#Fotogalería Contrafestejo en Paraná

CorriendoLaVoz
Redes:

CorriendoLaVoz

CorriendoLaVoz at Corriendo La Voz
Medio de Comunicación Digital | Otra forma de comunicar |
CorriendoLaVoz
Redes:

El sábado se realizó el 16° Contrafestejo en la Plaza del Tambor, Paraná, en el marco de un encuentro que nos invita, año tras año, a reflexionar colectivamente la cultura ancestral originaria de Abya Yala y afroamericana.

A continuación, compartimos la historia del Contrafestejo escrita los organizadores de este evento, que se viene realizando desde hace 16 años:

“El Contrafestejo intenta propiciar un espacio de reflexión colectiva, y una profunda vocación por revitalizar nuestra identidad sin omisiones ni distorsiones, como resistencia a la globalización neoliberal del pensamiento y la cultura, a favor del respeto por la diversidad étnica y cultural y de la igualdad de oportunidades, contra el egoísmo y la marginación tan presentes en nuestra sociedad

El Contrafestejo en Paraná nació en un momento muy particular de este extenso país al sur de América. Corrían los últimos meses de 2002 y el sueño argentino del primer mundo había estallado por los aires, arrasando con la economía, las instituciones, y toda idea de futuro. Sin embargo, de entre esas mismas ruinas surgía una genuina necesidad de transformación en una nueva sociedad, más solidaria, que se organizaba por fuera de las estructuras partidarias para salir de la crisis de manera colectiva.

Se respiraba un clima de lucha y comunidad: asambleas barriales, trueques, movimientos okupa, recuperación de fábricas, experiencias de educación popular, renacer del arte callejero, cuestionamiento de la historia oficial, etcétera. En medio de toda esa ebullición social de nuevas potencias alegres, comenzó a cocinarse la idea del Contrafestejo como la expresión legítima de un nuevo pensamiento que nos hermanaba.

La escuela de candombe afrouruguayo estaba dando sus primeros pasos y se conformó así “Nación Tambor”, la primera cuerda de tambores de la ciudad. Como muestra de fin de los talleres anuales se decidió hacer una llamada que recorriera el viejo Barrio del Tambor, asentamiento de afrodescendientes de mediados de siglo XIX en cercanías de la Iglesia San Miguel.

La fecha del 12 de octubre, denominada hasta hace unos pocos años “Día de la Raza”, resultó el pretexto ideal para contrafestejar, entre otras desavenencias históricas, la idea de que América había sido enriquecida tras el descubrimiento de Cristóbal Colón. El Contrafestejo se hace presente para recordar que nuestra nación Argentina fue fundada sobre el sacrificio y el genocidio perpetuado sobre los pueblos originarios y sobre los africanos traídos como esclavos a América.

El primer año sólo se realizó la llamada de tambores y a partir de 2003 es que se incorporó la fiesta popular al final del recorrido. El evento fue creciendo en convocatoria y se sumaron a la organización otros movimientos artísticos y culturales, sindicatos y personas afines a la idea de Contrafestejo que lo enriquecieron.

Con su empedrado de época colonial, el Pasaje Baucis supo dar un clima especial a las noches cada vez más concurridas de aquellos primeros años. En 2007 y por única vez el Contrafestejo se trasladó a la esquina de calles San Martín y Buenos Aires. Es innegable que el Pasaje tiene su magia propia, pero también algunos inconvenientes relacionados con la capacidad y comodidad para la cantidad de gente, que fue incrementándose año tras año; es por eso que el Contrafestejo salió y volvió a Baucis varias veces en años posteriores.

A partir de 2009 la organización del Contrafestejo pasó a estar a cargo de una rebautizada cuerda de tambores La Yaguarona, en alusión a un animal mitológico –el yaguarón- que habita las aguas del río Paraná, mezcla de jaguar y de serpiente. La autogestión de un evento de esa magnitud plantea desafíos grandes que el grupo aprendió a resolver paso a paso. En 2010 el comienzo y final del recorrido fueron la Plaza Alvear; fue un año de anclaje para el grupo organizador, que supo sacar lecciones de sus errores. Al año siguiente se cumplían 10 años y se renovaron esfuerzos para conseguir los recursos de manera horizontal y autogestiva.

A partir de entonces y hasta el presente se ha ido integrando gente nueva y afianzando el modo participativo. En todos los aspectos, las decisiones se toman en conjunto, y por eso las asambleas y ensayos previos al Contrafestejo son instancias de aprendizaje muy enriquecedoras en experiencia colectiva. La toma de decisiones por consenso puede ser más lenta pero representa un beneficio más profundo y duradero, porque en ese tiempo se ejercita el diálogo y se pueden tener en cuenta los diferentes puntos de vista.

Cuando cada año los tambores toman las calles y comienzan a avanzar en poderosas columnas, se tiene la certeza de que esa construcción es cada vez más fuerte. Esas mismas calles repletas de autos, con sus veredas rectas que recorremos de manera automática y disciplinada todos los días, serios o apurados, se convierten por un día en una fiesta de ritmo y color. En ese tiempo y espacio transformados cobra sentido el esfuerzo de llevar a cabo el Contrafestejo. En ese momento que los tambores comienzan a sonar y una alegría poderosa arrebata los corazones dentro del vaivén contagioso del candombe, y la multitud recorre en una danza común el antiguo Barrio del Tambor”.

Fotogalería a cargo de Paula Vicentín Ortiz

 

Fuente: http://www.unoentrerios.com.ar/la-provincia/contrafestejo-parana-la-llama-que-lleva-16-anos-encendida-n1479132.html

Comenta

Print Friendly, PDF & Email