#Crónica Once Tiros y su Bunker en Palermo

Gonzalo López Ghiglieri

Gonzalo López Ghiglieri

Periodista especializado en deportes - Hincha del Rojo y ricotero - Voces y güiro en Puro Deskarte. Del Rock y la cumbia. Del fútbol y el fernet.
Gonzalo López Ghiglieri

La baja temperatura que azotó a la Ciudad de Buenos Aires el sábado por la noche, no impidió que la gente esté predispuesta a acercarse al barrio de Palermo para disfrutar una velada de rock. Once Tiros presentó Bunker, su último trabajo de estudio. El recinto elegido para ésta celebración fue Niceto Club, que lució una sala colmada para recibir a los uruguayos. 

La banda liderada por Pablo Silvera no fue la única en hacer sonar sus acordes. Otros oriundos de Montevideo se hicieron presentes para calentar el escenario: Trotsky Vengarán repasó toda su discografía y captaron una gran respuesta del público, que ingresó temprano especialmente por ellos.  Con Mala Semilla emprendieron su lista de temas. Banderas de Nacional y Peñarol lucían como estandarte, mientras Guillermo Peluffo -voz líder- aprovechaba para agradecer la invitación de los Once Tiros y arengaba a la gente de una forma especial: “Despiértense, aplaudan, hagan algo”, claramente de una forma irónica, ya que los espectadores presentes coreaban y saltaban en cada una de sus canciones.

“En las buenas y en las malas mucho más, la banda nunca te va a abandonar”  sonaba desde la letra de Detrás del arco, para generar un agite especialmente pensado para dejar a punto el ambiente. El final estuvo a la altura de las circunstancias;  Historias sin terminar se interpretó para “todos nuestros amigos” y Noche de rock hizo delirar a un Niceto que ya se encontraba totalmente lleno.

18643866_10203091671130120_1448221576_n

Pasadas las 21.30, las luces se volvieron a apagar para dar paso al plato principal de la noche. Las proyecciones desde el escenario se encendieron, y Los Tiros se mostraron para comenzar la presentación oficial de su nueva placa discográfica en Buenos Aires. Cada vez más dio rienda suelta a su show, seguida de Boom Baby

“Y ahora sabe que no está solo en la ciudad” se coreó alto en Lágrima Azul, mientras que Look Cool se tapó de voces al canto de “tiene en su billetera todo lo que desea”

El camino del show fue excelente, viajando desde las canciones más longevas hasta las recién sacadas del horno devenido en estudio de grabación. 

“Estamos muy agradecidos chiquilines, hemos dejado atrás algunas diferencias y hoy unimos a uruguayos y argentinos”, expresó Pablo  antes de que suene Que sería de míLo más valioso de este tramo del show fue la canción homónima, presentada como “un tema retro”. El gran pogo de la noche palermitana apareció con los primeros fraseos de Tu Postura: “y tu postura cuál es? Tener algo de humildad, saber decir si está bien, saber decir si está mal”, hizo agitar a casi toda la sala.

18624821_10203091671290124_841527047_n

“Olé, olé, olé, Trotsky, Trotsky” fue el cántico dedicado a la banda que abrió de gran forma la noche de Once Tiros en Niceto Club. También hubo palabras de agradecimiento para ellos, “sus hermanos de Trotsky Vengarán”

En seguida, Gente Detergente sobresaltó la emoción del público, convirtiendo a la canción incluida en Imán (2011) en una de las más cantadas y sentidasLuego de Maldición, llegó el momento de invitar a algunos amigos, y el grupo AFC de Hip Hop uruguayo se mostró en escena para interpretar La Fragua: “Se siente la música presente, tiembla todo el continente” para que la gente acompañe con las manos en alto. 

Desde la pantalla de proyección se vislumbró un espiral para seguir la temática de la canción Hipercentro, de su último disco BunkerAntes de finalizar el show, el agradecimiento esta vez fue más profundo:

“Nos hacen sentir vivos, vamos a venir más seguido”.

Las palabras de Pablo Silvera calaron hondo para un desenlace acorde a la fiesta charrúa vivida en Palermo. Nos dijimos todo, tuvo lugar adornando la puesta en escena con gran cantidad de chicas subidas en andas.

Batalla sin luz puso fin a una velada rockera llena de power. Once Tiros volvió a demostrar su vigencia en Argentina y confirmó la fidelidad de su público. Remarcaron la importancia de mantenerse unidos para seguir por el mismo camino. Lo cierto es que el frío que invadió a la Ciudad  fue mitigado por el calor promulgado por uruguayos y argentinos unidos y en el bunker ni se sintió.

Fotogaleria a cargo de Moro del Valle

 

Comenta

Print Friendly, PDF & Email