#Discos Un remedio para la melancolia

Todavía hay quienes disfrutamos de esa pieza casi olvidada en el mundo de los charts y las playlists de Spotify: los discos. Te presentamos algunas novedades para que sumes a tu biblioteca musical. En esta ocasión repasaremos lo último de Poli y Prietto, Cam Beszkin y MegaFauNa.

Un conjunto de temas -propios o ajenos-, arreglados y ordenados según criterios del artista o grupo, con un arte de tapa, booklet (el librito, en criollo) y en los casos físicos, el olor a imprenta y a plástico que inhalamos orgásmicamente al romper el film.

Sea en el reinventado vinilo, en aquel vestigio noventoso del CD o incluso en formato digital, según el fetiche y el presupuesto de cada melómane, hay quienes disfrutamos de ese trabajo conceptual de un artista; así es que hasta esperamos el lanzamiento de sus trabajos discográficos en formato físico. Pinchemos un poco:

1 – Cam Beszkin – Alien Vol. 1

Cam Beskin es una de las artistas emergentes más poderosas de los últimos años.  Si bien su carrera y sus primeros trabajos discográficos están cumpliendo diez años, puede observarse una etapa de consolidación y mayor difusión a partir del lanzamiento de su disco Enamorar o Morir, grabado en 2015 y editado en 2016. En un formato power dúo junto con Arnaldo Taurel, Beszkin, bajista de formación, entrega crudeza de guitarras y una voz que acompaña la fuerza de sus canciones: no encontraremos en ella el timbre que ya es sello de los indies actuales, sino una que puede cantar con autoridad “ya aprendí a cuidarme sola / por favor no vuelvas por acá / ya me disfruto sola / por favor no vuelvas por acá” como en Adiós, uno de los cortes de difusión del Alien Vol. 1.

El EP cuenta con seis canciones, entre las que encontramos versiones de clásicos tan variados (imposible hablar de simples covers) como Duerme Negrito (popularizada por Atahualpa Yupanqui), Hanging in the Telephone (Blondie), Ella Vendrá (Don Cornelio y la Zona) o Because The Night (Patti Smith y Bruce Springsteen), adaptando no sólo el idioma sino también los toques y el estilo al sello Beszkin. Suerte completa el material, con Sergio Álvarez acompañando en guitarra, quien además fue productor del trabajo.

Si bien el EP se distancia del pulso rock más hi fi que había mostrado Beszkin en Enamorar o Morir, este “experimento”, como lo definió la propia artista (que también puede apreciarse en su registro audiovisual en YouTube), da cuenta de la sonoridad del power dúo que viene reafirmándose junto con Taurel y con el acompañamiento de Álvarez.

2 – Poli y Prietto – Boleros y canciones

En la entrega anterior de #Discos, compartimos “Palmeras”, el adelanto del trabajo en conjunto de Natalia Politano (Sr. Tomate) y Maxi Prietto (Los Espíritus), que finalmente vio la luz a comienzos de este mes. Boleros y canciones viene a sellar en un fino trabajo musical un recorrido que lleva unos cuantos años: las grabaciones que Prietto amontonó en La Última Siesta en 2013, las colaboraciones con Poli en diferentes escenarios y la valoración por parte de ambos de géneros habitualmente desdeñados o ignorados por la escena joven en la que se insertan.

Además de la dedicación en estudio, los arreglos de Charly Pacini al mando de las cuerdas de la Fernández Fierro y la voz tan particular por su aspereza y profundidad, el disco cuenta con las presencias de estelares de nuestra música como Andrés Calamaro (como en esa joyita que es Guitarras Lloren Guitarras) y Gustavo Santaolalla, con un perfil más bajo, a cargo del ronroco en Veinte Años. Entre los clásicos revisitados por el dúo y la orquesta ad hoc, podemos encontrar la ineludible Perfidia, una versión inesperada de El día que me quieras o la infaltable Historia de un amor.

Hasta ahora, Boleros y Canciones, sólo fue lanzado en formato digital. Si leer boleros asociado a dos referentes del under más cercano el rock o lo experimental les suena a pura extravagancia, pueden llevarse una sorpresa. Entre tanto, esperemos que nos mimen, a quienes felices recibimos este disco, con alguna presentación oficial en alguna sala porteña. Estaremos al tanto.

3 – MegaFauNa – Trilogía

El grupo porteño encabezado por la multifacética Jacqui Casais (voz y guitarra, pero también poeta, editora, productora y gestora cultural) fusionó sus tres EP’s publicados hasta el momento: vol. 1: Noches tristes, vol.2: ¿Querés que te cuente un secreto? y vol. 3: Llaga. El producto final: Trilogía.

La separación entre cada volumen no deja de estar presente en la fusión, pero persiste como buena excusa para apreciar diferentes texturas de MegaFauNa. Una sonoridad que coquetea con melodías y distos lo fi, pero equilibra con la voz de una Casais que escapa de ciertos arquetipos vocales del indie. Algún descuidado podría oír alguna reminiscencia a Las Ligas Menores, pero rápidamente encontraría tanto en voces como en la instrumentación (que incluye un sutil pero presente trabajo de sintetizadores), mayores texturas que las disponibles en les liderades por Cartollano.       

Las guitarras y la voz de Noches Tristes nos pueden llevar a una versión 3.0 de Suárez (y ese limbo de un sueño que reza “entonces otra vez qué voy a hacer conmigo / me quiero despertar”), podemos experimentar cierta alegría de pastillas con ¿Querés que te cuente un secreto? (comentario aparte para su intro internacionalista) o el mántra cacofónico “ayer soñé con Janet / ayer lloré con Janet” de El Suicidio Literario de Janet.

La banda se completa con Nicolás Núñez en guitarra, sintes y voz; Ezequiel Sesma en batería;  y Flor Aletta en bajo (y encargada de los artes de tapa de cada EP y de Trilogía). Otra banda para seguir en vivo y descubrir cómo equilibran sus texturas densas con cierta luminosidad de melodías y versos.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email