El Grito del Mundo: esa voz que no pueden callar.

Tatiana Scorciapino

Redactora at Corriendo La Voz
Todo lo que es una feminazi, bruja y abortera.
Tatiana Scorciapino

Adolescencia, estereotipos, estándares de belleza, identidad, amistad, suicidios, son algunos de los tópicos que transitan y atraviesan la obra. El Grito del Mundo es el estallido que nadie puede parar ni esquivar.

El espacio de cultura NoAvestruz, fue el encargado de hospedarnos en la noche palermitana. A las 20.30hs del sábado, el NoA, abrió sus puertas a una apuesta audaz, comprometida y reveladora.

La obra, entre monólogos, música ambiental en vivo y continua interacción con el público, nos invita a reflexionar sobre qué atraviesa la mente de lxs jóvenes y adolescentes en esta época donde la masividad, la deconstrucción y el feminismo se instalan en el cotidiano. El espectáculo dirigido por Alejandra Rubio, cuenta con 13 actores en escena, donde a partir de un excelente aprovechamiento del espacio todo, la obra es desarrollada frente al espectador y entre este, logrando así una integración única con el público.

Ser joven y/o adolescente no es fácil y El Grito del Mundo lo demuestra de manera explícita. Con textos desgarrantes y súmamente bien interpretados, el público logra comprender los dolores y los miedos que son atravesados en esa hormonal etapa de la vida. Uno de los temas más presentes es la presión que sufren los jóvenes por parte de sus padres y la sociedad. Ser flacx, inteligente, exitosx y cumplir con todos los mandatos pre-instalados es una ardua y dolorosa tarea para lxs jóvenes y adolescentes, quienes, en el transcurso de la obra, se ven cada vez más revelados e independientes de los estereotipos.

Otro de los temas de mayor relevancia dentro de la obra, es el feminismo y todo lo que conlleva transitar la vida siendo consciente de lo que implica ser mujer en una sociedad hetero-patriarcal. ‘Mi pollera corta y todo lo que está debajo es mío’ dispara una de las actrices en su monólogo, dando cuenta y exponiendo lo insoportablemente constante que es el acoso callejero hacia las mujeres. La escena nos insita a que usemos nuestro cuerpo como espacio de revolución y salir a combatir el acoso callejero con nuestras polleras cortas y nuestra piel al aire.

El Grito del Mundo

Corriendo La Voz tuvo la oportunidad de entrevistar a su directora, Alejandra Rubio, quién nos comentó cómo fue el proceso de creación.

¿En qué te inspiraste para hacer la obra?

Mi fuente de inspiración es la vida misma, es el transcurso de los días, lo que pasa en la realidad, y en lo cotidiano. Mi cotidiano está rodeado de adolescentes y jóvenes, porque trabajo y me especializo en el entrenamiento de ellos en el teatro, por eso, ellos son mi más grande inspiración en esta obra. Trabajo con una dramaturgia que los identifique, los haga sentir parte y exprese por completo sus sentimientos, sus miedos, sus pasiones, sus dudas y sus formas de pensar.

¿Por qué ‘El Grito del Mundo’?

El nombre ‘El Grito del Mundo, nace por la época en la que estamos transitando. Es un momento en el que el mundo necesita escuchar, todos necesitamos escuchar(nos) y, por sobre todo, escuchar a los adolescentes, que muchas veces necesitan expresar lo que sienten a través de un grito. Es una propuesta que todos tenemos que escuchar, porque habla sobre la vida de cualquier joven. La obra se basa en la necesidad de los jóvenes y adolescentes de ser escuchados, para que dejen de ser oprimidos por la sociedad o sus mismos padres y comiencen a vivir su vida de la forma que ellos deseen. El Grito del Mundo, está atravesado por la realidad, soy una actriz, directora y dramaturga que se caracteriza por estar muy comprometida a nivel social, y más en este momento. Estoy acompañando al colectivo de Actrices Argentinas, trabajando desde nuestro rol, con la necesidad de igualarnos a los derechos de los hombres, de buscar dignidad, respeto, valoración, escucha. Y por sobre todo, de impedir las situaciones de agresión, abuso, violación y acompañar a las compañeras que se animen a denunciar estas actitudes, para poder transformar este mundo, en uno un poco más equitativo.

La propuesta no es una convencional, ¿a qué se debe esto?

La obra está en proceso de investigación, por lo que el público va a asomarse a un boceto de lo que será la presentación oficial formal el año entrante. En un principio, esto es una parte de lo que quiero mostrar el año que viene. En esta, como en el resto de mis puestas en escena, trabajo con impacto visual y emocional, es por eso que incrusto la obra en el público, el escenario. Mis personajes deambulan en todas mis obras y en esta, más que en ninguna. En este caso esta puesta es sumamente importante porque estamos muy cerca del público, lo que permite al artista interactuar desde muy cerca con el espectador y expresarle todo mirándolo a los ojos.

La obra es completamente interpretada por jóvenes y adolescentes, ¿es parte del mensaje que buscás brindar?

Me interesa mucho trabajar con jóvenes y adolescentes, porque lamentablemente existen muy pocas propuestas para ellos. Constantemente busco espacio de encuentro y de búsqueda que son muy sanadores para ellos, en todo sentido, espiritual y personalmente. Trabajo con la necesidad de respetarse, encontrarse y trabajar en equipo, más allá del resultado, darle valoración a la importancia de los procesos. Trabajar con jóvenes y adolescentes te permite acercarte más y aprender cada día un poco más de ellos, lo que ayuda a ser mejor persona, y en mi caso, mejor madre.

El Grito del Mundo, tal como lo dice su título es un llamado de atención a ser escuchados a que esta porción de población que son los jóvenes y adolescentes sean respetados y escuchados y puedan crecer lo más felices libres y dignos posible, para poder enfrentar la otra parte de la vida mejor parados en ella.

 

Ficha técnico artística

Autoría: Alejandra Rubio-
Actúan: Aixa seliman, Bianca Santia, Cata Rosell, Federico Galo, Jana Contessi, Julieta Salomé, Lucero Diacakis, Luisa Güiza, Mery Salgado, Sol Afonso, Sol Rosenberg, Val Scardillo, Vera Carron
Músico en vivo: Joel Carrazana
Dirección: Alejandra Rubio y Tomás Wicz
Comenta

Print Friendly, PDF & Email