#Cronica Los Waffles volvieron y todo sigue igual (de mal)

Juan Agustin Maraggi

Juan Agustin Maraggi

Editor de Análisis Político y Social en #Corriendo La Voz | Colaborador en Revista Mascaró | Estudiante de Sociología en la Universidad de Buenos Aires
Juan Agustin Maraggi

Este sábado, en un lugar por Villa Crespo, volvieron a tocar Los Waffles en la primera reunión luego de su polémica separación. La fecha, organizada con la excusa de presentar un disco en vivo editado en 2016, también contó con los shows de Paltax y Funerales y un nutrido grupo de ferias. Enterate todo acá.

En el año 2016 y muy poco antes de su separación, Los Waffles registraron un recital en el Espacio Cultural Mi Casa. La obra se tituló “Eso que dicen de mi es verdad” y salió de manera póstuma. La presentación del mismo -en cassette- sirvió como oportunidad para ver en vivo una de las bandas del garage punk que más da para hablar.

El sábado, el lugar indicado para tocar se llenó rápido. El evento, organizado por Poco Proporcional y Revolution Discos Ediciones contó con la presencia de muchas ferias; discos, cassettes, vinilos, zines, remeras y algo de comida vegana. Un popurrí que suele caracterizar estas fechas.

Las Paltax fueron las primeras en tomar la posta. La energía de esas pibas es incontenible. En un repertorio que retomó temas de su álbum ‘Grandes Éxitos II’ junto a canciones como ‘Ella come caca y llora’ y ‘Yo por vos’ que vienen presentando en sus últimos shows. A esto le sumaron algunos temas nuevos, y algunos que dijeron no haber tocado antes. No nos quedó bien en claro cuál era nuevo y cuál no habían tocado, pero si que si alguien quiere escuchar bandas  que rompen todas las imposiciones, deberían arrancar por acá.

Después de un intervalo para cargar energías y comprar unas cervezas, fue el turno de Funerales. ¿Qué podemos decir de la banda que no se haya dicho ya en este medio? Si no prendieron fuego todo el barrio con su set, estuvieron cerca. La travesía, que arrancó con ‘No, no’ de su primer EP (2014) recorrió sus dos discos y se basó, sobre todo, en canciones de su última placa, Posqueer (2017). No abandonaron el set sin dejarnos antes sus clásicos ‘¿Qué pasa con las pibax?’ y ‘Con mis amigos no’. Pablo Sonix, su cantante, todavía debe estar recobrando energías de correr de un lado a otro en el círculo entre los instrumentos y el público mientras cantaba.

Llegó el turno esperado. Los Waffles se empezaban a acercar al micrófono y el público se apretó un poco más. Si ustedes fueron ayer pensando que el tiempo que pasó desde la separación los iba a hacer tocar bien, o los conocieron después de su ruptura por el mito que generaron o bandcamp, fueron engañados. Los Waffles suenan como una mierda y eso es hermoso. Sus primeros temas fueron desastrosos y no se escuchó la voz. Mandioca, su cantante, estiró los brazos ante el pogo y bromeó sobre el tema; “estamos mejor que nunca”.

Poco le importaba al público si se entendía qué tema era o no, si se escuchaba o no. La banda fue la reina del lo-fi y demostró que la fiesta está lejos de ser por un sonido limpio. Al finalizar ‘Pepe’, tema que dio inicio al show re-encuentro, el “hace calor Mandioca” del público -que busca incentivar al cantante a desnudarse- no faltó.

Un intento de cortar el recital antes, un debate sobre qué tema tocar en el momento, todo eso sucedió. Y si no hubiera pasado, estaríamos dudando si realmente fue un show digno de Los Waffles. No faltaron ‘1ro de Mayo’ y ‘Cucsifae’, siendo el punto más alto el siempre emblemático y clásico ‘Novio Freelance’.

‘Te necesito’ cerró la noche con una adrenalina, para ellos y quienes estábamos en el público, irrepetible. Para la próxima vuelta de la banda (suponemos que en 2019) y si quieren descargar toda la furia y ser parte de la fiesta, les recomendaría ir viendo cómo conseguir la dirección del lugar donde se haga. Y no, Mandioca no se desnudó por completo.

PH Nico Avelluto

 

Comenta

Print Friendly, PDF & Email