#EEUU Millones de mujeres alertas y movilizadas tras la asunción de Trump

CorriendoLaVoz
Redes:

CorriendoLaVoz

CorriendoLaVoz at Corriendo La Voz
Medio de Comunicación Digital | Otra forma de comunicar |
CorriendoLaVoz
Redes:

Las calles de los centros de las ciudades de Estados Unidos fueron colmadas de gente en el marco de la Marcha de las Mujeres (Women’s March). Alrededor de un millón de personas se concentraron en Washington DC y 200 mil salieron a las calles en Oakland, San José y San Francisco del área de la bahía de California, entre otras zonas del país. También se realizaron movilizaciones en decenas de ciudades del mundo solidarizándose con esta manifestación histórica, donde hubo un gran repudio al nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y donde se pronunciaron a favor de la continuidad de los derechos reproductivos, a favor del cuidado del medio ambiente, en contra del racismo, la misoginia y la homolesbotransfobia. Hubo voces de muchas representantes del partido demócrata, pero también dió un discurso anticapitalista, anti heteropatriarcal y anti colonial, la profesora y ex Pantera Negra Angela Davis. Por Lorena Mans desde EE.UU para ANRed

Mujeres de todas las edades, de todos los colores y de diferentes nacionalidades se hicieron presente en la Marcha de las Mujeres en Estados Unidos. Son diversas, porque éste país es así. Mujeres musulmanas, mujeres chicanas, mujeres blancas, mujeres de pueblos originarios, mujeres negras, mujeres latinoamericanas. Lesbianas, mujeres cis, mujeres trans. Muchas iban con sus amigas, otras con sus familias. Niñas que iban por primera vez a una manifestación y mujeres que han salido hace décadas para ganar el aborto legal. Todas estaban presentes y sabían que estaban haciendo historia en el movimiento feminista.

Lo que se vió en la calle difería un poco del acto oficial con sede en Washington. Mientras que en el escenario del evento subían artistas consagradas, senadoras, alcaldesas, congresales del Partido Demócrata y representantes de organizaciones no gubernamentales, en las calles se veía rabia, carteles que no tenían pelos en la lengua, indignación y hasta a veces demostración de que la democracia no es sólamente votar a dos únicos partidos. Uno de los cantos que predominó en la movilización de Oakland, donde hubo 60 mil personas decía “Así es como se ve la democracia”.


5d0e2fdaa81356a772aa4459d6a364-62d1cEl micrófono oficial en Washington pasó por muchas manos que simpatizaban con el Partido Demócrata, en especial con Hillary Clinton y el saliente Presidente Barak Obama. Tuvieron voz demócratas con cargos públicos que han tenido oportunidad de hablar frente a cientos de miles de personas en Washington DC. Los discursos estaban llenos de honras al partido demócrata como el de la referente negra Melanie L. Campbell de National Coalition on Black Civic Participation o el de la legendaria feminista de la segunda ola Gloria Steinem que dijo “líderes como Barak Obama y Michelle Obama están con nosotras. Hillary Clinton le dijo a todo el mundo que los derechos de las mujeres son derechos humanos”.

Pero también se oyó con mucha atención una voz con argumentos claros e indiscutibles que fué la de Angela Davis que comenzó su discurso diciendo: “En un momento difícil de nuestra historia, recordemos que los cientos de miles, las millones de mujeres, de personas trans, hombres y jóvenes que estamos aquí en la Marcha de las Mujeres, representamos a las poderosas fuerzas del cambio que están determinadas para evitar que las culturas moribundas del racismo y del heteropatriarcado se levante de nuevo”.

Davis también manifestó que “Esta es una marcha de mujeres y representa la promesa del feminismo en contra de los poderes perniciosos de la violencia estatal. Un feminismo inclusivo e interseccional que invita a todos-as a unirnos a la resistencia al racismo, a la islamofobia, al antisemitismo, a la misoginia y a la explotación capitalista”.

La comunidad latina fue representada por una niña que subió al escenario con su mamá y su papá indocumentados provenientes de Oaxaca, México. Sophie Cruz, la niña activista nacida en Estados Unidos, se presentó ante el público para dar un discurso en inglés y en español pidiendo que se haga una “cadena de amor para que no se destruyan nuestras familias” y le pidió a otros niños-as en su misma condición de que no tengan miedo porque no están sólos. Sophie se hizo conocida cuando el Papa Francisco fue a Estados Unidos, y ella le entregó una carta durante la procesión que hubo en el 2015 en Washington pidiendo su intervención en la reforma migratoria de EEUU.

La actriz Ashley Judd hizo una performance interpretando un poema de una jóven activista de 19 años de Tennesse llamada Nina Donovan. En una parte el poema dice: “Soy desagradable como mis manchas de sangre en mis sábanas. No nos gusta tirar nuestras bombachas favoritas. Dime, por qué los tampones y las toallitas siguen teniendo impuestos mientras que el Viagra y el Rogaine (un antídoto para la pérdida de cabello masculina) no lo tienen?. ¿Se protege más su erección que las partes de mi feminidad? ¿La mancha de sangre en mis pantalones es más embarazosa que la pérdida de su cabello?”

En el acto de Washington también se habló sobre derechos reproductivos y se advirtió que se iba a denunciar todo recorte presupuestario porque son derechos humanos. Agrupaciones de mujeres de color por los derechos reproductivos y Planned Parenthood, la institución que otorga servicios gratuitos de salud reproductiva, estuvieron presentes. A su vez, la actriz Scarlett Johansson también habló sobre el tema y su experiencia de haber sido una jóven sin cobertura médica que accedió a ella gracias a Planned Parenthood.

Maryum Ali, la hija de Mohamed Alí, llamó a votar al pueblo estadounidense. Recuerden que el voto no es obligatorio. También subieron al escenario las madres de personas negras que fueron asesinadas por la policía de los Estados Unidos por ser negros. Ellas Dijeron “Vamos a continuar peleando”. Cantaron entre otras artistas Alicia Keys y Madonna.

Pero todo este acto no representaba al 100 por ciento el calor de la manifestación popular en las calles principales de las ciudades de Estados Unidos. Cada persona llevaba un cartel con consignas que habían pensado sesudamente previo a la marcha. Otras iban con carteles ya predeterminados. Los carteles también eran diversos y muy ingeniosos. Muchos eran en contra de Trump, otros sobre la caída del patriarcado, otros sobre la defensa de las personas migrantes y muchos sobre el medio ambiente.

De la gente movilizada brotaban cánticos como “No a Trump, no al KKK, no un Estados Unidos Fascista”, “Los derechos de las mujeres son derechos humanos”, “Mi cuerpo, mi elección”, entre otros. Pero también salía de las bocas la palabra “organización”. Y ése es el desafío de la población descontenta de Estados Unidos. Luego de esta marcha, de las movilizaciones el día de la asunción de Trump y el futuro padecer que será éste nuevo gobierno más de derecha, más racista, con un presidente altanero y misógino, ¿cómo se va a organizar la gente?. ¿Acaparará toda la atención como oposición el Partido Demócrata o aparecerá una manera diferente de ver y ejercer la política en Estados Unidos?.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email