#Fisión Mano a mano: “Con CHICHE apostamos a que la gente se identifique con la banda”

Vi Clavero

Vi Clavero

La música como medio de comunicación. En radio: productora de Somos La Previa. En Insolventes: staff. En #CLV: crónicas, notas y otras yerbas. Está prohibido vivir sin pasión!
Vi Clavero

 “Así como cualquiera le toma cariño a un objeto que lo entretiene o simplemente le roba una sonrisa, Chiche se trata del disco más preciado para Fisión: por su trabajo, el modo en que nació, la alegría que contagia y la evolución del proyecto”, así iniciaba Fisión al descripción de su nuevo material. Chiche, además de tener a Matías “El Chavez” Mendez en la producción musical; cuenta con cuatro músicos invitados: Sebastián y Máximo  Andersen, de El Plan de la Mariposa en voz y acordeón respecticamente; Tomas Bacigaluppi, de Lo’ Pibitos y  Santiago Aysine, de Salta La Banca también en voz.

Con el entusiasmo y las ocurrencias que se ven reflejadas en sus redes, Juan Pablo Sparo (voz y guitarra) y José Osa (voz y guitarra) recibieron a los medios en un bar de Colegiales y, cervezas de por medio, se tomaron el tiempo necesario para cumplir con cada nota.

30 maquetas, 15 temas pasaron a pre-producción, 8 eligió “El Chavez”. ¿Lamentan alguna que haya quedado afuera?

Jose: Había una del Cholo (Ignacio Osa) que me gustaba mucho.

Juan Pablo:  Son un montón de canciones que quedaron afuera de Bicharraco, luego otro montón de canciones que quedaron afuera de Chiche; y se termina generando un stock de fabulosas canciones que simplemente quedan afuera porque no están adentro de un concepto, no es porque sean feas.

¿En qué cosas del proceso de grabación de Chiche creen que influenció la experiencia de Bicharraco?

Jose: – En todo. El productor fue el mismo, así que ya conocíamos el método de trabajo. Antes de Bicharraco nunca habíamos entrado a un estudio en serio, con un productor que le meta mano a las canciones, que diga ‘ésto va’, ‘ésto no’. Se armó un equipo con “Chavez”, que terminó siendo un amigo. Ya en Chiche fluye todo más natural.
Juan Pablo: Con Bicharraco éramos jugadores de potrero que habíamos pegado un director técnico, eso nos empezó a ordenar y nos enseñó que no hay que correr todas las pelotas, que a veces hay que confiar en el otro. Con Chiche ya sabíamos jugar y jugamos, nos divertimos. Por eso se llama así, tiene que ver con eso lúdico que sucedió en esta grabación y se nota en la frescura del disco, en el método que utilizamos para grabarlo.

¿Qué opinan de que los discos estén para libre descarga?

Jose: Hay que adecuarse a los tiempos que corren, nosotros promovemos que la gente de cualquier lado pueda descargar los discos. Queremos que la gente se sienta identificada con las letras y la música, el día de mañana les genere iniciativa de ir a ver una banda en vivo.


Juan Pablo:  Estamos volviendo a un época antigua en la que en la que no había discos, antes se escuchaba música solo en vivo. Cuando no existían los discos de pasta vos ibas a escuchar al trovador, antes en los boliches era todo música en vivo; estamos volviendo a eso. Y está bueno que la manera de promocionar ese show en vivo sea internet, que vos tengas acceso, que la palpes y digas “Bueno, ahora voy a ponerle una imagen a todo lo que escuché”. Se quita un intermediario y estás más cerca del artista.

fision-7

 De todos modos, ¿ sienten que tiene un plus tener el disco físico también?

Juan Pablo: Claro, es como ir a un cumpleaños de quince y llevarte el souvenir. El disco está en los lugares que nosotros tocamos para que puedan llevarlo de regalo y recomendar la banda o tenerlo como un recuerdo de ese show.
Jose: Todavía hay gente que le gusta llevarlo y ponerlo en un minicomponente o en el auto. Son mecanismos que hay que cubrir.

 ¿Qué esperan de Chiche?

Jose: – Me parece que la gente se dio cuenta que Fisión no era un hobbie, sino que es una banda que le está poniendo todo y reconoce eso en los mensajes que te mandan; esa gente que había dejado de escribirse con vos y con el lanzamiento del disco se acercó de alguna forma, por alguna red. Entonces las expectativas son muy buenas porque hay un reconocimiento de la gente que te conoce hace mucho y también hay gente nueva que les llega el disco.


Juan Pablo: – Cuando grabamos el mini documental “Chiche is coming” me preguntaron ésto y tiré que esperaba encontrar el amor, porque uno espera cubrir todos los rubros del horóscopo: salud, dinero y amor. Pero en ese momento no estaba terminado el disco, entonces no podía decir mucho. Hoy en día cumplió todas mis expectativas. Me encanta como suena, me encantan las canciones que tiene, me emociono con José y el Cholo cantando, me parece que todos están en un punto hermoso de artista. Siento que mejor que ésto no podría haber salido.

 A diferencia de la mayoría de las bandas que se van a tocar a La Costa, ustedes eligieron ir al Norte, ¿por qué? ¿Qué les dejó esa experiencia?

Jose: – Fuimos mucho a La Costa, tres o cuatro años seguidos y nos fue bien. Tocábamos en la playa y en los bares o boliches donde podían tocar bandas en vivo, pero la gente estaba en otra; querían escuchar más cumbia o música electrónica. Un año fuimos al norte sin tener nada armado y nos salió muy bien, tan bien que al año siguiente volvimos con un montón de contactos, mejores condiciones en cuanto a alojamiento y comida. Allá hay una movida increíble de mochileros que van de los grandes centros urbanos y están muy abiertos a lo artístico, nos conocen, se genera una conexión y después nos van a ver durante el año cuando tocamos en su ciudad.
Juan Pablo: Cuando viajas al norte es como un viaje de introspección y después se genera ese recuerdo emotivo cuando nos van a ver en las grandes ciudades.


 ¿Cómo es, para una banda de Tandil, apostar a un Roxy?

Juan Pablo: Difícil. Por empezar son 400 kilómetros de distancia más que cualquier banda de Capital, pero no nos achicamos. Hay muchísima gente que nos sigue en todo el país, entonces hacer un Roxy termina siendo fácil por ese apoyo.


Jose: Es todo un camino, nosotros venimos trabajando mucho. Tocamos en Capital y GBA con mucho sacrificio. Los viernes los chicos salen de trabajar en Tandil, agarran el auto y se vienen; apostando a que ésto siga creciendo, que la gente se cope, se identifique con la banda y venga al Roxy. Esa es la meta ahora con el Chiche.


Juan Pablo: – Queremos generar algo diferente, como lo tratamos de hacer con los discos. No queremos ser rockeros fundamentalistas ni atarnos a nada, queremos ser algo original y estamos en la búsqueda de eso. Prometemos que el Roxy no va a ser igual a cualquier Roxy.

 

Comenta

Print Friendly, PDF & Email