y el aumento del 25% para los siderúrgicos tardó en ser aceptado por la empresa. Lo que ocasionó una movilización de los trabajadores dentro de la planta y varios días de paros entre horas.

El intendente Abella impulsó, a principio de año, una ordenanza para que se eximiera a Siderca del pago de impuestos por seguridad e higiene de unos $20 millones, debido una supuesta crisis que atravesó en el 2016. Luego de muchas discusiones, el Consejo Deliberante se opuso y a cambio, otorgó la reducción de la tasa de hasta el 20% para todo comercio o industria de la ciudad que acredite problemas económicos. Obviamente, Techint se vio beneficiado con esta nueva medida y aludió estar en crisis, casi al mismo tiempo que inauguraba una planta similar a la de Campana en la ciudad de Houston en Estados Unidos, donde Paolo Rocca contó con la participación del presidente de la nación. En contraste con esta concesión del gobierno local a la empresa, a los vecinos de la ciudad les aumentaron 100% las tasas, sumándoles una abultada multa por no pagar a término, más un impuesto especial de $2.- al precio final de los combustibles para solventar los gastos públicos.

Tierras tomadas

A la vera del arroyo de la cruz, frente al río Paraná, se encontraba el puerto de frutos de Campana donde los isleños vendían sus productos y funcionaban cuatro areneras. En los 60’ Siderca se apropió de las tierras y cerró la entrada. El predio es ocupado hasta hoy como depósito de pilas de chatarras que son fundidas para la fabricación de los caños, también es donde dejan los residuos industriales y la desembocadura en el río Paraná la utilizan para volcar las aguas que utilizan en el proceso pesado. Junto con la toma de las tierras, Tenaris cambió el esquema ambiental deforestando la zona y rellenando los humedales, lo que provocó el cambio de curso de la corriente natural de las aguas. Esto tuvo como consecuencia varias inundaciones en los barrios de la ciudad donde casi 10 mil vecinos se vieron afectados.

160910-6

La ex intendente Stella Giroldi, del Frente para la victoria, le realizó un comodato por las tierras para que Siderca pase a ser un inquilino legal y con un canon mensual de $2.800. Al mismo tiempo, comenzó una negociación para que el municipio le ceda las tierras a cambio de las que se encuentra ubicado el estadio de Villa Dálmine, equipo de fútbol de la ciudad, luego de que comenzara a rumorearse que iban a destruir la cancha. Estos terrenos en los 50’ le fueron otorgados a Tenaris con el objetivo de construir viviendas para los trabajadores . Cabe destacar que si se hace cumplir el primer acuerdo entre Rocca y la provincia de Buenos Aires- como se utilizaron para otros fines el contrato- quedaría sin efecto y la empresa perdería la propiedad. Las negociaciones fueron truncadas cuando llegando a los tiempos de elecciones Paolo Rocca se mostró afín al candidato de Cambiemos.

Luego de que Sebastián Abella, actual intendente, asumiera el cargo retomaron las charlas bajo los argumentos de que el valor del puerto de frutos era de $3 millones y el del estadio de $8 millones. Además de los reiterados pedidos de la dirigencia de Villa Dálmine de ser dueños de su cancha. Tampoco modifico el valor de la cuota mensual por el uso de las tierras, pese a que todos los alquileres aumentaron un %50 el ultimo año. Cuando las negociaciones por el trueque estaban encaminadas salió una medida cautelar interpuesta por uno de las 4 areneras que funcionaban en el predio que impidió que se continuara, posteriormente el secretario legal del municipio desestimó el recurso pero aun la justicia no se expidió.

Siderca y su complicidad con la dictadura

No es una novedad que en la última dictadura hubo complicidad de muchas empresas que le fueron funcionales a los militares a cambio de aniquilar parte de la población para garantizar la gobernabilidad de los grupos hegemónicos, lo que también sumó en beneficios económicos. Tenaris tuvo una gran etapa de crecimiento entre el 76´ y el 83´. Además de continuar siendo proveedores del estado se expandieron por toda Latinoamérica obteniendo un posicionamiento a nivel mundial.

Luego del Golpe de estado, la empresa comenzó a contratar agentes de las fuerzas de seguridad que se hacían pasar por trabajadores. También se podían ver a la salida a efectivos del ejército con listas de obreros marcados como “indeseables” por la empresa en connivencia con la policía.

La mayoría de los obreros desaparecidos en Campana trabajaban en Siderca, se conoce como la Noche de los Tubos, a una serie de operativos del 22 de septiembre donde fueron secuestrados cuatro operarios Alberto Bedia, Luis Culzoni, Armando Martínez y Manuel Moreno. Otro de los acontecimientos negros que rodean a Tenaris sucedió en 1979 cuando en una asamblea por falta de pago a los trabajadores apareció a presidirla uno de los jefes del ejército con un grupo de militares con bayonetas que apuntaban a quien tomaba la palabra.

De-eso-no-se-habla_658x400

En un dictamen sin precedentes la Cámara Nacional de Trabajo falló, en 2012, a favor de Gimena Ingenieros, hija de Enrique Ingenieros, desaparecido en 1977, que estaba en la obra de ampliación de Dalmine (actual Siderca) cuando fue secuestrado por un grupo de tareas. Responsabilizando a la empresa por complicidad civil.

Varios de los centros clandestinos de Campana pertenecían a la empresa como el Club Siderca, actual club Ciudad de Campana y en el hotel frente a la empresa. Uno de los sitios marcados en Campana es el Tiro Federal que se encuentra lindante al predio de la fábrica, incluso existe una puerta que lo conecta con la empresa. Allí secuestraron y asesinaron a cientos de personas, muchas de ellas trabajadores de Siderca. La cercanía es tal que en el 2004 varios sobrevivientes realizaron una visita con el juez federal Faggionato Márquez y pudieron reconocer los ruidos de las máquinas trabajando que escuchaban durante sus secuestros.

Gerenciadores de Campana

Los Roca son los dueños en las sombras de la Ciudad, tanto así que la principal avenida lleva el nombre de Agostino Rocca. Siempre mantuvieron relaciones muy cercanas con los gobiernos municipales, obteniendo así una larga lista de favores. Estos últimos dos años, con un gobierno neoliberal como el de Cambiemos, esto se multiplicó y Techint está avasallando los derechos de los trabajadores. Es tanta la dependencia por Tenaris que cada vez que existe un rumor de crisis económica en la planta todos se ponen a trabajar para ver como beneficiar a Paolo Rocca para evitar un posible cierre, quien continúa aumentando su fortuna a costas de Campana.

 

Comenta