#Fotogaleria Ni olvido ni perdón: Nunca Más!

Vanesa Spaccavento
Redes:

Vanesa Spaccavento

Directora at Corriendo La Voz
Melómana. Hincha de Boca Juniors. Gramsciana y feminista. Ansiosa y verborrágica. Enamorada de la autogestión. Sin los Simpson y sin cerveza, pierdo la cabeza.
Vanesa Spaccavento
Redes:

Latest posts by Vanesa Spaccavento (see all)

41 años pasaron de aquel 24 de marzo en que, en la Argentina, se inició el Golpe de Estado más sangriento y más oscuro. La interrupción de los Gobiernos democráticos no eran novedad, la Democracia era débil y los Derechos y Garantías de los ciudadanos pasaron a ser una utopía. Desapariciones forzadas, torturas, vuelos de la muerte, asesinatos, cuerpos ocultados, bebés apropiados  y un sin fin de historias que no podemos olvidar porque un pueblo sin memoria está condenado. Algunos quieren volver a instalar la Teoría de los dos Demonios y quieren poner en duda el número de víctimas pero miles están dispuestos a defender el recuerdo y demostrar que con los ideales, no han podido. Una marcha fragmentada pero multitudinaria como pocas.

Aquí se respira lucha. Fue una jornada larga y segmentada. Si caminábamos por Avenida de Mayo el ´Vamos a volver´ se sentía con fuerza; si nos íbamos para la 9 de julio, con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, el ´Milani basura, vos sos la Dictadura´ nos sacudía con firmeza.

Las diferencias son de antaño pero hay algo que vibraba a lo largo y ancho: el no estar dispuestos a discutir ni en cuanto a la cantidad de víctimas del Terrorismo de Estado, ni en cuanto a que fue un Genocidio. No importa que funcionarios del actual Gobierno, con grandes medios hegemónicos ayudando, quieran hacerlo.

Otra vez, la misma vieja historia. Algunas cosas son predecibles y no sólo no sorprenden, sino que estamos a la espera de que ocurran, por ejemplo: la conocida maniobra de ensuciar que tienen algunos grandes medios de (des)información.

Es imposible que en una marcha tan multitudinaria, todos expresen un sólo reclamo. Claro que el eje era la lucha contra el olvido y el pedido inalcanzable de castigo a todos los responsables (cívicos y militares). Sin embargo, la coyuntura jamás queda al margen.

Ya muchos medios oficialistas, disfrazados de independientes, reconocen la caída de la imagen positiva del Gobierno en las encuestas. ¿Acaso ensucia la marcha el que muchos de los reclamos populares hayan estado presente? Para algunos si. Son aquellos que buscan aislar los hechos histórico-político y sociales; no lo hacen de un modo inocente. Es su método para deslegitimar los reclamos, para enfrentar a la sociedad, para dividir y cuidar el poder del Gobierno de turno.

Ayer, en las calles, se respiró el descontento. Se sintió el enojo no sólo por su postura respecto al Gobierno militar, sino también en lo relativo a otras problemáticas que hacen a la vida cotidiana de la mayoría de la población, la cual está lejos de ser parte de la clase media-alta alejada de los despidos, de la caída del poder adquisitivo y de la incertidumbre de no saber, siquiera, si el mes que viene podrá pagar lo básico para vivir dignamente.

En esa sintonía, muchos periodistas analizaron lo ocurrido ayer desde un enfoque bien distante a lo que se vivió estando ahí; también, desde un enfoque bien alejado de la vida de un laburante cualquiera. Cuestionan a quiénes salen a las calles, pero no la actitud provocadora del Gobierno, que el año pasado tuvo a Obama de protagonista en el acto y este, lo tiene al presidente en Holanda.

Pese a lo fragmentado de la movilización, hay algo que no pudieron tener: incidentes y hechos de violencia con los cuales saturarnos durante toda su programación.

Ni olvido, ni perdón: Juicio y Castigo a todos los responsables. Desde 1983, muchos quieren que, tras recuperar la Democracia, no volvamos a mirar atrás. Nos seducen con el futuro intentando borrarnos la memoria.

A ellos les queremos decir que la historia, si se olvida, se repite. También le queremos recordar que no es pasado, no sólo porque desaparecidos en Democracia existen, sino porque todavía estamos buscando a miles de desaparecidos, porque todavía hay abuelas buscando a sus nietos, porque todavía hay responsables libres.

Fueron 30 mil – Fue Genocidio
Acá no olvidamos ni perdonamos

“Tiene que ser posible recuperar la Revolución desde el arte (…). Recuperar, entonces, la alegría creadora, sentirse y ser un escritor; pero saltar desde esa perspectiva el cerco, denunciar, sacudir, inquietar, molestar”
Rodolfo Walsh, Apuntes Personales, 19 de Diciembre de 1968

51

Nota Reclacionada: Fotogalería y Documento completo del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia a 41 años del Golpe de Estado: ACÁ

Comenta