#Holdouts El Senado aprobó la ley de pago a los fondos buitres

Victoria Fusco
Redes:

Victoria Fusco

Redactora at Corriendo La Voz
Periodista | Estudiante de la Licenciatura en Comunicación Social (UNLaM) | Apasionada por viajes, recitales y redes sociales | Contacto: victoria@corriendolavoz.com.ar
Victoria Fusco
Redes:

Era un hecho: el oficialismo y la oposición se pusieron de acuerdo en la cámara alta y autorizaron al Poder Ejecutivo a pagar 11.684 millones de dólares en efectivo a los tenedores de bonos beneficiados por el juez norteamericano , luego de derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, que servían para intentar una mejor negociación.

Con la excusa de la vuelta de los mercados internacionales, 54 senadores dieron el sí al pago de los fondos buitres. Entre estos votos se encontraron: 26 del bloque PJ-FPV, 15 del PRO, 7 del Interbloque Federal, 3 del interbloque UNA (aliados de Massa), Jaime Linares del GEN, la salteña Cristina Fiore y el riojano Carlos Menem. La parte kirchnerista más dura fueron los 16 votos negativos.

La sesión que duró más de 14 horas, puso en debate los argumentos de por qué hay que pagarle o no a los “usureros internacionales”. La santacruceña María Ester Labado, del PJ-FPV, cuestionó el acuerdo y representando al sector del bloque que se posicionó en contra expresó: “En lugar de estar acordando con los fondos buitre, los deberíamos estar denunciando, porque son usureros, hacen terrorismo financiero”.

Sin embargo, al final de la jornada, el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, sorprendió con sus dichos. Luego de un 24 de marzo en el que las agrupaciones kirchneristas salieron a las calles a reclamar “Patria o Buitres”, uno de ellos los traicionó, como ya se veía a venir. “Es mucho más complejo para el país no acordar que acordar: la deuda se podría acelerar y viralizar”, afirmó Pichetto y luego continuó “si me preguntan qué es mejor, pagar o no, yo contesto que si no se arregla (con los holdouts) la litigiosidad va a aumentar de manera exponencial”.

hl

Los números

Para aclarar un poco el panorama de lo que se viene de acá en más, extraemos un fragmento de un artículo de Pablo Anino de la Izquierda Diario:

Para cancelar a los buitres se prevé la emisión de títulos a 5, 10 y 30 años en dólares, a ser colocados en el mercado financiero internacional. La operación de deuda pública será coordinada por JP Morgan Chase, Deutsche Bank, Santander y HSBC, mientras que BBVA, UBS y Citigroup actuarán como colocadores en el “mercado” de los títulos.

Hay que recordar que JP Morgan Chase y Deutsche Bank son los ex empleadores de Alfonso Prat Gay y Luis Caputo. Y que la mayoría de los bancos que orquestarán la nueva emisión de deuda facilitaron el exitoso “Megacanje” que terminó de hundir la economía en 2001.

La “transparencia” que venía a traer Cambiemos está entrando en default.

La tasa de interés que pagará el macrismo por la nueva colocación de deuda se ubica encima del 7 %, mayor a la que paga cualquier país del mundo, incluidos los de la geografía latinoamericana.

Los dólares en efectivo irán a los buitres. Los bancos ganarán las comisiones y seducirán a los inversores con esa generosa tasa de interés.

La hipoteca de la deuda quedará a cargo del pueblo trabajador en el presente y en el futuro con desembolsos por intereses que se elevarán más del 10 % en el presupuesto público de los próximos años y con un stock de deuda que superará ampliamente los u$s 270 mil millones cuando hace apenas seis meses atrás se encontraba en u$s 240 mil millones.

En el cierre de la transmisión del Senado TV, Gabriela Michetti, vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado, manifestó su alegría con cautela y declaró que “fue un día histórico porque se logró un consenso en el senado y hay una voluntad de diálogo y de consenso”. Asimismo, agregó que la ley aprobada ayudará a la Argentina a “volver al crédito del mercado internacional, pero con tasas más racionales”. No obstante, “en 5 años vamos a entender que esta era la herramienta que necesitábamos”, finalizó Michetti. 

Comenta