#Literatura Distopías: Orwell versus Huxley

    Diego Scarpati
    Redes:

    Diego Scarpati

    Redactor at Corriendo La Voz
    Redactor de Cultura y Lado Nerd.
    Autor y Guionista Freelance.
    Cuervo. Fan del cine, el teatro, la cerveza artesanal, la coctelería y Batman.
    Contacto: diego@corriendolavoz.com.ar
    Diego Scarpati
    Redes:

    Preparándonos para las agobiantes temperaturas de inminente arribo nos zambullimos en la previa de la literatura estival con dos textos clásicos que reflejan el Control de la Clase Dominante en el marco de un orden Mundial: 1984 de George Orwell y Un mundo feliz de Aldous Huxley. Dos novelas cortas donde más allá de la trama se destaca el complejo universo que crearon los autores.   

    ‘Un mundo feliz’ (Brave new world
    Autor: Aldous Huxley 
    Primera publicación: 1932 

    huxley

    Sinopsis:
    En un mundo futurista regido por un gran Estado Mundial la sociedad ha experimentado un desarrollo tecnológico en materia reproductiva, controlando y acondicionando a los individuos desde su nacimiento. Se logró erradicar la guerra y la pobreza y todos viven en un estado permanente de felicidad impulsado por el entretenimiento y el consumismo. Paradójicamente se alcanza este nivel eliminando otras tantas virtudes de la humanidad: el arte, la filosofía, la religión, la literatura, el concepto de familia, el amor y algunos aspectos de la ciencia.

    Los dos personajes principales son Bernard Marx y Lenina, ambos trabajan en el Laboratorio de Incubación y Acondicionamiento y presentan puntos de vista opuestos de esta sociedad, siendo ella una ciudadana “ejemplar” y Bernard una persona más cuestionadora, inconformista, casi un inadaptado social. Ambos toman unos días de descanso en una reserva salvaje (donde habitan pueblos originarios manteniendo las costumbres de la humanidad fuera del Nuevo Orden). Aquí conocen al otro protagonista: John, El Salvaje, quien es hijo de un ciudadano del mundo civilizado, un error en los rigurosos métodos anticonceptivos. Este creció con las costumbres de la tribu donde habita pero con las enseñanzas de su madre, que pertenece a la civilización.

    Bernard le propone a John llevarlo con él a Londres (al mundo moderno) donde se produce el choque cultural cuando comienza a explorar los logros y fracasos de esta sociedad, o como él la llama “Mundo feliz”.

    Universo:
    El mundo se configuró en un gran Estado Mundial con casi todos los ciudadanos bajo su absoluto control, dejando fuera algunas zonas de muy bajos recursos económicos o reservas de salvajes. Se habla de la Era Fordiana, por su Dios Henry Ford.

    Existen 5 categorías de población. De la más inteligente a la más estúpida: los Alfa (la elite), los Betas (los ejecutantes), los Gammas (los empleados subalternos), los Deltas y los Epsilones (destinados a trabajos pesados.) Las personas de diferentes castas están condicionadas para ser felices a su manera y no se resienten con las demás castas. Sin embargo, al mismo tiempo, todos los miembros de la sociedad son instruidos de forma repetitiva con la idea de que todos son igualmente importantes en la sociedad.

    Entre las formas de entretenimiento se encuentran algunos deportes como el tenis superficial o el golf electromagnético. El Cine sensible, que permite al espectador experimentar las mismas sensaciones que el protagonista del film. Distintos dispositivos musicales: cajas de música sintéticaórganos de esencias y órganos de color. El producto más interesante es sin duda el Soma, una droga sintética que puede administrarse en tabletas o inhalarse: su función es la de relajar, sirve para olvidarse de todos los problemas, para ser “feliz”.

    ‘1984’ (Nineteen Eighty-Four
    Autor: George Orwell
    Primera publicación: 1949 

    1984-george-orwell

    Sinopsis:
    Tras varios años trabajando en una sección del Ministerio de la Verdad donde se encarga de “retocar la historia” Winston Smith va tomando conciencia de la gran farsa detrás del Partido que controla el gobierno. Mientras trata de evadir la omnipresente vigilancia del Gran Hermano comienza una clandestina relación amorosa con Julia, una joven del Partido que también comparte su rechazo por el régimen.

    Paralelamente a su relación creen haberse acercado a La Hermandad (una supuesta organización de Resistencia) el cual les provee de El Libro, un texto prohibido que explica las estrategias de manipulación del Partido.

    Posteriormente descubrirán que esa organización es un eslabón de la cadena de control del Partido, una simple herramienta para descubrir traidores a la causa. De aquí en más el trabajo cae en manos de la Policía del Pensamiento.  

    Universo:
    El mundo se divide en tres súper potencias: Oceanía (donde transcurre la acción), Eurasia y Asia Oriental. Oceanía está controlada por el “Partido Único” y básicamente su población se divide en tres: los miembros “externos” del Partido Único, los miembros del Consejo dirigente, o círculo interior del partido, y una masa de gente a la que el Partido mantiene pobre y entretenida para que no puedan ni quieran rebelarse; el proletariado.

    Lo Miembros externos, es de alguna manera la mano de obra del partido, la burocracia del aparato estatal. Viven bajo un control asfixiante y la propaganda partidaria que les impide elaborar un pensamiento crítico propio. Continuamente deben formar parte de actos políticos donde se da rienda suelta al fanatismo para demostrar suficiente fidelidad y adhesión a la causa nacional y rechazo a los traidores.

    El Gran Hermano, la encarnación de los ideales del partido, es el gran contralor a través deTelepantallas dispersadas por todos lados para controlar a la población las 24 hs. La Policía del Pensamiento es la encargada de detener a cualquiera que cometa un Crimental: se considera un grave delito el sólo hecho de pensar alguna idea que pueda ser contraria al Partido. Estos últimos términos pertenecen a la llamada Neolengua, que constantemente va mutando (lo que no forma parte de la lengua, no puede ser pensado).  

    Básicamente el estado manipula la información (tienen al Ministerio de la verdad que se encarga de eso, desde destruir todo tipo de publicación hasta eliminar los antecedentes y la existencia de una persona), realiza una vigilancia masiva y represión social y política. Y para los traidores existe la Habitación 101, un cuarto de tortura personalizada.

    El punto en común: El Control Totalitario de la Sociedad 

    Tanto Huxley como Orwell construyen en sus obras un nuevo orden mundial donde prevalece el Control de la clase Dominante a través de distintos métodos. En los dos casos existe un control absoluto sobre las libertades individuales, la prohibición de aquellos elementos que puedan desestabilizar ese orden (las consecuencias de poder pensar y razonar) y los castigos para aquellos que osaron salir de este esquema.

    Ilustración de Romilustraciones - @Romilustracions
    Ilustración de Romilustraciones – @Romilustracions

    EL CONTROL:

    • 1984: a través de un Gobierno totalitario controlando a cada habitante las 24 hs (aquí nace el concepto del “Gran Hermano” Big Brother) y una estructura de Medios de Propaganda que no sólo comunica lo que “El Partido” quiere y necesita, sino que omite y literalmente borra de la historia aquellos hechos no convenientes.
    • Un mundo feliz: Como primera medida los individuos son controlados desde su creación, la cual es a través de ingeniería genética (está prohibida la reproducción biológica); son divididos en castas según sus aptitudes físicas y mentales y cada quien tiene asignado una labor en esta sociedad. Luego el control viene con lo material y el consumismo: prácticas de juegos colectivos, “música sintética”, “cine sensorial”, viajes y la posibilidad de tener un ilimitado número de parejas sexuales sin experimentar algún reparo emocional por eso. Los sentimientos negativos son eliminados con el “Soma” una droga que básicamente produce felicidad.

    Realidad Vs Ficción

    El debate que suele presentarse es hasta qué punto los autores acertaron con los conceptos que vaticinaban en sus obras. En una primera instancia puede afirmarse que el universo que describe Huxley es mucho más fantástico. En este sentido Orwell plasmó en sus páginas una estructura de poder totalitario más realista, y no es casual, puesto que se trata un libro escrito en la posguerra, incluyendo elementos propios de la propaganda Nazi.

    Pero más allá del propio universo, quien se acercó más a una estructura de control aplicada en la actualidad fue Huxley. Sencillamente por lo siguiente:

    • Para Orwell:
      El control se basa en la eliminación de las libertades individuales. Por ejemplo a través de vigilancia constante, las prohibiciones, el racionamiento de los productos de primera necesidad  y la manipulación de la información.
    • Para Huxley:
      En cambio, el control se logra brindándole al individuo una libertad artificial, dicho de otra manera, una sensación de que es libre cuando en realidad solo pertenece a un sistema manipulador. Por ejemplo: el fomento del consumismo, el entretenimiento, “vivir el presente”, el desinterés en el acceso a la información y el impulso del individualismo.     

    Los Libros:

    • Orwell temía que censuraran libros
    • Huxley temía que no hubiera ninguna razón para censurar libros, porque no habría nadie que leyera ninguno.

    Acceso a la información:

    • Orwell temía que se nos privara de la información
    • Huxley temía el exceso de la información y por consiguiente una reducción a la pasividad

    Sociedad:

    • Orwell temía que la sociedad sea cautiva, completamente vigilada.
    • Huxley temía que nos convirtiéramos en una sociedad trivial, preocupada por cuestiones banales.   

    Para cerrar: En 1984 el control llega a través del dolor. En Un mundo feliz el control se logra a través del placer.

    Al dejar de lado aquellos aspectos vinculados puramente a la Ciencia Ficción, ambos han tenido aciertos respecto a su visión de la sociedad moderna. Las clases dominantes entendieron que “los extremos no son buenos” por eso hoy en día somos parte de una sociedad occidental que tiene un poco de ambas visiones: el entretenimiento y la vigilancia; ambas eso sí, como forma de control.     

    Fuente: Stuart McMillen 

    Comenta

    Print Friendly, PDF & Email