Leonela Esteve Broun

Redactora at Corriendo La Voz
Estudiante de Letras. Feminista. Melómana. Tengo una frase de Friends para todo.
Leonela Esteve Broun

Sandra García es una cantante, pianista y compositora que luego de una exitosa trayectoria como una mitad del dúo Tercera Voz, decidió saltar del trampolín y embarcarse en un proyecto solista. Durante el mes de septiembre, presentó su primer disco titulado A flor de piel y se estará presentando este jueves 7 de noviembre en Clásico Fernández. En la previa del show, Corriendo La Voz tuvo la oportunidad de hablar con ella para conocer más sobre el disco, sus influencias y la importancia de cantar lo que tenemos adentro. 

– De dónde nace la idea del título A flor de piel?

Sandra García: Elegí la canción A flor de piel como título del trabajo porque esa canción representa el espíritu del disco desde la letra y desde la variedad de ritmos y estilos. Esta canción nació hace un par de años en un momento en el que me dí cuenta de lo importante que es poder expresarme a través de mis canciones, que es un sentimiento que me traspasa. Es una canción que habla del amor, de ese amor que me pone en frente el espejo para descubrirme… y que todo fluya «a flor de piel».

– En el disco confluyen muchos estilos, ¿cómo fue el proceso creativo? ¿Qué influencias tuviste?

SG: Escucho todo tipo de música desde muy chica. Me crié en una familia en la cual la música siempre fue y es protagonista: desde el folclore, el jazz, el tango, canciones italianas; y primos más grandes que me mostraron los grandes exponentes del rock nacional: Spinetta, Charly, Gieco, Nebbia, Sandra Mihanovich, Celeste Carballo, Claudia Puyó, Silvina Garré, Lerner, Fito, Baglietto, Zas, Los Abuelos, entre otros, y Queen, Sarah Vogan, Era, Billie Holiday, Elton John, Nina Simone, Frank Sinatra, el «Carpo» [Pappo], la Mississippi, la Black end Blues, Janis Joplin, Kilo Taylor. Seguro se me escapan muchos y hoy sigo escuchando de todo. Obvio, «la Negra» [Sosa], que supo hacer que las canciones sean de ella sin ser autora.

 

– Me llamó mucho la atención la canción Retoño porque cuenta una historia no tan común, la espera de una adopción: ¿cómo nació esa canción? ¿Qué rol creés que puede tener la música y el arte en general a la hora de mostrar otras historias de vida?

SG: Retoño nace desde el deseo más profundo de formar una familia adoptiva, de la espera, del creer fervientemente que se va a dar cuando se tenga que dar; con Jud nos anotamos hace ya casi dos años, desde el lugar luminoso de que va a ser si tiene que ser y que vamos a agrandar nuestra familia de dos y que nos vamos a adoptar mutuamente. Un gran encuentro que estamos esperando con mucho amor.

Las canciones visibilizan historias, sentimientos, y cada persona la adopta, valga la palabra, cómo le llega. Quienes están intentando ser madres a través de una inseminación se han sentido también muy identificadas. Hay muchas maneras de armar una familia, hay muchas formas de familias y la música es una gran oportunidad para plasmar eso. Las canciones pueden ser historias de 3 minutos y yo celebro poder contar historias reales.

 

– ¿De dónde nació la idea de hacer un cover de Plegaria para un niño dormido? ¿Por qué Spinetta y por qué esa canción?

SG: Plegaria llegó a mi hace muchos años siendo pre-adolescente en un disco de Almendra que me prestó un amigo y me emocionó y la quise sacar en el piano y cantarla. Siempre lo hice para mí, nunca en público y al pensar qué canción podía hacer en el disco se me vino inmediatamente al corazón y la mente. Hoy cuando la canto me sigue emocionando y hacer una versión solo con bajo fue un placer que quise darme.

– ¿Cómo fue la experiencia de pasar de un dúo a tu proyecto solista?

SG: Y… en este caso es estar sola con mis canciones y el piano, lo que parece obvio pero me llenó de libertad y de un vacío que me convocó a pensar muy bien qué canciones elegía. No estoy sola en este proyecto y el jueves va a estar la gran base del disco. Hernan Malagoli quien fue el productor artístico del disco y participa del show del 7/11 como director musical y en el piano, Maxi Chercover con el bajo, Marcelo Cosentino en guitarras y Juan Pablo Morbelli en batería y bombo. Y Jud Molina quien, aparte de acompañarme en la vida, va a cantar alguna canción en formato dúo, ukelele y charango. La experiencia es emocionante y feliz. Mis canciones están tomando vuelo para que quien quiera las pueda cantar.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email
Compartir