El humor con fecha en el calendario

    Nadia Benitez
    Redes:

    Nadia Benitez

    Redactora at Corriendo La Voz
    Licenciada en Comunicación Social | Periodista | El staff de #CLV me llama "Pepe" | Manija de la música, sobre todo, el rock | Mafaldista.
    Nadia Benitez
    Redes:

    Subestimar la perspicacia con la que puede manifestarse el humor sería caer en un grave error. Quien es capaz de desatar en otro una sonrisa o mejor aún, una sonora carcajada, conserva una habilidad única que escasea en estos tiempos. Afortunadamente, Argentina puede jactarse de estar muy bien representada en el rubro “humor”. Tanto es así, que el miércoles pasado fue promulgada la Ley 27.100 la cual establece celebrar cada 26 de noviembre el Día Nacional del Humorista en conmemoración del nacimiento de Roberto “el Negro” Fontanarrosa. 

    “No me interesa demasiado la definición que se haga de mí. No aspiro al Nobel de Literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: me cagué de risa con tu libro” (Fontanarrosa).

    Tras ser debatido y aprobado en el Congreso a fines de 2014, finalmente el miércoles pasado, 28 de enero, el Poder Ejecutivo notificó en el Boletín Oficial conmemorar cada 26 de noviembre el “Día Nacional del Humorista”. La elección de esta fecha tiene dos motivos. En primer lugar, el reconocimiento de quienes logran a través de su ingenio convertir la risa en arte. Por otro lado, recordar el natalicio de Roberto Fontanarrosa.

    fontanarrosa“El Negro”, nacido en la ciudad de Rosario en 1944. Fue un artista completo: dibujante, novelista, cuentista y humorista, claro. Tuvo una labor destacada en el humor gráfico de nuestro país que lo convierte hoy en uno de los símbolos de la cultura nacional.  Su producción es distinguida no sólo por la calidez sino por la rapidez y seguridad con la que trazaba sus dibujos.

    Si bien la lista de sus publicaciones es extensa, dentro de su haber hay personajes inolvidables. Todos recordarán al solitario gaucho de la Pampa Inodoro Pereyra y su fiel compañero Mendieta, un perro parlante que acompaña a su amo en las diversas andanzas. Juntos comparten razonamientos y reflexiones sobre la vida. Asimismo, se convertirán en hacedores de célebres frases como “negociemos, Don Inodoro” y “qué lo parió”.

    Inodoro Pereyra cobró éxito por convertirse en una peculiar parodia sobre las idealizaciones que se tenían sobre el guacho, más precisamente, sobre el guacho del Martín Fierro. Otra de las particularidades de esta tira es el tema del lenguaje por el constante juego de palabras que protagoniza Inodoro. De esta forma, Pereyra recibe la visita de distintos extraños en su pobre rancho a quienes aconseja de una forma singular.

    inodoro-2

    Una segunda producción renombrada es “Boogie, el aceitoso”. Se trata de otra tira cómica pero recargada de humor negro. Se presenta como una seria crítica a la mentalidad mercenaria. En este caso, los chistes que abundan son sobre temas como el homicidio, el asesinato, el racismo, el machismo y el armamentismo. La figura protagonista, Boogie, es un asesino estadounidense sin corazón, veterano de la Guerra de Vietnam, que parece sentir absoluto desprecio por todo y todos. 

    No cabe duda de que el humor lo distinguió, pero Fontanarrosa es también conocido por otra de sus facetas: amante hasta los huesos del fútbol. Dedicó gran parte de su obra a captar la esencia de este deporte. El cuento “19 de diciembre” de 1971 es un clásico de la literatura futbolística argentina. Y como buen fanático de la pelota, siempre mostró su simpatía por Rosario Central, el equipo que siguió desde pequeño.

    “Es un homenaje merecidísimo”, aseguró el caricaturista Fernando Sendra en una entrevista con el programa Radiópolis (Radio 2). “Hubo maestros extraordinarios, y creo que “el Negro” es una gran síntesis. Él renovó el humor en el dibujo, en la forma que tenía de hacer la historieta con esos cuadros seriados”, aseveró el creador de “Yo, Matías”.

    Ley 27.100

    La norma, una iniciativa de la diputada Mayra Mendoza, conmemora el nacimiento del humorista gráfico Roberto Fontanarrosa. En ella se delega al Poder Ejecutivo Nacional a “adoptar las medidas necesarias a fin de implementar actividades específicas referidas a la conmemoración” y “realizar la más alta difusión a través de los mecanismos de comunicación oficial”. A su vez, se invita a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires “a disponer actividades en los distintos ámbitos de su competencia con el mismo fin”.

    En estos tiempos belicosos en los que la cotidianidad se empecina con someternos a su rutina, encontrar un momento en el día para distenderse y reír, se volvieron necesarios. El humor astuto como el que supo desplegar el maestro Fontanarrosa en cualquiera de sus matices (negro, irónico, sarcástico) nos divierte pero también nos invita sutilmente a detenernos a reflexionar.

    inodoro-3

    La conmemoración de este día no es más que otro pasito hacia adelante para el crecimiento y la difusión de la cultura nacional. Pero también implica ejercitar la memoria; recordar artistas argentinos como “el Negro” y agasajar un poco a todos aquellos cómicos que hacen día a día del humor un arte.

    Comenta

    Print Friendly, PDF & Email