A 42 años del último Golpe, insistimos en el Nunca Más

Rocío Belén Rodríguez

Rocío Belén Rodríguez

Redactora at Corriendo La Voz
Estudiante de historia y de comunicación/ Feminista/ Cinéfila/ Amor por los libros.
Administrar
Rocío Belén Rodríguez

Se cumplieron 42 años del último golpe cívico-militar clerical en la República Argentina, en esta jornada, parte del pueblo argentino tomó las calles para hacer memoria de aquel oscuro acontecimiento en nuestra historia.

Como cada 24 de marzo, nos rencontramos con la historia de lucha de Las Abuelas de Plaza de Mayo y con el recuerdo a los 30 mil desaparecidos-detenidos. La Plaza de Mayo, una vez más, se convirtió en el escenario de la concentración de una multitudinaria marcha. Distintas agrupaciones políticas y autoconvocados marcharon bajo una misma consigna:

“Contra el ajuste, la represión y la impunidad. Por la democracia sin presas y presos políticos. 30.000 detenidos-desaparecidos. ¡Presente!”

Desde temprano se dio inicio a la convocatoria con actos en distintos puntos del Ciudad Autónoma de Bs. As como en la Ex ESMA, Tribunales y en Plaza Congreso. Ya cercano del mediodía, se hicieron presente algunos dirigentes políticos del Kirchnerismo como Agustín Rossi, Máximo Kirchner, Fernando Espinoza, el ex vice-presidente Amado Boudou, entre otros, quienes acompañaron a las Madres de Plaza de Mayo en la marcha a su Plaza. Pasado unas horas, se sumaron Carlos Zannini y Luis D’Elia, quienes habían sido liberados unas horas antes del primer acto oficial y se subieron al escenario.

La masiva movilización se dividió en dos actos oficiales, el primero comenzó alrededor de las 16:30 con la participación de Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo de la Línea Fundadora y Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, entre otras organizaciones. El gobierno de la ciudad habilitó la construcción de un escenario entre la Pirámide de Mayo y el Cabildo, en una Plaza de Mayo que se encuentra actualmente en reconstrucción.

Las oradoras del primer acto fueron Estela de Carlotto y Taty Almeida, ambas leyeron un fragmento del documento del acto y expresaron claramente su oposición a las políticas de ajuste de Mauricio Macri y “el retroceso con las políticas de memoria, verdad y justicia.” En el documento se reivindicó la lucha de los militantes desaparecidos y se denunció la demora de los juicios de lesa humanidad, aún pendientes. También se denunció el desmantelamiento de las políticas públicas de Memoria, Verdad y Justicia en las áreas del Estado. Taty Almeida cerró el primer acto con un mensaje contundente:

“Detrás del negacionismo está el intento de olvido y detrás el intento de olvido esta la intención de desmovilizarnos. No nos han vencido, estamos acá, en unidad con el pueblo y con las banderas de los 30 mil en alto. Libertad a las presos y presas políticos, restitución de la identidad de los nietos y nietas. Juicio y castigo a todos los genocidas y partícipes civiles. Basta de ajuste y represión al pueblo. 30 mil detenidos-desaparecidos. ¡Presente!”

A su vez, se hizo un pedido a la sociedad de seguir con la búsqueda de las identidades de los nietos y nietas que aún restan hallar.

Cercano a las 18:00, se llevó adelante el segundo acto, encabezado por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia. Estuvieron invitados a subir al escenario Sergio Maldonado (hermano de Santiago Maldonado), Andrea Antico (cuñada de Santiago), Stella Maris Peloso y Enrique Maldonado (padres de Santiago) y Norita Cortiñas, cofundadora de Madres de Plaza de Mayo. Además, estuvieron presentes arriba del escenario los despedidos/as del Hospital Posadas.

Liliana Daunes (periodista, locutora, feminista) fue la encargada de darle voz al documento leído en la marcha. En él se repudió los intentos volver a poner en eje la teoría de los dos demonios, como también la búsqueda de libertad a los genocidas. También se repudió el 2×1, la prisión domiciliaria de los represores como fue en el caso de Etchecolatz (ahora nuevamente en prisión) y se pidió cárcel común a los represores. Además se ratificó en la búsqueda de justicia para Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, Facundo Burgos, Marielle Franco (la concejal feminista brasilera asesinada por denunciar violencia institucional por parte del gobierno de Temer). Por la aparición de los tripulantes del Ara San Juan, por la liberación de la activista palestina Ahed Tamimi. Por la memoria de Alina Sanchez, la médica feminista argentina que falleció en el norte de Siria. Por la despenalización del Aborto, contra los ajustes, contra el G-20 y el FMI, contra la masiva ola de despidos, entre otros temas que son titulares en los medios de comunicación.

Entre los y las dirigentes políticas se encontraban como Myriam Bregman, Nicolás del Caño, Mañuela Castañeira, Vilma Ripoll, Alejandro Bodart, Romina da Plá, entre otros/as y desde el escenario cantaban:

“Cárcel común, perpetua y efectiva ni un solo genocida por las calles de argentina”

Haciendo referencia a la posibilidad de que le otorguen cárcel domiciliaria a Alfredo Ignacio Astiz, ex capitán de la fragata de la Armada Argentina durante la dictadura cívico-militar.

Entre lo emotivo de la marcha y los mensajes contundentes en contra del gobierno, el hit de verano se hizo resonar, pero esta vez con un cambio en una parte de la letra: “Mauricio Macri la yuta que te parió”. Deconstruyendo el imaginario colectivo de que las “putas” no son las responsables de los malos representantes políticos.

Pañuelos blancos y pañuelos verdes colorearon la emblemática Plaza de Mayo, una sola voz de lucha se escuchó en la Ciudad que hizo eco por toda la República. Ni los militares ni los gobiernos neoliberales han podido borrar la memoria e imponer el olvido a nuestro pasado.

¡30 mil detenidos-desaparecidos! ¡Presente!

¡Ahora y siempre!

Fotografos: Nico Avelluto, Mai Romano y Tato Barboza 

Comenta

Print Friendly, PDF & Email