Leonela Esteve Broun

Redactora at Corriendo La Voz
Estudiante de Letras. Feminista. Melómana. Tengo una frase de Friends para todo.
Leonela Esteve Broun

La Descarga es una big band de salsa integrada por 14 músicos que tiene 10 años de trayectoria. Mejor conocidos como «los creadores de la salsa argentina», ya cuentan con tres discos de estudio en su haber y hace poco realizaron su segunda gira por España, con un derrotero que los llevó por diferentes ciudades como Madrid, Barcelona y Zaragoza. Corriendo La Voz tuvo la oportunidad de entrevistar a Gustavo «Tano» Martelli, cantante y director musical de la banda, para preguntarle más sobre la gira española, el género y lo que se viene para el grupo. 

La relación de La Descarga con España ya tiene su propia historia: viajaron por territorio español por primera vez el año pasado y en palabras de Martelli, «sembraron tanto que ya este año se armó una gira por muy importante, 8 conciertos en 12 días». La gira los llevó por bares salseros como Idea Bar y Café Berlín pero también por otros escenarios más masivos. En efecto, en Barcelona participaron de «la Salsaloneta», un evento que se realiza en la Barceloneta, al aire libre: «es como la fiesta patronal de Barcelona. Había muchas compañías de baile que mostraban sus coreografías y nosotros cerramos el evento, tocando ante mucha gente, varios miles. Un evento increíble, con un sonido, una infraestructura, un escenario con todo y bueno, arrancamos a tocar y la gente realmente no sabía ni un tema. El show fue de abajo para arriba y en un momento estaba toda la gente bailando y aplaudiendo cada tema, y cantando algunos coros. No lo podíamos creer. Fue una fiesta increíble. Fue como un golazo de media cancha.»

La gira no sólo fue una cosecha de nuevos públicos sino también una oportunidad de generar vínculos más cercanos con otros artistas: «en la Barceloneta se subió a cantar con nosotros el cantante de Tromboranga, el grupo más importante de salsa de Barcelona. Y él conocía nuestras canciones, por medio de Facebook, de Instagram se hizo amigo nuestro y ya hablamos de hacer un tema con él». También estuvieron grabando material audiovisual con la cantante pop Georgina, con quien esperan poder seguir colaborando y reversionar un tema de ella con un arreglo «a la Descarga»

Este paso triunfal por España llegó en un año muy especial para el grupo. En Julio celebraron sus primeros 10 años de carrera con un gran show en Uniclub, en el que el apoyo del público fue tal que tocaron con localidades agotadas y dejando gente afuera. Martelli recalcó que no podrían haberlo hecho en otro lado porque allí nació el germen de lo que hoy es la Descarga: «es el lugar que nos vio nacer. Crecimos y nacimos ahí como orquesta. Pasamos de ser una jam latina a ser una orquesta que se llama La Descarga. Tuvimos 10 años de proyección, tres discos encima. Los 10 años los teníamos que cumplir ahí mismo. El Uniclub tiene una técnica, un sonido y unas luces que están buenísimos entonces tocar ahí para nosotros es una tranquilidad; sabemos que nos vamos a montar en ese escenario y que vamos a sonar bien porque lo conocemos. Y tiene cada vez mejores cosas».

El paso de ser una jam latina a una orquesta de salsa significó también una evolución en el sonido. Comenzaron haciendo covers de artistas reconocidos pero progresivamente fueron incorporando material propio y con éste, fueron abriéndole la puerta a «la salsa argentina» como tal: «Es algo que nosotros nos vivimos cuestionando. Porque, por momentos, uno haciendo salsa en la Argentina es como un género que no es de ahí. Pero si nos remontamos a otros géneros como el reggae, que es algo que suena mucho en Argentina, o el rock, tampoco son argentinos. Los géneros argentinos serían el tango, una chacarera, lo más tradicional. Pero nosotros, a la hora de componer, no nos sale eso. Nos sale música latina, salsa. Porque es lo que nos gusta, lo que vibramos día a día. Es la música que escuchamos

«En un momento dijimos “como en el rock nacional” que se hizo “nacional” después de mucho tiempo, es un sello que se puso y ya hoy en día suena diferente al de otros países. En la salsa, es lo mismo. Es una cuestión de tiempo. Hace 10 años por ahí la salsa no se escuchaba tanto, no había tantas orquestas. En 2008, 2009 cuando nosotros arrancamos, no digo que fuimos los precursores porque siempre hubo orquestas pero sí fue una llamita que se prendió y duró 5 años tocando en el Uniclub, todos los miércoles. De ahí salieron muchas orquestas de salsa que hoy en día están sonando. A nosotros nos pone hasta orgullosos. No digo que seamos los únicos responsables, lo único que hicimos fue encender un fueguito. Y después cada uno le fue poniendo leña».

Lo construido hasta ahora por la orquesta ha dado sus frutos pero ellos no paran. En España presentaron nuevo material, la canción Todos nacemos locos, que será lanzada pronto en formato audiovisual pero, además, Martelli le anticipó a CLV que se vienen dos covers, con el toque especial de La Descarga, de dos clásicos del rock nacional: Demasiada presión de Los Fabulosos Cadillacs (banda de la que Martelli formó parte) y Confesiones de Invierno de Sui Generis. La iniciativa vino de parte del DJ Pablo Bat, amigo del grupo, quien los invitó a participar de su proyecto discográfico que reúne colaboraciones con orquestas de todo el mundo.

La primera década de vida de La Descarga tiene un saldo más que reconfortante si se piensa en todo lo aprendido y lo logrado pero quizás el mayor motivo de celebración sea el camino hacia una identidad musical propia, no sólo del conjunto en sí, si no de la salsa argentina, que, lejos de encasillar, parece ser un espacio de creatividad y libertad: «es un orgullo que en un momento haya empezado a sonar la salsa argentina, con nuestro vocabulario. Nosotros no tenemos palmeras o el Caribe, no comemos ajiaco; comemos asado, tomamos mate. Entonces nuestras canciones hablan de eso, de lo cotidiano que nos pasa a nosotros. Si uno como orquesta hace temas de Rubén Blades y Oscar D’León, a la gente le va a ser más fácil escucharlo pero no es nuestro camino. Eso tiene un techo muy corto y a nosotros nos gusta tenerlo “descapotado”. No tener límites arriba: que la música fluya«.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email
Compartir