Redes:

Victoria Fusco

Redactora at Corriendo La Voz
Periodista | Estudiante de la Licenciatura en Comunicación Social (UNLaM) | Apasionada por viajes, recitales y redes sociales | Contacto: fotografia@corriendolavoz.com.ar
Victoria Fusco
Redes:

Desde el Observatorio de Derechos Humanos (ODH) repudiaron el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) que avala el uso de las neopicanas “Taser” por parte de la Policía Metropolitana. Ya en 2010, junto al Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad, habían denunciado que estas armas son un elemento de tortura y que, dependiendo su uso, pueden llegar a causar la muerte. 

El día de la Memoria, la Verdad y la Justicia se acerca y parece que todavía las máximas autoridades del país no entendieron nada. En estos momentos de máxima tensión, que la represión hacia manifestantes y trabajadores despedidos es cosa diaria, el arma “no letal” que causó cientos de muertes en Estados Unidos y en Europa (según informes de organismos Internacionales) podrá ser utilizada por la policía que se creó para funcionar como una fuerza de choque.

En el comunicado que difundió ODH expresan que desde 2010 hubo 3 sentencias, de 2 instancias diferentes, en las que se acordó que las pistolas eléctricas Taser X26 son peligrosas, debido a que descarga 50.000 voltios en vacío, y 400 sobre una persona. Pero recién en 2015, en otro fallo de alto contenido político, el Tribunal Superior de la Ciudad falló a favor del Gobierno de la Ciudad, permitiendo a la Metropolitana salir con “elementos de tortura” a la calle.

¿Cómo se llegó a están instancia?

Hace un año el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad avaló y legitimó la adquisición de las armas con el argumento de que aún no se habían puesto en práctica. Sin embargo, el ex subsecretario de promoción de Derechos Humanos Carlos Pisoni presentó un recurso de queja ante el máximo tribunal, en el que manifestaba la peligrosidad de las pistolas eléctricas ya que “comprometían sus derechos personales -y de los habitantes de la ciudad- a la vida, la salud y la integridad física”

Pero la novedad es que el 2 de marzo pasado, la Corte Suprema desestimó por “prematuro”, el recurso expuesto en abril de 2015 por el querellante Pisoni, quién contaba con el apoyo de Amnistía Internacional, Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, HIJOS, el CELS y la APDH.

“Sorprende que la Corte haya dado a conocer el fallo a su agencia de noticias antes que a las partes. También resulta absolutamente desafortunado que esa agencia (CIJ) haya editorializado la noticia sobre el fallo, indicando que la Corte evaluó que nuestro planteo resultó “prematuro”, cuando ese análisis no surge de ningún párrafo de la sentencia”, declaró el Observatorio de Derechos Humanos.

la

Informes internacionales

La empresa norteamericana que fabrica las Taser confirmó que un disparo provoca la inmovilización repentina durante cinco segundos. Los datos numéricos son fuertes: la víctima sufre 19 contracciones por segundo en los grupos musculares y el cuerpo queda quieto por 10 minutos. Por otra parte, la electricidad se transmite, aunque la descarga se haga sobre la ropa y el alcance de los policías va de los cuatro a los diez metros, ya que desde más lejos no se puede tirar.

Los efectos secundarios de su uso son la incapacidad para mantener el equilibrio, que puede ocasionar cortes y fracturas (por la caída al piso al sufrir la descarga o por no poder levantarse). También, puede dar convulsiones, dañar la piel y los músculos y si el disparo va al corazón, podría causar lesiones coronarias severas, que llevan a un paro cardíaco. Si esto no es tortura… ¿La tortura dónde está?

“Al menos 43 personas murieron en 25 estados tras recibir descargas de armas Taser a manos de la policía estadounidense, con lo que el total de fallecidos en esas circunstancias desde 2001 se elevó a al menos 670. La mayoría de las víctimas no iban armadas ni parecían representar una amenaza de muerte o lesión grave cuando se recurrió al arma Taser”, reveló el Informe 2015/2016 de Amnistía Internacional.

Asimismo, el Comité de la ONU contra la Tortura sostuvo que este tipo de pistolas “constituyen una forma de tortura” e invitó a los Estados a que “consideren abandonar su uso”. Además de EEUU, las manejan fuerzas de seguridad de Colombia, Brasil, México, Reino Unido y Francia.

Represión para todos y todas

En una nota realizada el año pasado por Corriendo La Voz, advertíamos que “el historial de represión por parte de la Policía Metropolitana es amplio. Desde golpear cartoneros (en mayo de 2015), “disipar” violentamente movilizaciones, y, también, (¿cómo olvidarlo?) agredir a médicos y pacientes del Borda en diferentes oportunidades, esta “nueva” fuerza de seguridad pareciera basar su sustento en generar más violencia, en lugar de controlarla”.

Como también los violentos desalojos a la Sala Alberdi, el Parque Indoamericano, el Barrio Papa Francisco, los manteros en Liniers. La idea no es repetir el listado oscuro que tiene la policía creada en 2008, sino darnos cuenta que más armas no nos van a dar seguridad. Más de uno festejará el regreso de las neopicanas, sin embargo, los organismos de Derechos Humanos se presentarán ante instancias internacionales para ponerle un freno a esta situación.

Fuentes:

Comunicado Completo: http://www.anred.org/spip.php?breve11569
Informe: http://www.amnistia.org.ar/sites/all/themes/template_ai/air201516.pdf
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-293788-2016-03-04.html

Comenta

Print Friendly, PDF & Email
Compartir