La calle no es un lugar para vivir ni para morir

La combinación de vivir en la calle y las bajas temperaturas causó la muerte de cinco personas  en lo que va de 2019. Mariano Goyenechea, responsable de la Dirección General de Atención Inmediata del gobierno porteño, expuso ante los medios que Sergio Zacariaz, el hombre de 52 años encontrado recientemente sin vida en una calle de San Telmo, se había negado a ir un parador, responsabilizando a la víctima de la desidia estatal.

Esta respuesta quedó refutada este miércoles 3 de julio, cuando muchas personas en situación de calle se acercaron al Club Atlético River Plate en busca de abrigo y un techo para, al menos una noche, poder guarecerse del frío invernal que sufren a diario.

Esto fue posible por la acción conjunta de Red Solidaria, que lanzó una convocatoria de donaciones de frazadas y abrigos, y River Plate, que ofreció las instalaciones del club para recibirlas y para que las personas pudieran acercarse y llevarse lo que necesitaran de lo donado, comer un plato de comida caliente y pasar la noche ahí.

Si bien son necesarios estos gestos solidarios aislados, porque sabemos que ninguna persona se salva sola, no debemos olvidar que el invierno recién comienza y es responsabilidad del Estado que haya cada vez más personas en situación de calle.