#Fotogaleria Rechazo a la extradición de Facundo Jones Huala

Juan Agustin Maraggi

Juan Agustin Maraggi

Editor de Análisis Político y Social en #Corriendo La Voz | Colaborador en Revista Mascaró | Estudiante de Sociología en la Universidad de Buenos Aires
Juan Agustin Maraggi

Luego de meses de discusiones, presiones mediáticas e internacionales, el Juez Gustavo Villanueva decidió aceptar la extradición del ‘Lonko’ mapuche Facundo Jones Huala a Chile. Tras el juicio – inhóspitamente referido a través de videoconferencia – la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Federal reprimieron salvajemente a los y las manifestantes que aguardaban el veredicto, entre ellos y ellas familiares del acusado, niños, niñas y embarazadas. En la Plaza del Congreso se organizó una rápida congregación en rechazo y ahí estuvimos.

Facundo Jones Huala ya es un nombre que no pasa desapercibido. Desde la muerte de Santiago Maldonado en adelante se ha acusado al ‘lonko’ de estar detrás de cientos y miles de actos y organizaciones armadas (incluso de recibir fondos y armas de organizaciones como la FARC y ETA), se ha investigado su vida y su familia – a su hermano Fernando, Werken de la comunidad Pu Lof lo han intentado ridiculizar en todos los medios de comunicación masivos – y se lo ha llevado a dos diferentes juicios por los mismos cargos.

La Justicia dio lugar a la extradición. En palabras de Clarín “como se esperaba, el juez Gustavo Villanueva aceptó la extradición a Chile de Facundo Jones Huala”. Es decir, como presionaron para que suceda desde el gobierno y sus medios aliados.

Tras la sentencia y un audio del ‘lonko’, dos fuerzas represivas comenzaron una cacería contra las y los familiares del imputado, como también con aquellas y aquellos integrantes de la comunidad Mapuche que se juntaron detrás de los parlantes postrados en la calle para esperar las resoluciones. Después de informaciones cruzadas sobre la dimensión de la represión y la cantidad de detenidos, en la capital porteña comenzó a gestarse una rápida e improvisada marcha convocada por Nora Cortiñas y diferentes organismos de Derechos Humanos para repudiar el fallo de la Justicia y la represión posterior. 

En un breve acto, diferentes representantes de las comunidades originarias y organismos de DDHH tomaron la palabra en repudio a los sucesos del día de ayer, Moira Millan, referente de la Comunidad Pillán Mahuiza en Puelmapu (Chubut) y del Movimiento Marcha de las Mujeres Originarias recordó las últimas palabras de Facundo llamando a la resistencia y pidió manifestaciones en todo el país para evitar este atropello. Las consignas y las banderas continuaron el rechazo, que promete continuar.

Haciendo memoria.

Facundo Jones Huala nació en Furilofche (traducido como “Comunidad detrás de la Montaña”) en lo que conocemos como Bariloche. Se transformó con los años en el ‘lonko’ de la Pu Lof Cumashen y es buscado por la Justicia Chilena desde el 2014, acusado -como todos y todas las integrantes de la comunidad cuando  son apresados o apresadas- de terrorismo. En el caso de Facundo, la orden de captura a nivel internacional le otorgaría una pena aproximada de dieciocho años de privación de la libertad. Los cargos que buscan imputarle atañen a los procesos de lucha y resistencia mapuche en Ngen-Mapu Kintuante ante los intentos de avance de las hidroeléctricas y las multinacionales. La zona donde las diferentes comunidades mapuches desplegaron la resistencia son aquellas conocidas como ‘Región de los Ríos’ para los y las chilenas y Río Pilmaiquén en Puel Willimapu para los pueblos originarios de la región.

Facundo decidió pasar la frontera y desde hace cuatro años que es considerado para la Justicia chilena prófugo, siendo una de las causas más importantes imputadas su supuesta participación en el incendio del fundo Pisu Pisue en Pilmaiken. No es la primera vez que el ‘lonko’  se encuentra en esta condición, el año pasado estuvo más de cuarenta días detenido (de ellos más de una semana en huelga de hambre) por el mismo caso. La privación de su libertad se dio en las tierras que hoy ocupa la multinacional Benetton y el entonces Gobernador de la Provincia, Mario Das Neves, insistió en su enjuiciamiento por considerarlo ‘terrorista’. El Juez Otranto (recordado por su rol en el Caso Maldonado) decidió liberarlo y absolverlo de los casos, denegando la extradición.

La libertad de Jones Huala no duró mucho, el 27 de Junio del 2017 Gustavo Villanueva – quien había ordenado la represión unas semanas antes en Lof Winkul Lafken Mapu que terminó con denuncias de torturas a los y las detenidas- pidió su captura e inició el proceso judicial que nos lleva al día de hoy.

El oficialismo continúa buscando un enemigo interno, reprimiendo a las comunidades de pueblos originarios y judicializando a sus referentes. Las constantes represiones, la muerte durante una represión ilegal de Santiago Maldonado, el fusilamiento de Rafael Nahuel y el reciente fallo a favor de la extradición de Jones Huala no son hechos aislados, sino el resultado de una política represiva y económica.

Fotos: Nico Avelluto Fotografías

Comenta

Print Friendly, PDF & Email