Cuando el Cannabis es la solución

Juan Pablo Paz
Redes:

Juan Pablo Paz

Redactor at Corriendo La Voz
Redactor en Corriendo la voz | Periodista | Contacto: juanpablo@corriendolavoz.com.ar
Juan Pablo Paz
Redes:

Latest posts by Juan Pablo Paz (see all)

Detuvieron y allanaron en Ezeiza la casa de una mujer por cultivar y preparar aceite medicinal de cannabis. Marco legal en Argentina, la lucha de Mamá Cultiva y las políticas de un Estado que va por el camino de la criminalización.

En el marco de un episodio por demás confuso Adriana Funaro, cultivadora y activista por los derechos de los usuarios de cannabis, fue detenida en su casa en Ezeiza. El mismo vecino que realizó la denuncia de manera anónima se presentó en el momento del allanamiento, sacó un arma de fuego y disparó un tiro al piso para luego jactarse de tener “contactos con el intendente” de Ezeiza y el ex ministro de seguridad bonaerense Alejandro Granados. A pesar de los vecinos que presenciaron este hecho, la policía no detuvo al denunciante puesto que ellos “no escucharon el disparo”.

Adriana es usuaria medicinal debido a la artrosis que padece. Desde hace dos años cultiva en su casa aunque no es la primera vez que se cruza con el accionar irregular de la policía. En abril de 2012 fue víctima de un robo: le robaron sus plantas. Ante este hecho, y quizás por la desesperación de perder aquello que la ayudaba a paliar los dolores causados por la artrosis, realizó la denuncia. Media hora después dos policías llamaron a su puerta y se presentaron de la siguiente manera: “Mi compañero es nuevo y quiere hablar. Lo convencí de que no dijera nada, pero quiere 900 pesos para callarse”. 

16807264_10154327591517592_2303967384615455096_n
Adriana junto a su hija en el patio de su casa.

Contra todo pronóstico, Adriana continuó con el cultivo y siguió ayudando a los padres de aquellos niños que necesitan del aceite de cannabis para tratar diversas patologías. Fueron estos mismos padres quienes se presentaron durante el último allanamiento para exigir que no se lleven detenida. En total, fueron secuestradas 36 plantas, algunas semillas y goteros de aceite medicinal.

¿Qué es Mamá Cultiva?   

“Somos una fundación sin fines de lucro que tiene por objeto agrupar a madres de niños con epilepsia refractaria, cáncer y otras patologías que no han encontrado una mejoría con la medicina tradicional; buscando impulsar el uso de resina de cannabis, atendiendo a los maravillosos resultados que esta terapia ha logrado. MamáCultiva está vinculada a Fundación Daya en una sinergia colaborativa que intenta entregar apoyo a todas las familias que lo requieran”, de esta manera se presenta Mamá Cultiva en su sitio web.

¿Qué es la epilepsia refractaria?

La epilepsia es una enfermedad que se desencadena a nivel neuronal y puede llegar a producir entre 400 y 700 convulsiones por día. En miles de casos, los niños que padecen este tipo de epilepsia no han encontrado en la farmacopea tradicional una solución, reduciendo drásticamente su expectativa de vida.

12523842_1081160825258912_6721131919583687246_nSin embargo, desde hace algunos años con los diversos extractos naturales de la planta de cannabis y sus más de cien de componentes activos, se han podido desarrollar distintos tratamientos que reducen de manera considerable las convulsiones diarias. Precisamente por ser refractaria es lo que hace más peligrosa a este tipo de epilepsia, puesto que va adquiriendo tolerancia a los distintos tipos de aceite de cannabis, por lo que el cultivo es sumamente necesario a la hora de generar variedad.

A estas madres que necesitan del extracto de cannabis, el Estado no sólo no les provee estos medicamentos sino que cuando ellas mismas se quieren proveer las persigue y criminaliza por querer salvar la vida de sus hijos. Todo esto se puede computar en una violación flagrante de los derechos humanos tanto de las madres como de los hijos.

¿Qué dice la Ley Argentina?

El Ley N° 23.737,  sancionada el 21 de septiembre de 1989 y promulgada de hecho el 10 de Octubre 1989, a su vez modificada en 2009 debido a lo que se llamó el “Fallo Arriola” establece que, “Será reprimido con prisión de uno a seis años y multa de trescientos a seis mil australes el que tuviere en su poder estupefacientes. La pena será de un mes a dos años de prisión cuando, por su escasa cantidad y demás circunstancias, surgiere inequívocamente que la tenencia es para uso personal”.

16387346_1404692846239040_8837802140433767566_n¿Cuánto es para consumo personal? ¿Quién determina si por un porro en el bolsillo o una planta en el patio alguien es imputable? De esta manera se sigue criminalizando a los usuarios y dejándolos a merced de la buena o mala voluntad que tenga el juez de turno. Además, claro, del shock familiar producido por el atropello policial al que son expuestos, la marginación y el prejuicio que caerán sobre aquel que sea allanado.

“Legalizar la marihuana sería un problema, no una solución”, fueron las palabras de Presidente Mauricio Macri al ser consultado ante un posible debate sobre la regulación del uso medicinal del cannabis. Las mismas medidas políticas que se han tomado a nivel mundial y que son de carácter prohibicionista encara la Argentina: persecución y encarcelación a los usuarios, además de repartir balas a quienes producen.

Estas medidas que ya han fallado a nivel mundial también dejaron como consecuencia el aumento del consumo año a año, el aumento de los daños por consumo, así como el aumento de la corrupción política y policial además, finalmente, el aumento del narcotráfico.

Como todos los años, durante el mes de mayo, se realiza la Marcha Mundial de la Marihuana, en la última participaron más de 170 mil personas en  19 ciudades de Argentina, entre ellas, Buenos Aires, Mar Del Plata, Rosario y Bariloche. El debate por la despenalización, aunque sea para uso medicinal recién comienza y casos como el de Adriana Funaro, que actualmente se encuentra con prisión domiciliaria, y las miles de historias que atraviesan la gesta de Mamá Cultiva llegaron para reforzar el debate.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email