#Entrevista Jarana Producciones: un acercamiento popular al arte

    Gabriela Krause
    Redes:

    Gabriela Krause

    Periodista | Escritora | Poeta, feminista y militante de causas que se presumen perdidas. ¿Dónde está Santiago Maldonado?Contacto: genero@corriendolavoz.com.ar / breveeternidad@corriendolavoz.com.ar
    Gabriela Krause
    Redes:

    Jarana Producciones está a punto de inaugurar, el sábado 3 de diciembre, su primera muestra fotográfica, que estará todo el mes en el bar cultural Despertándonos, en Quilmes. Aprovechamos la ocasión para visitarlas y explorar un poco el universo de la fotografía joven.

    Las chicas de Jarana son dos. Magu Borzi y Maru Natalucci son de Quilmes, estudian fotografía, tienen su productora y buscan incorporarse en el mundo de las fotos, en una era con el rubro prácticamente superpoblado y donde predomina lo digital.

    Hace calor. El recibimiento es con un vaso de agua que se agradece con aspaviento. La caminata fue corta, pero el sol pega fuerte y la mesa de la cocina tiene un aire fresquito que es casi una caricia. Empezamos la charla, casi sin preámbulos, y lo que sigue es el resultado, uno que transcurre entre risas y reflexiones interesantes de las dos jóvenes fotógrafas:

    – En estos últimos años hubo un gran surgimiento de fotógrafos, ¿consideran que es más difícil la difusión dadas las condiciones?

    Magdalena Borzi: Yo creo que es muy difícil, dada la cantidad de gente que hay  ejerciendo, pero también es más fácil, porque hoy en día te podés difundir por donde sea, todos tenemos un Facebook, un Twitter, un Instagram, y demás. Entonces, es como mucho más fácil que la gente te llegue a conocer, por más que estés rodeada de un montón de otra gente. Otra cosa que creo que influye mucho es el género o el lugar de la fotografía al que uno apunta. En nuestro caso, que hacemos muchos shows en vivo, por ejemplo, hay muchísima oferta. Vas a sacar a un recital y tenés treinta fotógrafos alrededor tuyo que también están sacando. Hoy todos tienen una cámara que llevan a todos lados, mismo el celular cada vez saca mejores fotos, de hecho nos está de a poco dejando sin trabajo a nosotras, que por supuesto esperamos que no, pero hoy es más razonable que alguien pueda tener una cámara, una computadora y hacer maravillas con eso, sin haber estudiado fotografía.

    Maru Natalucci: Hay una cuestión de corazón con la fotografía, es como con las bandas. Capaz que estás escuchando y el chabón le está pifiando a todos los acordes, pero a vos te generó algo y ya está, qué le vas a hacer…

    – ¿Las bandas suelen compartir las coberturas?

    MN: Quizás comparten el álbum una vez, y listo.

    MB: Depende también con quién te metas, y con quién labures, si es gente conocida o si no. Hoy en día también es muy difícil conseguir trabajo de eso, porque las bandas ya de por si se autogestionan ellas mismas y les alcanza para lo justo, igual que a nosotras. Y siempre va a haber alguien que le saque fotos a la banda gratis. Un primo, un tío, otra fotógrafa… Entonces, también es muy difícil conseguir una banda que diga “bueno, chicas, las contratamos como fotógrafas oficiales y cada vez que toquemos, les vamos a dar tanta plata” porque es difícil para ellos, pero igual ayudan a difundir.

    MN: Salvo que uno  resalte mucho del resto y digan “bueno, yo quiero que esa persona saque fotos”, pero bueno, para lograr eso hay que pasar por todo lo anterior.

    – En cuanto al ingreso económico… Aparte de coberturas, ¿hacen otro tipo de fotos, particulares?

    MB: Claro. En un momento, nosotras nos pusimos a hablar. Dijimos “ lo que más nos gusta es la música”, porque nos conocimos en el ambiente de la música, y es lo que más nos llena y lo que más disfrutamos, pero la realidad es que eso no nos da de comer. Ahí fue cuando dijimos “tenemos que abrirnos también a otros lugares”. Son laburos que se disfrutan – algunos sí, otros no, depende -, y realmente son los que te dan un ingreso: hacer books temáticos, books de chicas de quince años, algún que otro video. Si bien somos fotógrafas, siempre te piden video y en la medida en que podemos tratamos de hacerlo. También ocasiones sociales, bautismos por ejemplo, cosas que, por ahí no son lo que más nos gusta, pero hay que hacerlas.

    MN: Igual las disfrutamos bastante. Es como un show, vos ves al bebé, que le están por tirar el agüita y estás atrás tratando de captar el momento.

    MB: De hecho, el primer bautismo que hicimos, nosotras nunca habíamos entrado a una iglesia a ver uno, no sabíamos ni el protocolo, y era estar siguiendo al cura para todos lados, a ver qué hacemos, qué no hacemos y bueno, siempre termina saliendo, de una forma o de otra…

    –  ¿En qué tipo de trabajo les resulta más complicado capturar los momentos?

    MB: En los eventos en vivo, capaz, es una fotografía más documental, de periodismo. Vos sacás lo que está pasando en el momento y no podés planear, no le podés decir al cantante “ponete así, que te voy a sacar”, distinto de los books, que es algo que tiene un armado creativo que corre por cuenta nuestra. Nosotras queremos hacer algo, y tenemos que armar todo el escenario, desde la iluminación hasta qué queremos que haga la modelo, y todas esas cosas, y ahí tenemos un control de la situación. A veces está bueno, y a veces no. A veces no sabemos qué hacer.

    MN: En el escenario, el show transcurre y vos tenés que ir captando las imágenes, en los books las tenés que crear.

    – Hicieron un book de Alicia en el país de las maravillas. ¿La idea fue de ustedes, o fue algo que les pidieron?

    15027868_368835730130127_4557641492655339667_n
    Una de las fotos del álbum de Alicia

    Mirá el álbum de Alicia acá: https://www.facebook.com/pg/produccionesjarana/photos/?tab=album&album_id=368826093464424

    MB: La idea fue nuestra. Lo sorprendente fue que hayamos tenido tantos elementos, porque todo lo que se ve en las fotos es todo lo que hay en mi cocina y en la de Maru. Empezamos a juntar cosas, y de repente teníamos una re mesa armada. Fue muy bueno.

    MN: Y de repente yo tenía una conocida que vivía en una quinta y que cumplía quince y bueno… lo habíamos armado en julio esto en realidad, pero como llovía y hacía frío y no teníamos lugar, se complicaba. Necesitábamos algo verde sí o sí. No lo podíamos hacer de otra forma. El hecho de esperar hizo que fuera mejor.

    –  Recuerdo haber visto hace años una foto donde hay un cuerpo herido – o muerto – y gente alrededor llevando su vida cotidiana como si nada. ¿Qué opinan del rol de este tipo de fotógrafos?

    MB: Hay una foto muy famosa, la de la nena en África con el buitre. Hay toda una película respecto de esa foto y sobre el fotógrafo (que después se suicidó). Plantea esto del rol del reportero gráfico. Como que tenés que estar medio afuera, y a la vez medio adentro, porque en cierta manera te interesa transmitir eso que ves, pero por el otro lado yo creo que tenés que tener la sangre muy fría para poder asumir que tu rol es sacar la foto, y no ayudar a esa persona. Es difícil. Yo en ese sentido, prefiero – si tengo algo que quiero transmitir en mis fotos – armar un montaje y ver de qué manera puedo hacerlo. Con cierta sutileza artística. Por eso hay tantas ramas de la fotografía: cada uno hace lo que quiere y lo que más le interesa.

    MN: Más allá de todo, encima, se te tiene que ocurrir sacar la cámara. Imaginate que choca alguien adelante tuyo, ¿qué vas a hacer? ¿“uh, foto” y buscar el ángulo a ver si se ve, o llamar a la policía o a la ambulancia, ver si está bien?

    jarana-flyer– Es la primer muestra que hacen. ¿Cómo surge la idea?

    MB: Surge más que nada por el curso. A principio de año hicimos un curso de fotografía y fuimos recolectando un montón de fotos y se nos ocurrió que, como las bandas tocan, nosotras podíamos hacer una muestra.

    MN: El profesor nos había dicho que él había hecho un par de exposiciones y se habló esto de hacerlo. Generalmente, en el ambiente del fotógrafo no es tan común, capaz que si vas al Foto Club sí, hay un montón de exposiciones, pero pibes de nuestra edad, y más en Despertándonos, no es muy habitual. Y es lindo también llevar al papel, porque uno siempre lo sube al Facebook, y la gente pasa una foto atrás de otra y al final no vio ninguna, ve algo que impacta, y sigue. Y la idea de compartir un poco con el público.

    MB: Para las bandas también está bueno. Cuando nosotras publicamos la fecha, yo puse “si tenés una banda, pasate, porque por ahí te ves ahí colgado”. Hay fotos de bandas que conocemos, como Murga 5 pal peso. Pero también hay bandas que fuimos y sacamos para practicar, y de repente va un músico y se encuentra con que está su foto ahí en el bar y es como una linda sorpresa en cierto modo. Con las bandas está eso de la difusión recíproca. Nosotras subimos un álbum, ellos nos comparten a nosotras… nos pasó, por ejemplo, que tenemos un álbum de Facebook que es de la murga Cayó La Cabra. En realidad, ellos vinieron de Montevideo a tocar en La Trastienda, y yo fui y les saqué fotos, pero había ido a verlos en realidad. Saqué fotos, las subí a la página, los etiqueté y me agradecieron. Ellos no tienen ni idea de quién soy, y estuvo bueno el gesto de decir que vieron las fotos, compartirlas. Y ya está. Se terminó todo, ¿no? Pero bueno, el acceso a las redes hace que le podamos mostrar el material a quien sea.

    – El 3 inauguran la exposición. ¿Queda permanente o va a estar por un tiempo indeterminado?

    MB: Va a estar todo el mes de diciembre. Quisimos agarrar esta fecha porque es cuando más gente va al bar. Es una inversión para nosotras montarla, imprimir los cuadros y demás, así que la idea es después, si se puede, hacerla rodar por lugares.

    MN: Estamos viendo de hacer unas cositas para que se puedan llevar a modo de souvenir, digamos. Una atención.

    – ¿Diagramar las fotos lleva mucho trabajo?

    MB: Todavía no nos entregaron las impresiones. Optamos porque cada una elija diez fotos, las que le parezcan las diez mejores del año, y una vez que estén los cuadros nos sentaremos a mirar las paredes del bar y ver qué hacer. Con la práctica vamos aprendiendo. Es una época complicada. En junio parecía que el tres de diciembre íbamos a estar re relajadas, pero nos dimos cuenta que no.

    – En la fecha toca Martín Fuente & The Kerusa ¿Por qué una banda en vivo en la inauguración?

    MN: Para mí es como que… estamos mostrando fotos de bandas, y está bueno que toque una banda. La foto en sí no habla, no se mueve… está ahí, colgada. Como con los cuadros: la gente tal vez lo mira de lejos, sin pasar la línea roja, no se acerca tanto a ver qué onda… es muy elitista. Cuando entrás a un museo, te querés matar. Das una vuelta, ves un poco y te vas. Es muy solitario. Habiendo una banda capaz que estás con amigos, ves un poco, chusmeás. Mismo el bar está lleno de músicos, lleno de gente de ese palo. Y bueno, les preguntamos, se recontra coparon, son una masa, de hecho nos propusieron ellos la cuestión de diciembre, para que haya convocatoria y bueno… ese lugar nos gusta mucho y está bueno poder hacerlo ahí.

    MB: Tiene que ver aparte con la interacción. Con romper un poco el estereotipo de museo, de silencio, entro, miro la foto, analizo, y me voy. Para que sea más una unión entre las fotos, las bandas, y la gente. Por ahí, mientras se están comiendo una pizza, miran y vuelven a ver una foto, encuentran algo que no habían visto antes. Queremos que sea más una celebración de fin de año que una muestra. La propuesta de poder hacerlo en un bar tiene que ver con que va cantidad de gente a otras cosas. Capaz que algunos no le dan ni bola, y a otros les llama la atención y las ve. En cambio en un museo estás condenado, por así decirlo, al público del museo que ya es poco.

    15178325_376761796004187_8790235942932611373_n
    Murga 5 Pal Peso en el Teatro Colonial

    –  Para finalizar… ¿Qué es Jarana Producciones?

    MB: ¿Qué es Jarana? Todo empezó, en realidad, como un proyecto de nosotras dos. Las dos amigas, las dos fotógrafas, habíamos tenido una banda antes y decidimos juntarnos. Todos tenemos ese pánico no querer laburar mil horas en una oficina toda la vida, encima no hay nada más lindo que vivir de lo que a uno le gusta.

    MN: Aparte fue lindo porque pasamos un tiempo sin vernos, no sé, un mes, y nos volvimos a ver y resultó que las dos estábamos estudiando fotografía.

    MB: Las dos estudiábamos música y de repente, sin saberlo dejamos y encaramos con fotografía. Encima, su papá y mi papá eran socios cuando eran jóvenes también. Esperemos que nuestro futuro sea mejor que el de ellos (risas). Un día nos juntamos y dijimos “hagamos algo, un proyecto”. Increíblemente lo más difícil fue ponerle nombre, porque todo está inventado. Todo lo que te gusta, está inventado. Después de una tarde de mucho pensar, nació Jarana, que es una palabra copada que incita a algo copado y, de a poquito – hace menos de un año surgió todo esto –, vamos viendo de hacernos un lugarcito para darle fuerza a ese nombre. Por eso, tampoco la muestra lleva el nombre de la fotógrafa. No son de Magu ni Maru: son de Jarana. Es la idea darle una entidad mucho más fuerte al nombre de la productora, y que en algún momento crezca y podamos laburar de esto. Si bien salen laburitos de fotografía, ella tiene su trabajo, y yo tengo el mío. Las dos lo odiamos. Entonces, el sueño, por así decirlo es tener nuestro estudio y poder largar esos laburos. Lo importante es que nos llevamos muy bien porque sería imposible sino.

    MN: En la vida misma somos así, como en Jarana. En el proyecto se visibiliza un poco lo que es uno. Nosotras somos re compañeras, y en la fotografía somos igual. No somos competitivas ni queremos resaltar. Como surge, surge, y nos vamos acomodando.

    Jarana en redes:

    Facebook: /produccionesjarana/
    Twitter: /jaranafotos
    Instagram: /jarana.producciones/
    Youtube: /CanalJarana
    Y una yapa: página web en construcción. 

    Comenta